domingo, 12 de enero de 2014

El hombre sin pasado - Lee Jeong-beom (2010)

Título original - Ajeossi (The Man from Nowhere)
Año - 2010
Duración - 119 min.
País - Corea del Sur
Director - Lee Jeong-beom
Guión - Lee Jeong-beom
Música - Shim Hyun-jeong
Fotografía - Lee Tae-yoon
Productora - Cinema Service
Montaje - Timo Linnasalo
Escenografía - Markku Pätilä, Jukka Salmi
Vestuario - Outi Harjupatana
Género - Thriller, Acción
Reparto - Won Bin, Kim Sae-ron, Kim Tae-hoon, Kim Hee-won, Kim Tae-hoon, Kim Hee-won, Kim Sung-oh, Thanayong Wongtrakul, Lee Jong-pil
Web Oficial - http://ajussi2011.jp/


Lee Jeong-beom guioniza y dirige esta excelente muestra de como debe hacerse hoy día una buena película de acción. Una muy grata sorpresa en un genero donde todo parece hecho pero que con películas como esta promete seguir dándonos muchas alegrías. ¿Quien dijo que ya no se hacían películas de acción con buenos guiones? Este es magnifico.


Tae-Sik (Won Bin), un ex-agente, es ahora el propietario de una casa de empeños en la que vive totalmente apartado del mundo exterior. Lo mas parecido a una relación con otra persona, es la que tiene con So-Mi (Kim Sae-ron), una niña que siempre anda por allí. Todo se complicara cuando unos mafiosos van a por la madre de la niña, una prostituta que les ha robado droga, y confunden a Tae-Sik con un camello.

El cine coreano bebe de fuentes difíciles de entender en muchos casos por los occidentales. Tiene otro ritmo, otra manera de encarar a los personajes, de desarrollarlos. Pero si hablamos de Lee Jeong-beom nos encontramos con un estilo propio totalmente definido, con una capacidad de contar historias mil veces vistas de una forma única. Claros ejemplos son las componentes de la llamada "Trilogía de la venganza": "Simpaty for Mr. vengeance", "Old boy" y "Simpaty for lady vengeance", la original "Soy un cyborg" o la mas reciente "Stoker".

En esta que hoy nos ocupa encontramos un trabajo que comienza de una forma pausada, casi melancólica, pero que poco a poco se desata convirtiéndose en un torbellino de acción y emociones devastador. Jamas decae en todo su metraje, lo que no le impide cuidar los detalles con mimo. Las escenas de acción están excelentemente filmadas, su variedad es increíble y su originalidad única. Pero lo que sobresale por encima de todo es la magnifica fotografía y el trabajo tras la cámara. Algunos planos son sencillamente geniales, como suele ocurrir cada vez con mas frecuencia en el cine coreano.

Los actores tienen un nivel excelente, destacando sobre todo el protagonista (Won Bin) y a la niña (Kim Sae-ron). Cada personaje esta perfectamente desarrollado, desde el protagonista hasta el último de los actores secundarios. Los detalles son los que hacen a este trabajo diferente, los que lo hacen único.


Este es uno de los mejores ejemplos para poder explicar que lo importante no es solo la historia que se cuenta, sino la forma de contarla. Sin duda estamos ante una producción que no solo gustará a los seguidores del cine de acción, sino también a los que buscan algo mas que el típico cachitas repartiendo mamporros por doquier. Una grata sorpresa de un cine, el coreano, del que cada vez sorprende menos la calidad de sus películas. Otro cine es posible.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...