sábado, 15 de febrero de 2014

Canibal - Manuel Martín Cuenca (2013)

cartel, póster, carátula, canibalTítulo original - Caníbal
Año - 2013
Duración - 116 min.
País - España
Director - Manuel Martín Cuenca
Guión - Manuel Martín Cuenca, Alejandro Hernández a partir de la novela de Humberto Arenal
Fotografía - Pau Esteve Birba
Productora - Coproducción España-Rumanía-Rusia-Francia; La Loma Blanca / Mod Producciones / CTB Film Company / Libra Film / Luminor
Género - Drama, Thriller psicológico
Reparto - Antonio de la Torre, Olimpia Melinte, María Alfonsa Rosso, Manolo Solo, Delphine Tempels, Joaquín Núñez, Yolanda Serrano, Gregory Brossard
Web Oficial - http://golem.es/canibal/


Manuel Martín Cuenca nos regala este curioso retrato de un psicopata embutido en la piel de una persona de lo mas normal. Una mirada fría, diferente y tremendamente contemplativa, no apta para impacientes ni para espectadores ávidos de violencia extrema y ritmo acelerado. Un trabajo muy diferente a lo habitual, a la hora de contar la historia de un depredador de este tipo.

caníbal, cine, escenas,

Carlos es un sastre ejemplar. Desarrolla su trabajo en Granada y lleva una existencia monótona, vive solo y basa su vida exclusivamente en su trabajo y en su único divertimento, la gastronomía. Ademas de su madre, las únicas mujeres que forman parte de su mundo son las desconocidas a las que asesina, para convertirlas en la base de su plato preferido, la carne humana.

director, martín, cuenca, cineSon innumerables las películas que intentan retratar al psicópata de apariencia normal que, con una vida aparentemente de lo mas vulgar, habitan impunemente entre nosotros. Pero 'Canibal' nos plantea esta cuestión de una forma poco vista con anterioridad. Simplemente convierte al espectador en testigo de la lucha continua que el criminal tiene por encontrar algo de sentido en su ruin vida.

Para ello nos muestra su vida cotidiana de una forma de lo mas simple. Elige un momento de su historia y, a partir de el, nos enseña como avanza su vida, sus costumbres, su soledad, su carencia de motivaciones, su extremada falta de sentimientos y moral. Todo ello sin darnos la mas mínima explicación de que causaron sus traumas ni de las causas por las que llegó a convertirse en el monstruo que es. Pero ademas, tan solo somos testigos de como Carlos avanza hasta lo que para el es otra más de sus costumbres, sin llegar a mostrarnos como asesina a sus victimas o las descuartiza, quedando todo ello relegado a nuestra imaginación.

Hay que destacar tres cosas que sobresalen claramente en la película: la excelente fotografía de Pau Esteve Birba, merecedora del único Goya logrado por 'Canibal' y el premio en el festival de San Sebastian. La forma en la que retrata una tierra tan hermosa como Granada es magnífica. También es digna de admiración la excelente dirección de Martín Cuenca, consiguiendo algunas escenas memorables y haciendo un uso de la cámara magistral. Y por supuesto, el excelente trabajo de Antonio de la Torre, un actor que ya no sorprende prácticamente a nadie y que en esta ocasión basa su interpretación en la falta total de expresividad de su personaje, realizando un trabajo verdaderamente destacable.



actores, actor, actriz, cine, canibal

Pero como no es oro todo lo que reluce, pasemos a ver que sería mejorable: sus principales problemas vienen del guión. El ritmo, aunque creado conscientemente por el director, resultará excesivamente lento para la mayoría de los espectadores. En casi dos horas de película no asistimos a cambios destacables, echándose en falta algún que otro giro y cambio en su ritmo que diese algo de vida al conjunto. Los diálogos son muy escasos, lo que no sería un problema excesivamente grande, sino fuera acrecentado por su falta de contenido intelectual. En su mayoría resultan bastante anodinos. Por último se echa de menos cierta comunión entre sus dos protagonistas, ya que aunque el trabajo de Antonio de la Torre es magistral y el de Olimpia Melinte resulta bastante correcto, no se procesan química alguna, desluciendo esto bastante el resultado final.

En consecuencia, tenemos una película en la que las imágenes son las verdaderas protagonistas, relegando a los diálogos a un papel secundario, donde destacan las interpretaciones y todos los apartados técnicos. Lastima que deje la sensación de poder haber sido mucho mejor, si el guion diera un par de guiños mas al espectador y el ritmo variase en algunos momentos. Aun así, un trabajo totalmente recomendable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...