martes, 29 de julio de 2014

El doctor Frankenstein - James Whale (1931)

* Título original - Frankenstein
* Año - 1931
* Duración - 71 min.
* País - Estados Unidos
* Director - James Whale
* Guión - Garret Ford y Francis Edward Faragoh basado en la novela de Mary Shelley
* Música - David Brockman
* Fotografía - Arthur Edeson
* Maquillaje - Jack P. Pierce
* Montaje - Clarence Kolster
* Escenografía Herman Rosse
* Género - Terror, Ciencia ficción
* Productora - Universal Pictures
* Reparto - Boris Karloff, Colin Clive, Mae Clarke, John Boles, Edward van Sloan, Dwight Frye, Frederick Kerr


James Whale fue el director encargado de llevar a la gran pantalla por primera vez al famoso monstruo ideado por Mary Shelley en su novela 'Frankenstein o el moderno Prometeo' y que fue producida por Universal Pictures. Una película de culto que creó escuela en su época y de la que se han hecho innumerables versiones con el paso del tiempo, aunque todas a la sombra de esta maravilla, a la que los escasos medios de la época no le restan ni una pizca de valor.


Sinopsis: El Dr. Henry Frankenstein (Colin Clive) está a punto de casarse con su prometida, Elizabeth (Mae Clarke), pero su trabajo lo obsesiona de tal manera que no puede dejarlo de lado. Tras sus fantásticos avances en la universidad, se ve obligado a abandonarla para proseguir con sus experimentos. En un viejo molino, y con la ayuda de el jorobado Fritz (Dwight Frye), se dispone a devolver la vida al cuerpo de un cadáver al que pondrá el cerebro de un recién fallecido robado. Lo que no imagina es que por un terrible accidente, dicho cerebro pertenecía a un peligroso criminal.

El director:  James Whale comenzó en el mundo del teatro donde en 1928 se le ofreció la oportunidad de dirigir dos pases de la entonces desconocida obra de Robert Cedric Sherriff 'Lo que queda del día', protagonizada por un poco conocido Laurence Olivier. Tras su enorme triunfo siguió interpretándose en el West End con Colin Clive en el papel protagonista, mas tarde en Broadway, y por último realizó una versión para el cine en Hollywood (1930), con la que debutaba en la gran pantalla.

En su obra destacan las películas de terror por encima de todas las demás, siendo el responsable del fulgurante inicio de los estudios Universal en los años 30, gracias a 'El doctor Frankenstein' (1931),  'El hombre invisible' (1933) y 'La novia de Frankenstein' (1935). Ademas hay que agradecerle que lanzase al estrellato a profesionales de la talla de Claude Rains, Boris Karloff, Colin Clive, Gloria Stuart y Elsa Lanchester, por poner algunos ejemplos. Algunos eran conocidos suyos de Inglaterra y fueron elegidos por el mismo para interpretar los papeles.

Del resto de su filmografía destaca la adaptación de un famoso musical con el nombre de 'Show Boat' (1936) y 'El Hombre de la máscara de hierro' (1939), aunque el trío de películas anteriormente mencionadas son las que lo han hecho pasar a la historia del cine con letras mayúsculas. Como curiosidad deciros que Whale es el protagonista de la novela de Christopher Bram 'El Padre de Frankenstein', en la que se basó la película 'Dioses y monstruos' dirigida por Bill Condon en 1998. Una buena oportunidad de conocer algo mejor la vida de un director al que el cine de terror le debe mucho.

La película: Hay que comenzar aclarando que la película 'El doctor Frankenstein', no está directamente basada en la novela 'Frankenstein o el moderno Prometeo' de Mary Shelley como muchos piensan. Universal Pictures decidió hacer una película de terror basada en la novela de Shelley, pero en vez de adaptar directamente el libro adquirió los derechos de una obra de teatro realizada por Peggy Webling, que estaba a su vez inspirada en la novela y que fue la base real para el guion que realizaron Francis Edward Faragoh y Garrett Fort.

A día de hoy, puede parecer descabellada la afirmación de que fue una pionera en su época, pero es algo que nadie puede negar. Su aspecto la hace parecerse a las películas realizadas en los 40, gracias al enorme trabajo de su director, el cual introduce por primera vez el movimiento en la cámara, algo inimaginable hasta entonces. El montaje de Clarence Kolster es revolucionario y muy adelantado a su tiempo, al igual que la magnífica fotografía de Arthur Edeson, basada en el expresionismo alemán y que juega constantemente con la iluminación y las sombras en unos escenarios cuidadosamente elegidos. El uso de planos laterales, superiores e inferiores es otra de las características destacable en ella. La música, aún sin acreditar en la película, constituye otro de los aciertos de la misma y corre a cargo de David Brockman, estando compuesta por breves fragmentos que acentúan cada situación convenientemente, sobre todo cuando el clímax de la película lo requiere.

Pero como en casi todas las producciones en el mundo del cine, este trabajo pudo ser muy diferente si se hubieran dado otras cirscunstancias. Para dirigirlo se pensó en George Melford y en Robert Florey, siendo finalmente elegido James Whale. Para protagonizarlo se le ofreció el papel de la criatura a Bela Lugosi, quien había protagonizado recientemente 'Drácula' (1931), pero que lo rechazó (gracias a Dios) por carecer de diálogos y no parecer el, debido a la enorme cantidad de maquillaje que tendría que soportar. En su lugar actuó un casi desconocido Boris Karloff que borda el papel. Para interpretar a Elizabeth se pensó en Bette Davis, pero finalmente fue Mae Clarke la elegida.


La caracterización del monstruo corrió a cargo de Jack Pierce, que dedicaba cerca de cuatro horas de trabajo para lograr la apariencia de la criatura. Para reforzar su realismo se usaban varios trucos que facilitaron su labor, como la elección de ropa harapienta de menor talla que la suya, botas especiales para aumentar su tamaño y puntales metálicos para potenciar su andar deambulante. En lo que no se ponen de acuerdo es en la autoría de la creación del monstruo, dándosela algunos al director James Whale y otros a Jack Pierce.

La historia trata infinidad de temas diferentes como la inocencia, el conocimiento de la diferencia entre el bien y el mal, el rechazo, los límites de la ciencia, la lucha del hombre por vencer a la muerte y otras muchas cuestiones que no vamos a enumerar porque la lista es enorme. Ademas tenemos la supuesta maldad de la criatura, algo que se presupone por el error a la hora de robar su cerebro pero que no queda demostrada en la cinta. Como curiosidad comentar que la escena de la niña fue censurada en la mayoría de paises donde fue proyectada.

Conclusión: 'El doctor Frankenstein' cumple 83 años, por lo que si nos ponemos a mirarla con lupa, encontraremos multitud de fallos que achacarle, pero no debemos olvidar que fue una obra innovadora que encumbró a su director y a parte del reparto que la componen. Su valor es mucho mayor que el que su calidad representa y sigue mereciendo la pena verla, aunque solo sea para disfrutar de una de las mejores caracterizaciones que se han hecho de un monstruo en la historia del cine. Inolvidable para los que crecimos asombrándonos con este tipo de trabajos y aún disfrutamos revisionándola de vez en cuando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...