jueves, 11 de septiembre de 2014

Moliere en bicicleta - Philippe Le Guay (2013)

Moliere, Philippe, Guay* Título original -Alceste à bicyclette
* Año - 2013
* Duración - 104 min.
* País - Francia
* Director - Philippe Le Guay
* Guión - Philippe Le Guay
* Música - Jorge Arriagada
* Fotografía - Jean-Claude Larrieu
Montaje - Monica Coleman
Producción - Anne-Dominique Toussaint
* Productora - France 2 Cinéma / Les Films des Tournelles / Pathé
* Género - Comedia, Drama
* Reparto - Fabrice Luchini, Lambert Wilson, Maya Sansa, Camille Japy, Ged Marlon, Stephan Wojtowicz, Josiane Stoléru, Philippe Du Janerand, Annie Mercier, Christine Murillo, Patrick Bonnel


Philippe Le Guay escribe y dirige esta comedia dramática sobre el teatro y sus principales protagonistas, los actores, que brilla con bastante intensidad cuando se impone la parte dramática a la cómica. Un trabajo poco recomendable si te encuentras entre los que se aburren con el cine francés, pero que sin llegar a ser una obra maestra, me ha hecho pasar un buen rato. El trabajo mas ameno y amable que he presenciado sobre el mundo del teatro, aunque ese sea a la vez su principal problema y virtud.

Moliere, Philippe, Guay

Sinopsis: Gauthier Valence (Lambert Wilson) es un actor de enorme éxito gracias a su interpretación de un doctor en una serie de televisión, pero tiene la intención de montar una obra de teatro, 'El misántropo' de Molière. Para que la interprete junto a el ha elegido a Serge Tanneur (Fabrice Luchini), un actor que decidió dejar el mundo de la interpretación tres años atrás, para retirarse a la tranquila isla de Ré. Tras su negativa inicial, Serge propone a Gauthier realizar cinco días de ensayos para saber si realmente quiere participar y darle una respuesta definitiva.

El director: Philippe Le Guay es un guionista y director francés nacido en París. Se ha prodigado en varios géneros, pero con el que mas ha repetido, ha sido con la comedia.

Moliere, Philippe, GuaySu primer trabajo data de 1989, 'Les deux Fragonard', una historia romántica sobre como el pintor Jean-Honoré Fragonard se enamora de una de sus modelos; en 1995 dirige 'L'année Juliette', sobre un joven que regresa en un vuelo y al que espera su novia en el aeropuerto; en 2001 fue 'Trois huit', un drama inspirado en una historia real que trata el problema de la intimidación moral hacia el trabajador en ciertas empresas; 'Le coût de la vie' (2003) fue su siguiente trabajo, una comedia con varias historias que se cruzan;

De 2006 es la primera de ellas que he visto, 'De un día para otro', donde regresa a la comedia para contarnos la historia de un hombre al que tras salirle siempre todo mal, le cambia la suerte de un día para otro; en 2006 vería la luz su siguiente trabajo, 'Las chicas de la sexta planta', una nueva comedia muy españolizada con Fabrice Luchini, Natalia Verbeke, Carmen Maura, Lola Dueñas, etc... trata sobre un grupo de españolas que en los años 60 emigraron a Francia para trabajar como criadas en casas de familias acomodadas; en 2011 realizó la película para televisión 'V comme Vian', un drama sobre parte de la vida de Boris Vian y participa en 'Telegramas visuales', un documental donde 30 realizadores de distintas partes del mundo nos ofrecen un cortometraje de 2 minutos cada uno, dedicados al medio ambiente y a mover nuestras conciencias.

La película: 'Moliere en bicicleta' me ha dejado un sabor agridulce difícil de explicar. Por un lado he pasado un buen rato con dos grandes actores frente a frente, a los que es una delicia ver recitar versos alejandrinos de 'El misántropo' de Moliere, admirándose y odiándose en partes iguales, pero por otro he asistido a una gran oportunidad perdida de hacer una película realmente grande, de esas que uno recuerda de por vida. ¿que cuales son los motivos? pues principalmente su irregular guión en el que hay ciertos momentos con diálogos que sobran, al igual que algunos personajes de relleno, como por ejemplo la actriz porno, que no acabo de entender para que aparecen ni el porqué. Por otro lado, y aunque en parte es comprensible, está esa apariencia de comedieta francesa que, en mi modesta opinión, no acaba de funcionar del todo en este caso. Te mantiene gran parte del trabajo con media sonrisa en la cara, pero a la larga resta valor al producto, algo que comprobaremos cuando veamos sus magníficos últimos minutos, que si que están a la altura de las grandes obras del cine.

Y decía que es en parte comprensible si partimos de la idea de que el realizador ha intentado amenizar un trabajo que trata un tema que en otras ocasiones ha resultado insípido para muchos espectadores, el mundo del teatro y la dificultad de lidiar con actores, pero para conseguirlo debería haber cuidado mucho mas el guión y haberse ahorrado ciertas escenas que, aún resultando curiosas, están metidas con calzador (la pelea con el taxista, o la del jacuzzi, por ejemplo), además de algunos personajes insustanciales que poco aportan.

Moliere, Philippe, Guay

Sin embargo cuando la obra se pone seria, asistimos a grandes minutos de cine, algo por lo que en la balanza final he de decantarme por recomendar su visionado. De ello tienen gran parte de culpa sus dos protagonistas, un Fabrice Luchini esplendido, al que conocía de 'Las chicas de la sexta planta', una comedia recomendable y, sobre todo, de la magnífica 'En la casa', donde el director galo François Ozon mezcla drama e intriga para ofrecernos una película con un excelente guión, que les recomiendo no perderse. Junto a el encontramos a Lambert Wilson, al que vimos en la segunda y tercera entrega de la innovadora 'Matrix', ambas de 2003, 'Un plan brillante' (2007) o 'De Dioses y hombres' (2010), entre otras. Juntos hacen vibrar la pantalla realizando un combate de genialidad y egos incontrolables que me recuerda, siempre salvando las distancias, al que protagonizaban Michael Caine y Laurence Olivier en la magistral 'La huella', de la que os dejo su reseña. El resto parece que pasaban por allí y dejaron su escueta contribución, destacando algo mas que el resto la italiana Maya Sansa, mas por la repercusión que tiene su personaje en la historia que por lo escueto que resulta en ella.

Del resto hay que destacar la fotografía de Jean-Claude Larrieu, que nos deja hermosas imágenes de los paisajes de la bella isla de Ré, un paraíso de tiempo inhóspito donde esconderte mientras dura la temporada baja y no hay turistas que la inunden. También destaca la música de Jorge Arriagada, en la que destacan dos hermosos temas por encima de todo, 'Il mondo' y 'La bicyclette'.

Conclusión: Esta es una de esas películas que no pasarán a la historia como una de las mejores de este arte, pero que hay que calificar de recomendable por varios motivos que he mencionado antes. Lo mejor de ella es el duelo entre sus dos protagonistas y lo peor sus altibajos en el guión y su fallido, aunque ameno a veces, sentido del humor. Un buen entretenimiento para los amantes del cine francés y el teatro, que podría haber llegado al olimpo del cine si se hubiese afrontado de una forma mas seria, o al menos, con un humor mas ácido y efectivo. Lo que no podemos negar es que es cine francés, y para bien o para mal, resulta único en su especie. Bon appetit.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...