domingo, 21 de septiembre de 2014

Tucker & Dale contra el mal - Eli Craig (2010)

Tucker, Dale, Craig* Título original - Tucker & Dale vs Evil
* Año - 2010
* Duración - 89 min.
* País - Canadá
* Director - Eli Craig
* Guión - Morgan Jurgenson, Eli Craig
* Música - Mike Shields
* Fotografía - David Geddes
* Montaje - Bridget Durnford
* Producción - Morgan Jurgenson, Albert Klychak, Rosanne Miliken y Deepak Nayar
* Productora - Eden Rock Media / Looby Lou / Reliance Motion Picture Company / Urban Island
* Género - Terror, Comedia
* Reparto - Tyler Labine, Alan Tudyk, Katrina Bowden, Jesse Moss, Philip Granger, Brandon Jay McLaren, Christie Laing, Chelan Simmons, Travis Nelson, Alex Arsenault, Adam Beauchesne


Eli Craig es el responsable de esta extraña mezcla entre un Slasher con adolescentes al uso y una comedia negra que parodia mediante una infinidad de tópicos propios del género, las lamentables producciones que últimamente llegan a las pantallas. Original y muy divertida hasta que a su guionista se le funden los plomos y la remata de una forma algo torpe, que le resta varios puntos a la nota final evitando que se convierta en un clásico. Aún así, merece la pena dedicarle hora y media. Sus dos protagonistas y un sentido del humor muy efectivo lo merecen.

Tucker, Dale, Craig

Sinopsis: Un grupo de adolescentes se dirige a un bosque para realizar una acampada cuando se cruzan con dos pueblerinos que se dirigen a una cabaña que han comprado para convertirla en su casa de vacaciones, a los que creen dos psicópatas del estilo de los que salen en las películas de terror. Un terrible malentendido convertirá, lo que parecían ser unas tranquilas vacaciones, en una lucha por sobrevivir entre los adolescentes y nuestros dos bonachones amigos.

Tucker, Dale, CraigEl director: Eli Craig comenzó en el mundo del cine como actor, participando en trabajos como 'Deal of a Lifetime' una comedia romántica de Paul Levine (1999), 'Carrie 2: La Ira' la secuela de la popular película basada en el superventas de Stephen King de 1976 dirigida por Katt Shea en 1999 y 'Space Cowboys' dirigida por Clint Eastwood (si no es su peor película está entre ellas), en el 2000.

Ha participado en varios cortometrajes con diferentes roles. En 'Intertwined Lives (2003), un corto documental, ejerció de editor; En 2004 produjo 'Art Thief Musical!', un corto musical; en 'The Elephant's Egg' (2004) ejerce de productor asociado; en 2004 escribió el guión y dirigió 'The Tao of Pong', una comedia donde vemos una parodia de Karate Kid en el mundo del Ping-Pong; en 'Racer Number 9' (2005) volvió a ejercer como actor: en 2006 produjo 'Fast Money'.

Tras 'Tucker & Dale contra el mal', película que hoy nos ocupa, dirigió un episodio de la serie estadounidense de la cadena ABC 'Cinco Hermanos' y en 2013 dirigió el piloto de la serie 'Zombieland', la que aspiraba a ser una serie basada en la película del mismo nombre de Ruben Fleisher (2009), pero tras la mala acogida y las duras críticas que recibió se quedó en eso, solo un proyecto.

La película: Cuando comienzas a disfrutar 'Tucker & Dale contra el mal', te sumerges en uno de los productos mas originales y de los que mas me han hecho reír en los últimos tiempos, algo que les aseguro que no es nada sencillo, ya que aunque me encanta el cine de humor, soy bastante selectivo con el.

La originalidad de su propuesta, de apariencia inicial de un Slasher al uso, con sus adolescentes alocados dirigiéndose a una zona inhóspita de camping, que rápidamente se torna en una comedia negra donde se cambian los roles típicos de este tipo de productos, es todo un acierto que derrocha un sentido del humor sumamente eficaz. Un verdadero soplo de aire fresco para un subgénero muy maltratado últimamente que tubo su mejor expresión con productos como Evil Dead (Sam Raimi, 1981) o Braindead (Peter Jackson, 1992), pero que recientemente solo da dolores de cabeza. Pero incomprensiblemente, cuando uno lleva unos 50 o 55 minutos disfrutando de un trabajo que, aún sin destacar especialmente en la mayoría de las facetas, si que se presenta como un producto muy sólido, a Morgan Jurgenson y Eli Craig (autores del guión de la película) se les acaban las ideas y, tras un giro poco afortunado, pierden el norte de una forma penosa, además de desaparecer su magnífico humor de forma brusca e incomprensible, cerrando la película de forma poco afortunada. Debían de tener prisas por acabar porque sino no se comprende.

Tucker, Dale, Craig

Una verdadera lastima porque hasta el momento era un trabajo que merecía un ocho de puntuación. Gran parte de este mérito recae en los dos entrañables protagonistas de la película, Tyler Labine ('Invasión', 'Reaper' y 'El origen del planeta de los simios') que interpreta a Dale, un bonachón incapaz de hacerle daño ni a una mosca que siempre sigue a su colega Tucker, interpretado por Alan Tudyk ('Un funeral de muerte', 'Cuestión de Pelotas' y 'Yo, Robot'), la cabeza pensante del grupo que luce su misma ingenuidad. Ambos son el alma de este trabajo y nos regalan la mayoría de las escenas cómicas de el. En el bando de los adolescente destacan la hermosa Katrina Bowden que interpreta a Allison, la involuntaria desencadenante de la masacre, Chelan Simmons en el papel de Chloe, la típica rubia sin celebro pero con otros atributos que corre de aquí para allá en zapatos de plataforma, Chelan Simmons como Chloe, el nauseabundo líder del grupo y Alex Arsenault como Todd, el único que planta algo de cara al anterior.

En cuanto a los apartados técnicos, el nivel general es normalito, comenzando por la dirección de Eli Craig al que le falta metraje y experiencia aunque apunte buenas maneras, continuando con la escueta fotografía de David Geddes, el montaje de Bridget Durnford o la música de Mike Shields. Ninguno de ellos destaca en exceso aunque tampoco den mucho la nota. Comentaros que este trabajo ganó el premio como Mejor película (Sección "Panorama") en el Festival de Sitges de 2010.

Conclusión: 'Tucker & Dale contra el mal' es una excelente opción para pasar un buen rato y echarte unas risas. Su original propuesta, la forma en que parodia a los manidos slashers de hoy día y sus dos protagonistas, bien merecen que les dediquemos hora y media de nuestro tiempo, mas si cabe tras ver la calidad de las comedias que inundan las carteleras constantemente. Lastima ese tramo final donde pierde su razón de ser para volverse aburrida y convencional. No está el género como para perderse esta, no les quepa la menor duda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...