lunes, 20 de octubre de 2014

En la casa - François Ozon (2012)

casa, François, OzonTítulo original - Dans la maison
Año - 2012
Duración - 105 min.
País - Francia
Director - François Ozon
Guión - François Ozon (Obra: Juan Mayorga)
Música - Philippe Rombi
Fotografía - Jérôme Alméras
Productora - Mandarin Cinéma / Mars Films / France 2 Cinéma / Foz / Canal + / Ciné + / France Telévisions / Cofimage 23 / Palatine Étoile 9
Reparto - Fabrice Luchini, Ernst Umhauer, Kristin Scott Thomas, Emmanuelle Seigner, Diana Stewart, Denis Ménochet, Jean-François Balmer, Fabrice Colson, Bastien Ughetto, Stéphanie Campion, Yolande Moreau
Género - Drama, Intriga
Web Oficial - http://www.danslamaison-lefilm.com/


Creo que no es muy descabellado decir que este es uno de esos trabajos que pongo por ejemplo cuando alguien me pregunta por mi fascinación por el cine. Y es que esta es una de esas películas que te deja varios días dándole vueltas a la cabeza, por los múltiples temas que toca, por la gran cantidad de detalles que merece la pena recordar y razonar.

casa, François, Ozon

Sinopsis: El film relata como en la vida de un profesor de literatura francesa desencantado irrumpe uno de sus alumnos, uno de los que siguen la clase desde la ultima fila, con una forma de escribir poco frecuente. Tras su inicial sorpresa el profesor anima a su alumno a seguir escribiendo y este va reflejando en cada uno de los capítulos que entrega su fascinación por la familia de uno de sus compañeros. El profesor comenta cada relato con su compañera y ambos se sumergen poco a poco en una trama donde es difícil distinguir entre realidad y ficción.

El director: El director de cine francés François Ozon entró en 1990 , tras diplomarse en estudios cinematográficos, en La Fémis (Escuela de Cine de París),  en el área de realización. Allí realizó numerosos cortometrajes en super 8, vídeo, 16mm y 35mm, haciéndose un hueco poco a poco en el circuito de festivales internacionales, donde alcanzó cierto nombre a nivel internacional. El corto 'Action Vérité' marcó el comienzo de su colaboración con la sociedad 'Fidélité Productions'.

casa, François, OzonSus películas suelen caracterizarse por poseer un humor ingenioso y satírico, además de divulgar un peculiar punto de vista sobre la sexualidad humana. Tiene un estilo muy particular que lo diferencia de la mayoría de realizadores, por lo que han llegado a llamarle el 'Almodóvar' francés, el 'Varda' masculino o el 'Chaplin' de la no comedia.

En su filmografía encontramos los cortometrajes 'Les doigts dans le ventre' (1988), 'Foto de familia' (1988), 'Mes parents un jour d'ete' (1990), 'Victor' (1993), 'Une rose entre nous' (1994), 'Action vérité' (1994), 'La petite mort' (1995), 'El vestido de verano' (1996), 'X2000' y 'Scènes de lit' (ambos de 1998) además del mediometraje 'Mirando al mar' (1997). En ellos se observa como poco a poco ha ido forjando un estilo muy característico que lo distingue. Su primer largometraje fue 'Sitcom' (Comedia de situación) (1998), que fue presentado en la sección oficial de la Semana Internacional de la Crítica, en el festival de Cannes de 1998.

A partir de ahí nos ha dejado varios largometrajes: 'Amantes criminales' (1998), 'Gotas de agua sobre piedras calientes' (2000), 'Bajo la arena' (2000), '8 mujeres' (2002), 'Swimming Pool' (La piscina) (2003), '5x2' (Cinco veces dos) (2004), 'El tiempo que queda' (2005), 'El tiempo que queda' (2005), 'Ricky' (2009), 'Mi refugio' (Le refuge) (2009), 'Potiche, mujeres al poder' (2010), las recientes 'Joven y bonita' (2013) y 'Una nueva amiga' (2014), además del que en mi opinión es hasta la fecha su trabajo mas completo, 'En la casa', la que hoy nos ocupa.

La película: Si tuviera que comparar 'En la casa' con algún producto similar para que se hagan una leve idea de como es, estaría en un verdadero aprieto, ya que me resultaría extremadamente difícil encontrar un ejemplo conocido. Y es que esas es una de las grandes virtudes de este trabajo del director galo, su capacidad de reunir varios géneros en un mismo producto con una suavidad que hace que el espectador flote entre ellos de una manera placida, por lo que buscar una comparación con el es poco menos que misión imposible.

Cuando comienzas a verla y asistes a la presentación de un profesor asqueado por el nivel intelectual y de compromiso de sus alumnos, de forma sobria pero con cierto aire burlesco que flota en el ambiente, como en toda comedia francesa al uso ocurre, nunca puedes imaginar la riqueza del relato que estás a punto de presenciar. Porque detrás de esa comedia ligera que creemos tener ante nuestros ojos, se esconde uno de los mejores guiones que un servidor ha tenido el placer de disfrutar en los últimos tiempos, y eso es mucho decir. El trabajo que realiza el propio Ozon adaptando la obra de Juan Mayorga es sencillamente magistral, aún sin haberme leído la obra, ni poder juzgar su fidelidad a ella, hay que alabar como respeta al espectador en todo momento, tomándolo como lo que es, un ser habido de algo nuevo que descubrir, de algo interesante que presenciar, exactamente igual que le ocurre a nuestro profesor en la historia.

casa, François, Ozon

La elección de los actores también es excelente y en ello influye tanto la riqueza de los personajes que interpretan como su habilidad para desarrollar unos diálogos brillantes, difíciles de encontrar en el cine de hoy día. Tanto los protagonistas como los secundarios lo bordan, siendo prácticamente imposible encontrar alguno que desentone. Desde Fabrice Luchini y Kristin Scott Thomas, como el matrimonio Germain, los habidos lectores que aguardan día a día el nuevo relato de Claude Garcia (Ernst Umhauer), un estudiante con un talento innato para escribir pero con unas intenciones poco claras en relación con la familia Artole, con la que su relación será protagonista de sus relatos, y que está compuesta por Emmanuelle Seigner como Esther (la madre), Denis Ménochet como Rapha (el padre) y Bastien Ughetto como Rapha (el hijo y compañero de Claude).

Otro de los grandes aciertos a la hora de crear la película es la alta carga psicológica que el trabajo desprende, presentándonos a sus personajes como seres complejos con sus virtudes y defectos, haciéndonos participes en cierta forma de el juicio moral al que su creador los somete constantemente y haciéndonos dudar en muchos momentos de que si lo que estamos presenciando es la realidad o solo lo que quien nos la cuenta imagina.  Todo este complejo conjunto, es utilizado por el director para exponernos todas las miserias del ser humano, la necesidad que tenemos todos de romper con la rutina, la búsqueda constante de retos que no encontramos en nuestras aburridas rutinas, los límites morales a los que nos enfrentamos en el momento que lo que deseamos choca frontalmente con lo correcto y, por encima de todo, el bien y el daño que una mente privilegiada puede causar en los mortales que lo rodean.

Conclusión: En definitiva una pequeña obra maestra en la que la comedia y el drama conviven perfectamente y donde se hace una suave critica sobre multitud de aspectos que rigen nuestras vidas. Verla es descubrir el pequeño voyeur que habita en cada ser humano, la curiosidad que forma parte de nosotros . No lo duden mas y disfrútenla, no se arrepentirán.


2 comentarios:

  1. Tengo unas ganas inmensas de ver esta película. En cuanto la vea, la comentamos.

    Hace poco pude disfrutar de otra de las películas del director Francois Ozon, en el festival de San Sebastián: Une Nouvelle Amie. Me encantó. Pásate por mi crítica, a ver que te parece: http://ensuper8.blogspot.com.es/2014/10/en-proyeccion-une-nouvelle-amie.html

    Gran crítica por cierto. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que así sea. Me pasaré por tu blog, no te quepa duda. Un saludo

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...