miércoles, 22 de octubre de 2014

Pinceladas de clásicos del terror: 'Phantasma' - Don Coscarelli (1979)

Phantasma, Don, Coscarelli* Título original - Phantasm
* Año - 1979
* Duración - 89 min.
* País - Estados Unidos
* Director - Don Coscarelli
* Guión - Don Coscarelli
* Música - Fred Myrow y Malcolm Seagrave
* Fotografía - Don Coscarelli
* Montaje - Don Coscarelli
* Producción - Don Coscarelli
* Productora - New Breed Productions
* Género - Terror. Ciencia ficción
* Reparto - A. Michael Baldwin, Angus Scrimm, Bill Thornbury, Reggie Bannister, Kathy Lester, Terrie Kalbus


Jamas se le hubiera pasado por la cabeza al bueno de Don Coscarelli que su película 'Phantasma', en la que tuvo que encargarse de escribir el guión, la fotografía, el montaje, co-producirla y, por supuesto dirigirla, llegaría a tener la repercusión que consiguió, llegando ha realizarse tres secuelas de ella. Un producto de serie B, con fallos que rozan el ridículo en ocasiones, pero con unas señas de identidad propias alejadas de lo cánones establecidos y con una banda sonora que ha pasado a la historia. Pura historia del género.

Phantasma, Don, Coscarelli

Sinopsis: Mike (A. Michael Baldwin) es un joven que acaba de perder a sus padres y sigue al único familiar que le queda, su hermano Jody (Bill Thornbury), a todas partes sin que lo vea, por temor a que este se marche y lo abandone. Mientras que Jody asiste al funeral de un buen amigo, Mike los observa de lejos con sus prismáticos, pero al finalizar el funeral observa aterrado como un hombre muy alto (Angus Scrimm) es capaz de levantar el solo el ataúd y meterlo en un coche fúnebre. Desde ese momento intentará convencer a su hermano de que algo va mal, para poder descubrir que está pasando en la funeraria.

Phantasma, Don, CoscarelliEl director: Don Coscarelli es un director, guionista y productor de cine estadounidense nacido en Trípoli, Libia en 1954. Su filmografía está compuesta principalmente por películas de terror y ciencia ficción, aunque también se ha atrevido con alguna de acción.

En ella tiene un papel fundamental el trabajo que hoy tratamos, 'Phantasma', que marcó el camino a seguir a partir de ella, siendo además director de sus tres secuelas, 'Phantasma II. El regreso' (1988), 'Phantasma III: El pasaje del terror' (1994) y 'Phantasma Apocalipsis' (1998), con la que cerró la serie, aunque la segunda es la única que se acerca algo a la original, siendo las dos últimas bastante pobres, que ya es decir.

Debutó en 1976 con 'Kenny & Company' y 'Jim, the World’s Greatest', esta última dirigida junto a Craig Mitchell. Es también responsable de la producción fantástica 'El señor de las bestias' (1982), el discreto thriller de aventuras 'Escuela de supervivencia' (1989), la comedia de terror 'Bubba Ho-tep' (2002), el slasher televisivo 'Esculturas humanas' (Masters of Horror Series, 2005) y la comedia negra 'John muere al final' (2012), además de dirigir algún episodio de la serie 'Maestros del horror'.

La película: He de comenzar diciendo que estamos ante un trabajo que era de baja calidad en los tiempos en que vio la luz, pero que además es de esos a los que el tiempo ha tratado realmente mal. A día de hoy, siendo visionado por alguien que no vivía en el momento de su creación, es muy probable que cause mas risas que terror, perdiendo para ellos toda la fuerza que este tuvo.



Para mi es una película que me marcó desde mucho antes de poder verla. Cuando se estrenó yo tenía ocho añitos, la vida era muy diferente a la de hoy día y con esa edad la inocencia continuaba reinando en ella tranquilamente, por lo que recuerdo como me perturbaba el simple hecho de ver su póster y su título. ¿Phantasma?, me preguntaba, siendo para mi hasta entonces la típica imagen de una sabana con cierta forma lo que significaba esa palabra. Años mas tarde, cuando por fin conseguí verla, continuó impactándome, ya en menor medida, pero desde la ingenuidad que teníamos en un mundo sin reproductores de vídeo ni internet, donde la información llegaba controlada y con cuentagotas.

Y es que he de reconocer que a mi me ocurriría lo mismo, ya que en algunos momentos no puede uno mas que echarse a reír, como por ejemplo en la escena que nuestros protagonistas consiguen atrapar a uno de los lacayos del hombre alto e introducirlo en la parte de atrás de un furgón de helados, a lo que el dueño del camión comenta: "este hombre me va a poner perdidos todos los helados". Fina prosa que se le ocurrió al bueno de Coscarelli, vaya. Pero dejando de lado las típicas proezas de la autentica serie B, hay que reconocer que la película tiene algo que encandila, lo que tiene un enorme mérito teniendo en cuenta los medios de los que disponían.

Phantasma, Don, Coscarelli

Uno de las cosas que hay que reconocerle es la huida que hace de lo hecho hasta la fecha, sin utilizar los tópicos mil veces vistos ya y creando en su lugar un pequeño universo con sus propias peculiaridades que perduraría en el tiempo hasta realizar tres secuelas. El uso de la sensación que en la época producía todo lo relacionado con una funeraria, el personaje del hombre alto vestido de negro, las pequeñas criaturas que tenía a sus ordenes y las bolas metálicas que patrullaban el recinto funerario, creaban algo totalmente nuevo que llamaba profundamente la atención de los amantes del género y despertaba curiosidad en los demás.

Todo ello unido al espeso clima que el director era capaz de crear y mantener durante todo el metraje, junto con la magnífica e inquietante banda sonora creada por Fred Myrow y Malcolm Seagrave, una de las mas carismáticas y turbadoras que recuerdo en el cine de terror clásico, daban como resultado un producto sumamente adictivo, que rápidamente llegó a ser una obra de culto, como posteriormente ocurrió en los años 80 con otros productos de similar repercusión como 'Hellraiser' o 'Evil dead'.

En cuanto a las interpretaciones hemos de decir que en la gran mayoría de los casos son malas, tirando a muy malas. Tanto A. Michael Baldwin en el papel de Mike, el adolescente que sospecha que algo no anda bien en tal decrépito lugar, como Bill Thornbury en el papel de Jody, su hermano mayor escéptico en un principio a lo que le cuenta su hermano, realizan unas interpretaciones bastante pobres. Algo similar ocurre con Reggie Bannister, que interpreta el papel de Reggie, el vendedor de helados que mencioné antes, Kathy Lester como la chica rubia con no muy buenas intenciones o Terrie Kalbus en el papel de la joven que habla en lugar de la abuela vidente a la que acude Mike. El único que raya a un buen nivel permitiendo la continuidad en el tiempo de su personaje, al que volvió a interpretar en todas las ocasiones con posterioridad, es el inquietante hombre alto interpretado por Angus Scrimm. El es el verdadero alma de este trabajo y quien lo hará perdurar por mucho tiempo.

Conclusión: Estamos ante un trabajo que hizo historia en el género por todas las novedades que fue capaz de aportar y por ese hermoso aroma a serie B que lo hace tan especial. Su calidad deja mucho que desear en algunos aspectos y los años no le han sentado nada bien, pero si eres de los que pasan ámpliamente los 30 años, seguro que te traerá muy buenos recuerdos. si no es así te recomiendo también su visionado, ya que estoy seguro que te engatusará y en caso contrario, seguro que te echas unas risas. Palabra del hombre alto de negro.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...