jueves, 20 de noviembre de 2014

Martin - George A. Romero (1977)

Martin, George, RomeroTítulo original - Martin
Año - 1977
Duración - 95 min.
País - Estados Unidos
Director - George A. Romero
Guión - George A. Romero
Música - Donald Rubinstein
Fotografía - Michael Gornick
Montaje - George A. Romero
Producción - Richard Rubinstein y Ben Barenholtz
Productora - Laurel Entertainment Inc.
Género - Terror. Drama | Vampiros. Drama psicológico
Reparto - John Amplas, Lincoln Maazel, Christine Forrest, Elyane Nadeau, Sara Venable, Francine Middleton, Roger Caine, George A. Romero, Tom Savini


En 1977, George A. Romero decidió dejar momentáneamente de lado a sus muertos vivientes para realizar su peculiar homenaje al cine vampírico, uno de los mas originales realizado hasta la fecha. El resultado es esta curiosa historia sobre un adolescente totalmente obsesionado con la sangre, que supuso su primera colaboración con el famoso creador de efectos especiales Tom Savini. El señor Guillermo del Toro la calificó como la mejor película de vampiros que había visto, juzguen ustedes mismos.

Martin, George, Romero

Sinopsis: Martin (John Amplas) es un adolescente muy callado con enormes problemas para relacionarse con los demás. En su mente predomina la idea de que es un vampiro, aunque uno muy especial, que no tiene problemas con el ajo, las cruces o la luz solar. Cuando se va a vivir con su primo Cuda (Lincoln Maazel), este desde el primer momento parece convencido de que le afecta una extraña maldición familiar, por lo que está convencido de que está poseído por algún demonio, algo que parece solo creer el, pero Martin no tiene colmillos, aunque si una estrecha relación con los narcóticos y las cuchillas de afeitar.

El director: George A. Romero es uno de esos directores relacionados casi exclusivamente con el cine de terror, y mas concrétamente con el de bajo presupuesto, ese denominado "Serie B". En su extensa carrera ha dirigido 17 largometrajes, de los que en 15 ocasiones es también responsable de su guión, además de colaborar en dos series ('The Winners' (1973) y 'Tales from the Darkside' (1983).

Martin, George, RomeroLas que mas fama han dado al director han sido las relacionadas con los zombis, de las cuales se le considera el claro precursor, ya que aunque no fue el primero en tratar el tema, si que le dio a las hambrientas criaturas varias señas de identidad que han perdurado en el tiempo, y que podemos observar por primera vez en 'La noche de los muertos vivientes' (1968), que podéis disfrutar completa en este enlace. Después de ella vinieron títulos como 'El amanecer de los muertos' (1978), 'El día de los muertos' (1985), 'La tierra de los muertos' (2005), 'Diary of the Dead' (2007) y 'Survival of the Dead' (2009).

Aparte de estas, es responsable de títulos como 'The Crazies' (1973), 'Creepshow' (1982), 'Monkey Shines' (1988), 'The Dark Half' (1993) o 'Bruiser' (2000), además de 'Martin' (1977), la que hoy nos ocupa. Entre otros, en 2007 recibió un premio honorífico en el Festival de Cine de Sitges por su trayectoria y en 2009 recibió un premio a toda su trayectoria en la ceremonia de los Scream Awards, premios dedicados a los géneros de horror, ciencia ficción y fantasía para películas, series y comics.

La película: 'Martin' es un trabajo que se puede calificar, cuanto menos, de muy curioso. Realizada inicialmente con una duración de 2 horas y 45 minutos para ser vista en blanco y negro, su posterior comercialización la dejó tal cual hoy la podemos ver, no teniendo a día de hoy constancia ni el propio director de la existencia de alguna copia en su formato original. El propio director ha asegurado en varias ocasiones que es su película favorita de entre las que ha dirigido.

Estamos ante una película de terror muy peculiar, ya que aunque pertenece al género, sus partes dramática y psicológica son las que le otorgan una mayor fuerza, además de un estilo propio y genuino. En un primer momento, su protagonista puede parecernos un violador perturbado, pero tras avanzar en su visionado descubrimos que no estamos ante algo tan simple, mostrándonos la historia varias alternativas posibles que mantendrán al espectador expectante ante el cariz que toman los acontecimientos. Su ritmo es por lo general pausado, contribuyendo este a potenciar la perturbadora atmósfera creada por Romero.

Una de las cosas que llaman la atención rápidamente es su excelente guión, en el que tienen mucha mas importancia las imágenes que los diálogos, entre otras razones porque nuestro peculiar protagonista es habitualmente muy callado, además de relacionarse con muy pocas personas, siendo en la mayoría de las ocasiones en que lo hace mas por obligación que por otra cosa. El personaje está bien desarrollado, aunque en ningún momento se nos muestra con claridad si su comportamiento es debido a un problema mental o simplemente es cierto que es descendiente de un vampiro, quedando esta cuestión sujeta a nuestro juicio.

Martin, George, Romero

Es esta precisamente, la característica que hace a 'Martin' un trabajo único, muy alejado de los cánones habituales en el género, convirtiéndola en una rareza que nos muestra las andanzas de un ser atormentado, que lo único que tiene claro es su necesidad de saciar su apetito, dudando en todo momento sobre cual es el siguiente paso que tiene que dar, aunque estas dudas desaparecen por completo en el momento que ha elegido una víctima y decide actuar. Dichas dudas quedan patentes en las conversaciones que mantiene por teléfono con el locutor de un programa de radio al que decide llamar para, desde el anonimato, intentar explicar su caso y exponer como son en realidad los vampiros. En ellas se muestra convencido de su naturaleza, pero dubitativo ante los pasos a seguir.

Otro de los grandes logros del film es la elección de su reparto, especialmente en la de nuestro protagonista, papel en el que John Amplas se encuentra como pez en el agua. Estamos ante un actor que consigue, sin apenas abrir la boca, que realmente creamos estar ante un peligroso depredador cuya mirada fría es capaz de producir terror por si sola, pareciendo en otras ocasiones un chaval tímido incapaz de romper un plato, y mucho menos de hacer daño a nadie. Un diez para quien lo eligió y otro para su excelente interpretación. El resto del elenco cumple sobradamente, destacando a Lincoln Maazel en el papel de su tío abuelo Cuda, obligado a acogerlo a regañadientes en su hogar por ser el único pariente vivo que le queda, pero siendo el único que desde un primer momento conoce la naturaleza que lo mueve.

Conclusión: 'Martin' es un trabajo suficientemente original como para merecer hora y media larga de atención. Estoy seguro de que si su director hubiese seguido el camino que tomó con el, mucho mas experimental y menos explícito que la mayoría de sus films, estaría mucho mejor considerado a día de hoy. Una historia con señas de identidad propia que no resulta tan conocida como sus obras sobre zombis, pero que para mi iguala o supera su valor. "Disfrútenla", o como lo quieran llamar, y después me cuentan sus impresiones. Merece la pena, créanme, ya que si es o no la mejor película sobre vampiros, es algo que queda al gusto del espectador, pero lo que es indudable es su tremenda originalidad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...