jueves, 13 de noviembre de 2014

Réquiem por un sueño - Darren Aronofsky (2000)

Réquiem, sueño, Aronofsky* Título original - Requiem for a Dream
* Año - 2000
* Duración - 102 min.
* País - Estados Unidos
* Director - Darren Aronofsky
* Guión - Darren Aronofsky y Hubert Selby Jr. sobre una novela del propio Hubert Selby Jr.
* Música - Clint Mansell
* Fotografía - Matthew Libatique
* Montaje - Jay Rabinowitz
* Producción - Eric Watson y Palmer West
* Productora - Artisan Entertainment / Thousand Words
* Género - Drama
* Reparto - Jared Leto, Jennifer Connelly, Ellen Burstyn, Marlon Wayans, Christopher McDonald, Louise Lasser, Marcia Jean Kurtz, Janet Sarno, Suzanne Shepherd, Dylan Baker, Keith David, Peter Maloney


Darren Aronofsky dirigió y escribió junto a Hubert Selby Jr., autor de la novela en la que se basa, este viaje a uno de los rincones mas oscuros de la raza humana, el de las adicciones, y en especial, a la adicción a las drogas. De una forma treméndamente original y consiguiendo ámpliamente su objetivo de llegar al espectador, demuestra con una dureza alarmante que no todo estaba contado en el amplio abanico de trabajos que sobre el mismo tema se han creado. Una película difícil de ver y mucho mas de digerir, en la que destacan las brillantes actuaciones de sus cuatro protagonistas.

Réquiem, sueño, Aronofsky

Sinopsis: Harry Goldfarb (Jared Leto) y su novia Marion Silver (Jennifer Connelly) sueñan con montar un negocio propio, aunque su adicción a la heroína no les permite tener nunca el dinero necesario. Sara Goldfarb (Ellen Burstyn), la madre de Harry, vive sola con la televisión y la comida como únicos compañeros, mientras espera la llamada de su concurso favorito para participar y salir en televisión. Tyrone C. Love (Marlon Wayans), sueña con ganar dinero y salir de la dura vida de la calle. Ninguno de ellos se conformará con que solo sean sueños, haciendo lo que haga falta para convertirlos en realidad.

El director: El director, guionista y productor Darren Aronofsky nació en Brooklyn, Nueva York, en 1969 y es hijo de Abraham y Charlotte Aronofsky, dos profesores de origen hebreo, descendientes de polacos. Cursó sus estudios en la Universidad de Harvard, realizando un breve paso por el American Film Institute. Sus primeros cortos, Supermarket Sweep' (1991) y 'Protozoa' (1993) son de esa época, además del mediometraje 'Fortune Cookie' (1991).

Réquiem, sueño, AronofskySu debut al frente de un largometraje llegó con 'Pi, fe en el caos' (1998), un drama fantástico filmado en blanco y negro sobre un matemático que está a punto de descubrir el sistema numérico que rige el aparente caos del mercado bursátil. Fue su primera colaboración con Clint Mansell, algo que se convertiría en habitual,  y obtuvo una gran acogida, obteniendo entre otros el premio como Mejor Director en el Festival de Sundance. Tras dirigir en el 2000 la película que hoy nos ocupa, no fue hasta 2006 cuando dirigió la película 'La fuente de la vida', en el que nos cuenta la historia de un hombre que realiza un viaje al pasado y otro al futuro para intentar salvar la vida de su esposa. Protagonizado por Hugh Jackman, Rachel Weisz y Ellen Burstyn, tuvo multitud de problemas, como el abandono de Brad Pitt y Cate Blanchett, además de tener dispar aceptación en público y crítica.

Su siguiente trabajo fue 'El luchador' (2008), un impresionante relato sobre el ocaso de un antiguo campeón de lucha libre protagonizado por un irreconocible Mickey Rourke junto a Marisa Tomei, por el que obtuvo el León de Oro del Festival de Venecia. En el 2010 dirigió el thriller psicológico 'Cisne negro', un magnífico retrato sobre la competencia que existe en el mundo de la danza. Está protagonizado por Natalie Portman, ganando un Oscar como Mejor Actriz por su magistral trabajo. En este mismo año ha estrenado su peor trabajo bajo mi punto de vista, 'Noé', en la que cuenta la historia del famoso personaje bíblico de forma muy diferente a como viene descrita en la biblia, algo que levantó ampollas entre los cristianos mas radicales, además de cosechar nefastas críticas. Ha sido el elegido para dirigir el episodio piloto de la nueva serie fantástica de la cadena HBO, 'Hobgoblin', que se espera para el año próximo.

La película: Si en la mayoría de las ocasiones recomiendo saber cuanto menos mejor sobre un trabajo, para poder disfrutarlo en toda su plenitud, en este caso haré todo lo contrario, ya que no recomiendo la visión de este sin saber a que nos vamos a enfrentar. Puedo decir, sin temor a equivocarme, que estamos ante una de las películas mas duras que he tenido la posibilidad de ver, lo que unido a la maestría de su director para ponernos en la piel de sus protagonistas, harán que una buena parte del público decida buscar en otra dirección.

Y digo esto porque para mi estamos ante uno de esos ejemplos que sacan al cine del apartado de puro entretenimiento que es para muchos, para encumbrarlo como lo que es para mi cuando está bien realizado, un arte, consiguiendo en esta ocasión resultados inimaginables, sobre todo viendo otros trabajos realizados sobre el mismo tema. La vi ayer y aún continuo dándole vueltas a muchas de sus escenas, recordando multitud de momentos que pasaron ante mis ojos y que cuesta ir digiriendo como merecen. Mas que un simple entretenimiento, su visionado es toda una experiencia, al menos es lo que me ha parecido a mi.

Réquiem, sueño, Aronofsky

Su guión es realmente demoledor, al igual que lo es la novela en la que está basado, pero no crean que esa dureza viene como en otros casos de la explicitud con la que se nos muestran los momentos en los que sus protagonistas toman sus dosis, algo que el director nos evita mostrándonos varias imágenes a gran velocidad que muestran dicho proceso, sino que se centra en sus personajes y en los efectos que dichas drogas tienen sobre ellos. Es tan cruda la historia, que no hace ninguna falta recrearse en ellos.

El trabajo de Aronofsky es simplemente magistral, demostrando una vez mas, como volvió a hacer en 'El luchador' (2008) o 'Cisne negro' (2010), que posee un talento innato para contarnos una historia y hacernos partícipe de ella. La forma en la que lo hace siempre es única y genuina, su uso de la cámara inteligente y casi siempre innovador y la dirección que realiza con los actores es simplemente soberbia. Cualquier película suya merece al menos ser tenida en cuenta, siendo la mayoría de ellas pequeñas obras maestras que perdurarán en la memoria de los que amamos este arte. También hay que destacar la fotografía de Matthew Libatique, que contribuye decisívamente a la creación del asfixiante ambiente que se respira durante todo el metraje, al igual que una labor muy poco reconocida en muchos casos y que aquí es protagonista principal, el excelente montaje de Jay Rabinowitz.

Y como no podía ser de otra forma, hay que mencionar el magnífico trabajo que realizó Clint Mansell para crear una de esas bandas sonoras que perduran en la memoria por muchísimo tiempo. Destacar su tema principal 'Lux Aeterna', que se ha convertido en todo un clásico, siendo mil veces remezclado y utilizado en decenas de tráilers cinematográficos. Os dejo el tema para que sepáis a que me refiero.



Para finalizar, no podemos dejar de destacar el trabajo de los actores principales de la historia. A Jared Leto no lo había visto mucho, a excepción del magistral trabajo que realiza en 'Dallas Buyers Club', y he de decir que si aquella actuación era sobresaliente, esta no se queda atrás. Jennifer Connelly ('Una mente maravillosa', 'Casa de arena y niebla', etc.) hace lo propio en el papel de Marion, su pareja para lo bueno y lo malo y Ellen Burstyn (The Last Picture Show, El Exorcista o Alicia ya no vive aquí) simplemente lo borda en el papel de su madre, por el que estuvo nominada al Oscar a la Mejor actriz principal, aunque finalmente lo ganase Julia Roberts por su interpretación en 'Erin Brockovich'. Destacar también el papel que realiza Marlon Wayans (Scary Movie, Ladykillers o Norbit), un actor al que mas tarde han encasillado como actor graciosillo de comedias de medio pelo y que aquí demuestra que daría para mucho mas.

Conclusión: 'Réquiem por un sueño' no es una película fácil de ver ni de digerir, como ya os comenté con anterioridad, pero es sin duda un producto que cualquier cinéfilo debería "disfrutar", y coloco disfrutar entre comillas porque cuando lo menciono es porque aquí se puede disfrutar de como está realizada la película, ya que el tema que trata y como lo hace te hará sentir mil sensaciones y sentimientos diferentes, pero todos ellos están muy alejados del disfrute. La labor de su director, el increíble trabajo de los actores, su magnífica banda sonora y su montaje único son razones mas que suficientes para hacerlo, aunque tras hacerlo comprobaremos que es de esos que te dejan huella.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...