viernes, 26 de diciembre de 2014

Ravenous - Antonia Bird (1999)

Ravenous, Antonia, BirdTítulo original - Ravenous
Año - 1999
Duración - 103 min.
País - Reino Unido
Director - Antonia Bird
Guión - Ted Griffin
Música - Michael Nyman & Damon Albarn
Fotografía - Anthony B. Richmond
Montaje - Neil Farrell
Producción - Adam Fields, David Heyman, Tim Van Relim
Productora - Fox 2000 Pictures
Género - Terror, Fantástico, Western.
Reparto - Guy Pearce, Robert Carlyle, Jeffrey Jones, Neal McDonough, Jeremy Davies, David Arquette, John Spencer, Stephen Spinella.

 “El que lucha con monstruos debe tener cuidado de no convertirse él mismo en monstruo”, atribuida a Friedrich Nietzsche.


Antonia Bird nos trae un producto difícil de ubicar en un genero concreto. Una película única en la que se nos presenta un western como escenario para una incursión en lo mas profundo del alma humana. Altas dosis de terror y ciertas notas de un humor muy ácido completan una producción que tendréis que ver para llegar a formaros vuestra propia opinión. Merece la pena.

Ravenous, Antonia, Bird

Sinopsis: Nos cuenta la historia del Capitán John Boyd (Guy Pearce), que tras un acto de cobardía es destinado a un fuerte en algún punto de las montañas de Sierra Nevada (California). Allí estará a las ordenes del comandante Hart (Jeffrey Duncan Jones) junto a varios soldados, un medico y un cocinero. Un lugar inhóspito donde nadie quiere estar. Todo cambiara con la aparición de un extraño llamado Colqhoun (Robert Carlyle), un explorador hambriento que había estado viajando con un grupo de colonos hasta que se quedaron incomunicados en la nieve. No tendrán mas remedio que formar una expedición para comprobar in situ la veracidad del extraño relato que les cuenta...

Ravenous, Antonia, BirdLa directora: Antonia Bird fue una directora londinense, hija de un actor y de una productora teatral. Comenzó muy joven en el teatro, con 17 años, donde hizo de todo: actriz, directora, escenógrafa… y luchó por mantener los ideales del teatro más politizado de los años setenta. Pasó por escenarios de Leicester, y en los londinenses Royal Court y el National Theatre, antes de saltar a la tele. Por cierto, nunca volvió al teatro, porque decía que prefería usar la cámara: “Con ella puedo capturar la luz en los ojos de los intérpretes”. En 1985, los productores de 'Gente de barrio' (East Enders), una de las series más famosas de Reino Unido, la contrataron para dirigir 17 capítulos, y de ahí pasó a ser la responsable del lanzamiento de otra serie, 'Casualty'. Pero con el trabajo que se hizo verdaderamente popular fue con 'Safe', telefilme centrado en un grupo de adolescentes sin hogar —uno de ellos, Robert Carlyle—, que le reportó un premio BAFTA y otro del festival de Edimburgo. Con su debut en la gran pantalla, la controvertida 'Sacerdote', protagonizada por un cura católico y gay, obtuvo premios en los certámenes de Berlín, Edimburgo y Toronto (el del público).

Tras su frustrante paso por Hollywood con 'Amor loco', volvió a Reino Unido a filmar el 'El rostro', un thriller en donde mezcló robos de bancos y desilusiones políticas. En 1999 rodó la hipnótica e infravalorada 'Ravenous', que tras un arranque de western, se desarrolla en un fuerte militar estadounidense, se convierte en una historia de canibalismo: Bird sustituyó al director original, Milcho Manchevski, e hizo suyo ese filme de terror. De vuelta a Reino Unido, Antonia Bird quiso ganar control creativo y con Carlyle, el escritor Irvine Welsh y el documentalista Mark Cousins montó la productora '4Way Pictures'. Con 'Care', un telefilme de abusos en orfanatos, y con 'Off by heart', un documental sobre un concurso nacional de poesía para escolares, ganó sendos BAFTA. Antonia Bird falleció el 25 de octubre de 2013 en Londres a los 54 años tras una larga enfermedad.

La película: Ante todo he de advertiros de que "Ravenous" es una película fuerte, por lo que recomiendo a los estómagos mas delicados que dediquen su preciado tiempo a otros quehaceres. Pero no creáis que hablamos de uno de esos trabajos que se basan sola y exclusivamente en la sangre y la repulsión que esta produce, "Ravenous" es mucho mas que eso.

El argumento está inspirado en una historia real tristemente acaecida a mediados del siglo XIX en el oeste americano, aunque no se puede decir que sea una reproducción fiel de los mismos. Ravenous (que en inglés significa algo así como "hambre de lobo") recoge una vieja leyenda de los indios norteamericanos que alude al mito del Wendigo. Una extraña criatura que una vez fue un hombre, transformado en bestia antropófaga por haber matado y devorado a un semejante. Dicha leyenda se basa al parecer en hechos reales: durante las periódicas hambrunas que sacudían a las tribus indígenas del actual Canadá y norte de EE. UU., era común que surgieran actos de canibalismo. Pero ello repugnaba tanto a los nativos que los autores de tales actos eran expulsados de sus tribus y condenados a vagar en soledad por los abruptos montes nevados de Norteamérica.

El trabajo de Antonia Bird es notable, introduciéndonos en una trama que avanza enganchando al espectador poco a poco, sin demasiados alardes tras la cámara, pero utilizando al máximo los recursos de los que dispone. Para ello contó con el excelente guion de Ted Griffin, que logra mantenernos en tensión constantemente, aunque en algunos momentos pueda resultar un tanto irregular, sobre todo en su tramo final, que gustará mas o menos según cada espectador .

Ravenous, Antonia, Bird

Otra de las cosas que caracterizan a este singular trabajo es la fotografía de Anthony B. Richmond, capaz de mostrar en todo su esplendor los inhóspitos paisajes nevados de una gran belleza. Sus fríos tonos contrastan con la oscura calidez de los empleados en las escenas filmadas en interiores, tanto del fuerte como de las cuevas, dando lugar a un contraste muy característicos.

En lo que a las interpretaciones se refiere, hemos que destacar las de Guy Pearce, que interpreta al Capitán John Boyd y Robert Carlyle, que da vida a Colqhoun, el explorador que alterará la apacible vida del fuerte hasta límites insospechados, y cuya rivalidad es constante en todo el metraje, siendo la verdadera protagonista del mismo. El resto del reparto principal está compuesto por el comandante Hart (Jeffrey Duncan Jones), el religioso Toffler (Jeremy Davies), el médico alcohólico Knox (Stephen Spinella), el insensible soldado Reich (Neal McDonough), Martha (Sheila Tousey) y el cocinero Cleaves (David Arquette). La producción británica, que huye sistemáticamente del convencionalismo imperante en este tipo de films, es otra de las grandes protagonistas del mismo.

La banda sonora corrió a cargo del músico inglés Damon Albarn y el compositor Michael Nyman. Algunos temas los compusieron juntos y otros en solitario. Se trata de una espeluznante mezcla de música sinfónica y ragtime pesado, muy apropiada con el tema del que trata la película. También se utilizan composiciones de Philip Phile y Stephen Foster, además de un breve tema que fue compuesto e interpretado por Quiltman. Os la dejo al completo por si os apetece escucharla.


Conclusión: Una película que a mi me impacto en su día y que al menos intenta salir de lo convencional con un resultado excepcional. Su oscuridad, sus paisajes nevados, la sensación de soledad que te dejan, todo contribuye a ello. Claro que muchos encontraran la parte final un poco desmedida en relación con lo visto hasta ese momento, pero eso ya queda para ser juzgado por cada paladar. Lógicamente siempre habrá opiniones para todos los gustos, pero si no la veis, ¿como vais a poder formaros la vuestra? ¡Bon appétit!


Fuentes: Bio de la directora - elpais.com, Ficha - Filmaffinity, Trailer - Youtube
           

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...