lunes, 8 de diciembre de 2014

Sed de mal - Orson Welles (1958)

Sed, mal, WellesTítulo original - Touch of Evil
Año - 1958
Duración - 108 min.
País - Estados Unidos
Director - Orson Welles
Guión - Orson Welles (Novela: Whit Masterson)
Música - Henry Mancini
Fotografía - Russell Metty (B&W)
Montaje - Aaron Stell, Virgil Vogel y Walter Murch
Producción - Albert Zugsmith
Productora - Universal Pictures
Género - Cine negro, Intriga
Reparto - Charlton Heston, Janet Leigh, Orson Welles, Marlene Dietrich, Joseph Calleia, Akim Tamiroff, Dennis Weaver, Ray Collins, Mercedes McCambridge, Joseph Cotten, Zsa Zsa Gabor


Orson Welles nos regalo con "Sed de mal" uno de los grandes clásicos del cine negro. Con un guion escrito en apenas dos semanas por el mismo y un reparto excepcional realizó la que fue la quinta y última película del director en Hollywood. Ni siquiera el sacrilegio que intentaron hacer en ella ha impedido que alcance la categoría de Obra de Arte universal.

Sed, mal, Welles

Sinopsis: Mike Vargas (Charlton Heston), un policía mexicano  y Susan Vargas (Janet Leigh), su mujer estadounidense forman una pareja de recién casados que presencian la explosión de un vehículo junto a la frontera. Hank Quinlan (Orson Welles), un corrupto y obeso jefe de la policía estadounidense se hace cargo de la investigación. Cuando Mike Vargas sospecha que el joven al que Hank Quinlan acusa es inocente, iniciara su propia investigación para esclarecer lo ocurrido.

Sed, mal, WellesEl director: Orson Welles es considerado como uno de los artistas más versátiles del siglo XX en el campo del teatro, la radio y el cine, en los que tuvo excelentes resultados. Alcanzó el éxito a los veintitrés años gracias a la obra radiofónica 'The War of the Worlds', que causó conmoción en los Estados Unidos cuando muchos oyentes del programa pensaron que se trataba de una retransmisión verdadera de una invasión extraterrestre. Este sensacional debut le valió un contrato para tres películas con el estudio cinematográfico RKO, que le otorgó libertad absoluta en sus realizaciones. A pesar de estos beneficios, sólo uno de sus proyectos previstos pudo ver la luz: Citizen Kane (1941).

En 1946, bajo la sospecha de ser comunista, su carrera en Hollywood se estancó y se vio obligado a trasladarse a Europa, donde trabajó como actor para financiar sus producciones. Pese a su persecución y debido a su triunfo en Europa, en 1958 Welles pudo volver a Hollywood para el rodaje de su película 'Sed de mal' entre otros títulos de capital relevancia en su carrera.

Entre sus otros muchos proyectos destaca la producción y dirección de películas como Macbeth (1948), Otelo (1952), El proceso (1962) y F for Fake (1975), entre otros. Su última aparición fue en televisión, haciendo un cameo en la teleserie Luz de luna, muriendo cinco días antes de la emisión del capítulo.1 Su fama creció tras su muerte en 1985 y ahora se le considera uno de los más grandes directores de cine y teatro del siglo XX. En 2002 fue elegido por el British Film Institute como el mejor director de la Historia del cine.

La película: La historia de este film es de lo mas peculiar. En un principio  Welles no era el director que los productores querían. Su mala fama los hacia creer que no seria capaz de seguir un plan de trabajo, pero el azar quiso que fuera el encargado de realizarlo. Tras finalizar el rodaje partió para España en busca de un nuevo proyecto, lo que aprovecharon los productores, nada contentos con el resultado, para reeditarla e incluso rodar escenas adicionales con un director diferente, todo ello a espaldas de Welles.

El resultado fue claro, un enorme fracaso de critica y taquilla, llegando a ser clasificada como película de serie B. Tras su regreso Welles envió un documento de 58 paginas a la Universal, compañía productora de la película, en el que figuraban las instrucciones para un nuevo montaje del film, ya que de otra forma no podría ser considerado obra suya. Gracias a una copia de dicho documento que guardaba Charlton Heston, en 1998 se pudo estrenar una versión restaurada acorde con las exigencias del director, después de mas de una década de su muerte.

Sed, mal, Welles

Entre las muchas cosas destacables de 'Sed de mal', hay que subrayar el comienzo del film, que es considerado por muchos como uno de los mejores plano secuencia de la historia del cine. Se tardaron 15 días en gravar los 3 minutos que dura, algo lógico si tenemos en cuenta como está realizado. Al final del artículo lo podéis disfrutar, para que os hagáis una idea de lo que hablamos.

Y es que el trabajo del señor Orson Welles tanto delante como detrás de las cámaras es memorable. La fotografía en blanco y negro de Russell Metty, inspirada en el expresionismo alemán, da a la película una atmósfera muy peculiar, que contribuye a dar a esta obra esa atmósfera opresiva tan característica. La música del genial Henry Mancini es otra de las cosas a destacar y está considerada como una obra maestra, aun sin ser de sus trabajos mas conocidos.

En cuanto al reparto, difícilmente encontraremos tal calidad en otra obra. Charlton Heston, Janet Leigh y Orson Welles lo bordan, al igual que todos los secundarios entre los que podemos destacar el pequeño papel de Marlene Dietrich. De nada sirve una buena historia sin actores de calidad que nos la hagan llegar, y en este caso pocos peros se le puede poner a la labor del reparto.

Conclusión: En definitiva una obra de arte que merece ser vista tal como su director la imaginó. Es curioso como el paso del tiempo ha dado el valor que se merece a su trabajo, menospreciado en su momento como el de tantos otros genios. Si no la han disfrutado aún siempre es un buen momento, y si ya lo hicieron, nunca viene mal un revisionado de un trabajo de tal magnitud. El señor Welles lo merece.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...