viernes, 27 de marzo de 2015

Frío en julio - Jim Mickle (2014)

Cold in July, Frío en julio, Jim MickleTítulo original - Cold in July
Año - 2014
Duración - 109 min.
País - Estados Unidos
Director - Jim Mickle
Guión - Jim Mickle, Nick Damici (Novela: Joe R. Lansdale)
Música - Jeff Grace
Fotografía - Ryan Samul
Montaje - John Paul Horstmann y Jim Mickle
Producción - Rene Bastian, Adam Folk, Linda Moran y Marie Savare
Productora - BSM Studio, Belladonna Production, Backup Media y Paradise City
Género - Thriller, Drama, Cine independiente
Reparto - Michael C. Hall, Sam Shepard, Don Johnson, Vinessa Shaw, Nick Damici, Wyatt Russell, Bill Sage, Brianda Agramonte, Kristin Griffith, Ken Holmes


Jim Mickle escribe junto a su colaborador habitual Nick Damici el guión basado en la novela de Joe R. Lansdale y dirige este frío thriller que destila multitud de detalles del cine que se hacía en los 70 y principio de los 80. Una historia de crímenes y venganza ambientada en un pequeño pueblo estadounidense, en la que destaca su ritmo siempre in crescendo, su lúgubre atmósfera y su vocación de no ser una película mas de venganza. Muy recomendable para los aficionados a los thrillers secos y bien realizados.

Cold in July, Frío en julio, Jim Mickle

Sinopsis: Richard Dane (Michael C. Hall) es un padre de familia que se gana la vida con un pequeño negocio de marcos. Su tranquila rutina se ve alterada cuando una noche es despertado por su mujer Ann (Vinessa Shaw), que ha oído ruidos en la casa en plena noche. Richard coge un arma que guarda en un armario y encuentra a un intruso en su salón, al que dispara mas por asustarse que por otra cosa. A pesar de no ir armado parece que no le traerá demasiadas consecuencias, algo que cambiará cuando se entere de que el padre del fallecido (Sam Shepard) acaba de recibir la libertad condicional.

El director: Jim Mickle es un director de cine estadounidense nacido en Pottstown, Pennsylvania, en 1979. Mickle decidió convertirse en director después de haber visto Ejército de las Tinieblas. Asistió a la Universidad de Nueva York y se graduó en 2002. Trabajó como asistente de producción en una serie de películas de directores nuevos que no habían pisado la escuela de cine. Las experiencias fueron frustrantes para él.

Cold in July, Frío en julio, Jim MickleMickle y Nick Damici se conocieron mientras trabajaban en una película de tesis cuando eran estudiantes, en el año 2001. Allí se les ocurrió la idea para una película de zombis, comenzando a gestarse lo que sería su primera colaboración. Su nombre es Mulberry Street, una película de terror de 2006 sobre una terrible infección que se desata en Manhattan y convierte a los humanos en criaturas sedientas de sangre. En su reparto aparecen Nick Damici, Kim Blair, Ron Brice y Bo Corre, entre otros. Su siguiente registro fue Stake Land (2010), un trabajo de terror post-apocalíptico que nos cuenta el viaje que emprenden un chico solitario y un adulto que se hace cargo de el, en un país asolado por una rara epidemia que convierte a la población en vampiros. Está protagonizada por Nick Damici y Connor Paolo.

Ya en 2013 se estrenó Somos lo que somos, un film que oscila entre el terror y el thriller, y que nos cuenta la historia de los Parker, una familia de apariencia normal que tiene unos curiosos gustos culinarios. Está interpretada por Julia Garner, Ambyr Childers, Bill Sage, Kelly McGillis y Michael Parks, entre otros. Frío en Julio ha sido su último trabajo, el primero de ellos que se aleja del cine de terror que copaba su filmografía hasta ahora.

La película: Frío en julio es un trabajo que te transporta al cine que se realizaba en otra época, algo que para el caso que nos ocupa pienso que es un acierto. Su comienzo es impactante, logrando atrapar al espectador desde sus primeras escenas, para ya no perder un ápice de interés en todo su metraje. Pero la principal peculiaridad que tiene es la virtud o el defecto, según para quien, de contener dos partes perfectamente diferenciadas, algo que le da originalidad, pero que puede que no guste a todos por igual.

Cold in July, Frío en julio, Jim Mickle

Y es que estamos ante una película que vive de su frialdad, de anteponer las imágenes a los diálogos, de sus potentes giros en la trama y, por encima de todo, de la originalidad que destila, dando como resultado un producto bastante diferente a los que últimamente vemos sobre la venganza, ese plato que dicen se sirve frío. Por ello destaca su guión, obra de Jim Mickle y Nick Damici, que aunque tenga un par de detalles que puedan parecer fuera de lugar, es capaz de mantener al espectador expectante en todo momento.

Su ritmo es el adecuado, casi siempre al alza si exceptuamos un par de momentos en los que se estanca un poco. Sus personajes están perfectamente desarrollados, dejándonos la impresión al finalizar su visionado de conocerlos perfectamente, aunque el interpretado por Don Johnson no va en consonancia con el resto de la película, al menos desde mi modesta opinión. Esto no significa que el trabajo del actor sea malo, todo lo contrario, pero creo que otro tipo de personaje mas oscuro le hubiese venido mejor, aunque creo que han intentado que sea así para aliviar la continua tensión que se respira. Lo que a mi me resulta un poco chocante, es el bajón que este pega tras el cambio que os mencionaba al principio, precisamente tras la aparición de Jim Bob Luke (Don Johnson).

La película cambia por completo, dejando la extraña sensación de que a sus guionistas se le comenzaron a acabar las ideas en algunos tramos. Clara muestra de ello es la evolución que adopta el personaje de Michael C. Hall, cuya motivación para continuar metido en el oscuro asunto que se traen entre manos me parece, si no inexistente, si que un tanto absurda y poco creible, quizás por no haber sido suficientemente desarrollada en su guión. Además aparecen un par de escenas filmadas de forma torpe, utilizando lo que yo llamo americanismos, algo que hasta ese momento no había ocurrido en ningún momento. Creo que por estos detalles la película no consigue alcanzar cotas mas altas, algo que es una verdadera lástima.

Cold in July, Frío en julio, Jim Mickle

Uno de los grandes aciertos de este trabajo es su espesa atmósfera, algo de lo que son responsables su director y Ryan Samul, encargado de su oscura y perturbadora fotografía. Como os he dicho antes, el film da mayor importancia a las imágenes que a los diálogos, por lo que el uso que Mickle hace de la cámara es otro de los grandes protagonistas, no siendo casi nunca estridente, pero si lo suficientemente cuidado como para tener el protagonismo que la cinta necesita.

En cuanto a la banda sonora se refiere, corre a cargo de Jeff Grace. Dejando de lado su calidad y que pueda o no gustarte, pienso que está torpemente utilizada en algunos momentos, en los que el exceso de volumen puede resultar algo molesto, aunque en general le va como anillo al dedo a la película. La mayoría de los temas son compuestos para la ocasión, a los que se unen Wait de White Lion, Cosmo Black de Dynatron y Back of My Smile de Kasey Lansdale. Os la dejo completa:


En cuanto al reparto, destaca en el su trío protagonista. Michael C. Hall, el inolvidable Dexter Morgan de la famosa serie, interpreta a Richard Dane, el atolondrado padre de familia que verá como su mundo da un giro de 180 grados. Su trabajo es apropiado y muy meritorio. Junto a el actúan Sam Shepard (Elegidos para la gloria, Mud, Black Hawk derribado), que da vida a Ben Russell, un ex-convicto recién salido de prisión para el que el don de la palabra es algo innecesario y Don Johnson (Paradise, Corrupción en Miami, Django desencadenado), que interpreta a Jim Bob Luke, un detective típicamente tejano que ayudará a poner algo de luz en el asunto. El trabajo de ambos brilla a gran nivel. El resto del reparto realiza su trabajo sin brillar en exceso.

Conclusión: Cold in July es un oscuro thriller realizado a la antigua usanza, en el que destacan su oscura atmósfera, su extrema frialdad y el trabajo de su trío protagonista. Lástima que algunos desajustes de guión y el cambio que experimenta en cierto momento, le resten algo de valor al conjunto final, aunque no sea motivo suficiente para dejar de disfrutarla. ¿Que le parecen poco convincentes los motivos que en cierto momento mueven a nuestro protagonista?, tendrán que preguntarle a sus guionistas, pero al tratarse de un estadounidense, cualquier cosa es posible. Sean felices y que la disfruten.


Cold in July, Frío en julio, Jim Mickle

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...