martes, 7 de abril de 2015

Matar al mensajero - Michael Cuesta (2014)

messenger, mensajero, Michael CuestaTítulo original - Kill the Messenger
Año - 2014
Duración - 112 min.
País - Estados Unidos
Director - Michael Cuesta
Guión - Peter Landesman basándose en el libro de Nick Schou y Gary Webb
Música - Nathan Johnson
Fotografía - Sean Bobbitt
Montaje - Brian A. Kates
Producción - Pamela Abdy, Naomi Despres, Jeremy Renner y Scott Stuber
Productora - Focus Features / Bluegrass Films / The Combine
Género - Drama, Thriller
Reparto - Jeremy Renner, Mary Elizabeth Winstead, Ray Liotta, Michael Sheen, Barry Pepper, Andy Garcia, Rosemarie DeWitt, Richard Schiff, Tim Blake Nelson, Oliver Platt, Paz Vega, Michael Kenneth Williams, Gil Bellows
Web oficial - http://www.focusfeatures.com/kill_the_messenger/


Michael Cuesta es el responsable de llevar a la gran pantalla el guión que Peter Landesman firma basándose en el libro de Nick Schou y Gary Webb. Un homenaje a uno de esos periodistas que se lo juegan todo por dar a conocer la verdad, de los que tan pocos quedan ya. Lástima que director y guionista no consigan mantener el nivel de su magnífico inicio, un tanto frenados a partir de cierto punto. Aún así, meritorio el trabajo de Jeremy Renner, totalmente metido en su papel.

messenger, mensajero, Michael Cuesta

Sinopsis: Basada en la historia real del periodista Gary Webb, la película tiene lugar a mediados de la década de los 90. Webb descubrió la supuesta participación de la CIA en la importación de cocaína a los EE.UU. y su distribución en barrios marginales para financiar en secreto a los rebeldes de la Contra nicaragüense. A pesar de la enorme presión que recibió para que se mantuviera alejado, Webb optó por seguir la historia y la hizo pública con la publicación de la serie llamada Dark Alliance, tras lo que experimentó una campaña de desprestigio alimentada por la CIA, durante la que se intentó manchar su integridad, influyendo claramente en su familia y su vida.

El director: Michael Cuesta es un director de cine y televisión estadounidense nacido el 8 de julio de 1963 en Nueva York. Realizó un BFA en fotografía de la Escuela de Artes Visuales en 1985.

messenger, mensajero, Michael CuestaCuesta co-escribió (con Stephen Ryder y Gerald Cuesta) y dirigió la película independiente L.I.E. en 2001, protagonizada por Paul Dano , Brian Cox , Billy Kay y Bruce Altman. Recibió elogios de la crítica y dos Independent Spirit Awards en el Festival de Cine de Sundance. Esto le dio la oportunidad de ejercer como director habitual para HBO, en la que destaca su participación en A dos metros bajo tierra. Su siguiente largometraje fue El fin de la inocencia, que se estrenó en el Festival de Cine de Toronto en 2005 y fue estrenada en cines por IFC Films, en 2006. Ese mismo año dirigió el episodio piloto de la serie Dexter para Showtime. Se unió al personal de producción de la primera temporada y también dirigió episodios adicionales, incluyendo el final de temporada, tras el que la abandonó. También dirigió el final de la segunda temporada de la serie True Blood, de HBO (2009). Ese mismo año dirigió el largometraje Tell-Tale, adaptación contemporánea del relato de Poe titulado El corazón delator, sin excesivo éxito. En 2010 dirigió y fue productor ejecutivo del episodio piloto de la serie Familia de policías (Blue Bloods), de la CBS, de la que también dirigió el octavo episodio de dicha temporada.

En 2011, dirigió la película Roadie, protagonizada por Ron Eldard, Bobby Cannavale, Jill Hennessy, Lois Smith y David Margulies. Se trata de un drama independiente que fue proyectado en el Festival de Cine de Stony Brook, el Festival Internacional de Cine de Vancouver y el Festival de Cine de Austin. Magnolia Pictures la estrenó en cines el 6 de enero de 2012. En enero de 2015 fue nombrado como director del episodio piloto de la serie Frankenstein, de Fox Television Studios, basada en la famosa novela de Mary Shelley.

La película: Quiero comenzar esta reseña señalando mi profunda admiración por el periodista Gary Webb, uno de esos pocos héroes capaces de jugárselo todo por poner algo de luz en uno de tantos asuntos turbios con los que el ser humano continúa forjando su negra historia, y por extensión a todos los que siguieron sus pasos, mas o menos conocidos por la opinión pública. Lamentablemente, creo que el rumbo que los medios de comunicación han tenido, tienen y tendrán, es el que marcan los intereses políticos de los personajes que los manejan, resultando cada día mas difícil leer algo que no esté, si no manipulado, si claramente influenciado por quien controla dicha pluma. Es mi opinión personal, que aunque puede parecer algo catastrófica, está basada en mis experiencias personales en el pequeño punto en el universo en el que habito.

messenger, mensajero, Michael Cuesta

Dicho esto, me parece mas que merecido el homenaje que los responsables de este trabajo y del libro en el que se basa, han querido dedicarle a uno de esos personajes que en pocos libros de historia aparecerán. En cuanto al libro en cuestión, no puedo opinar porque no he disfrutado de su lectura, por lo que he de limitarme a comentar lo que me ha parecido la película en si, sin poder indicar su fidelidad al libro o a la historia real en la que asegura basarse.

También quiero aclarar que si visitáis cualquiera de las webs especializadas en cine, y en especial las que permiten publicar críticas y puntuaciones de los usuarios, podéis comprobar que la disparidad de opiniones que hay sobre este trabajo es enorme, por lo que debéis tener en cuenta que solo transmito mi modesta opinión, no teniendo por que ir la vuestra en la misma dirección. Yo os aconsejo verla, para que así podáis juzgarla como merece. Su comienzo es realmente brillante, enganchando rápidamente al espectador en la oscura trama que nuestro protagonista se sumerge. Dicha brillantez se prolonga durante un tercio de la cinta, aproximadamente.

Pero inexplicablemente, toda la fuerza con la que comienza va desinflándose poco a poco, como si de un globo relleno de helio se tratase. No quiero decir con esto que pierda el interés, ya que su primer tramo es tan potente, que consigue que necesitemos avanzar en la historia por simple inercia, pero la película ha cambiado radicalmente y sus responsables parecen haber frenado su valentía inicial. No se si tendrá mucho que ver el guión de Peter Landesman, si el problema ya venía del libro de Nick Schou y Gary Webb, o si simplemente solo se atreven a contar lo estrictamente demostrable, sin ni siquiera llegar a insinuar claramente prácticamente nada.

messenger, mensajero, Michael Cuesta

Lo que tengo claro es que para mi la película no logra funcionar del todo como drama, ya que no consigue producir en mi ninguna emoción destacable, un claro indicativo de que algo no va bien. Como thriller tampoco acaba de rematar, porque tras su fulgurante tramo inicial, va perdiendo la tensión además de carecer de giros de interés en la trama, por lo que se convierte en un trabajo previsible y que no acaba de llenar, una verdadera lástima, ya que pienso que Gary Webb merecía un homenaje mejor.

En los apartados técnicos la cinta funciona bastante bien, destacando la efectiva fotografía de Sean Bobbitt y el montaje de Brian A. Kates. En cuanto a su banda sonora se refiere, no me ha parecido especialmente destacable, pasando bastante desapercibida en general. Si atendemos a su reparto, tenemos a un Jeremy Renner muy metido en su papel, aunque su personaje sigue la linea que marca la película y acaba por no transmitir en exceso. En el resto encontramos pequeños papeles de un amplio abanico de estrellas, destacando nombres como Andy GarciaRay LiottaTim Blake Nelson o nuestra Paz Vega, aunque ninguno de sus papeles de lugar a un excesivo lucimiento, funcionando mejor como reclamo que para otra cosa.

Conclusión: Matar al mensajero es un trabajo que podía haber dado mucho mas de si a poco que sus responsables hubieran sabido mantener el ritmo y la calidad con la que comienzan. Se va diluyendo poco a poco perdiendo gran parte de lo ganado en su comienzo, aunque he de decir que esta es mi opinión, habiendo muchos espectadores a los que les ha gustado mucho mas que a mi. Por desgracia, y cuando veáis su final me contaréis, el grado en el que se mojan es mínimo, algo quizás hasta lógico viendo con quien se meten, pero que resulta un tanto desesperanzador. En fin, es mi modesta opinión, ¿cual es la suya?.



messenger, mensajero, Michael Cuesta

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...