martes, 19 de mayo de 2015

Desconexión (Disconnect) - Henry Alex Rubin (2012)

Desconexión, Disconnect, Alex RubinTítulo original - Disconnect
Año - 2012
Duración - 115 min.
País - Estados Unidos
Director - Henry Alex Rubin
Guión - Andrew Stern
Música - Max Richter
Fotografía - Ken Seng
Montaje - Mireya Vicent
Producción - Carolina Aznar
Productora - LD Entertainment / Wonderful Films
Género - Drama, Thriller, Cine independiente
Reparto - Jason Bateman, Hope Davis, Frank Grillo, Paula Patton, Andrea Riseborough, Alexander Skarsgård, Michael Nyqvist, Max Thieriot, Jonah Bobo


El director Henry Alex Rubin es el encargado de llevar a la gran pantalla el solido guión engendrado por Andrew Stern, en el que se nos muestran varias historia que se entrecruzan, con las nuevas tecnologías y sus peligros como telón de fondo. Un sorprendente trabajo en el que destaca el brío con el que el realizador filma la historia y la forma en la que exprime a su reparto. Atención especial al trabajo de Jason Bateman, normalmente utilizado en roles cómicos y que aquí se muestra como un excelente actor dramático, que debe ser mejor aprovechado.

Desconexión, Disconnect, Alex Rubin

Sinopsis: Nina Dunham (Andrea Riseborough) es una periodista que busca una buena noticia y cree encontrarla al contactar con Kyle (Max Thieriot), un chico joven que trabaja en una sala de chat. Jason (Colin Ford) y su amigo Frye (Aviad Bernstein), se hacen pasar por una chica para gastar una broma a Ben Boyd (Jonah Bobo), un chico un tanto extrovertido y solitario. Cindy (Paula Patton) y Derek (Alexander Skarsgård) son una pareja muy distanciada tras perder a su hijo, por lo que ella pasa su tiempo en páginas de ayuda por internet. La vida de todos ellos y los que los rodean están a punto de sufrir cambios drásticos, con las nuevas tecnologías como principales protagonistas.

El director: Henry-Alex Rubin es un cineasta estadounidense que estudió cine en la Academia Phillips, en Andover y en la Universidad de Columbia. Al ser hijo de madre francesa y del famoso historiador James H. Rubin, pasó gran parte de su vida entre Europa y Estados Unidos.

Desconexión, Disconnect, Alex RubinRubin dirigió junto a Jeremy Workman la película documental ¿Quién es Henry Jaglom?, con la participación de nombres como Candice Bergen, Dennis Hoppery y Peter Bogdanovich, tras lo que produjo el documental Freestyle, que ganó el premio al Mejor Documental en el Woodstock. Fue apadrinado por James Mangold (En la cuerda floja) para dirigir la segunda unidad en varias películas como Cop Land e Inocencia interrumpida. Co-dirigió el documental Murderball junto a Dana Adam Shapiro. Murderball ganó el Premio del Público en el Festival de Cine de Sundance y fue nominada al Oscar al Mejor largometraje documental.

Tras ello dirige comerciales para Smuggler (productora), en campañas para marcas como Adidas, Volvo, Samsung, AT & T y Coca Cola. Rubin dirigió varias campañas históricas que incluyen "Whopper Freakout" de Burger King y "Pizza Turnaround" para Dominos, tras las que fue reconocido como uno de los mejores directores comerciales del mundo, con multitud de galardones a su labor.

El largometraje Disconnect es su primer largometraje de ficción y se estrenó en el Festival de Cine Internacional de Toronto y el Festival Internacional de Cine de Venecia en 2012. Actualmente prepara el drama Robin Friday, una biografía del jugador de fútbol Robin Friday, que da nombre al trabajo, con un guión de Paolo Hewitt y Julian Stone, y que cuenta en su reparto con Sam Claflin. Se espera su estreno para 2016.

La película: He de comenzar admitiendo que me he llevado una muy grata sorpresa con Disconnect, un trabajo en el que no tenía depositadas demasiadas esperanzas y que ha conseguido que pase casi dos horas de muy buen cine. Las claves de este éxito son varias, pero entre ellas hay que destacar su magnífico guión y el excelente trabajo de su director, un Henry Alex Rubin al que no conocía de nada y que consigue un producto de una solidez insospechada, tanto en su factura, como en el trabajo de su reparto.

Desconexión, Disconnect, Alex Rubin

Y la verdad es que la empresa no era nada sencilla, porque las películas de historias cruzadas resultan especialmente difíciles de llevar a la pantalla, ya que además de conseguir que todo fluya como se espera, hay que tener el suficiente talento como para que a la hora de unirlas, no resulte excesivamente forzado, dándole un aire de naturalidad que resulta complicado conseguir en muchos casos. En este que nos ocupa, una de las claves del brillante resultado final es precisamente ese, la forma en la que se nos van mostrando las diferentes tramas, que poco a poco avanzan sin resultar monótonas, ni excesivamente complicadas como para exigir demasiado al espectador.

Por ello, hay que valorar como merece el magnífico guión escrito por Andrew Stern (Hechizo del corazón, Nurses), que resulta eficaz y enormemente solido. Tiene la extraña cualidad de no resultar monótono, sin necesidad de grandes giros en su trama, por lo que avanzamos en las diferentes historias expectantes en todo momento, sin perder en ningún momento el interés y consiguiendo que la intriga vaya en aumento conforme todo avanza. Si hay algo que algunos espectadores pueden echarle en cara a su creador, es quizás su final, que a algunos puede parecerles un tanto efectista, pero que en mi opinión está bastante bien rematado. De todas formas es algo que no impide su disfrute ni creo que le reste en exceso.

Como comencé diciendo, gran parte del excelente resultado final es obra de Henry Alex Rubin, cuya dirección de actores es digna de elogio, ya que es capaz de sacar de cada uno de ellos lo mejor que llevan dentro. Su trabajo junto a Ken Seng (Cuarentena, Project X, Step Up 3D), encargado de la fotografía, es igual de meritorio. Entre ambos consiguen que las diferentes historia tengan la cualidad de resultar reales, tanto que hay que decir que no es una película sencilla de ver ni de encajar, ya que lo que nos cuenta pasa muy de cerca de nuestra existencia mas cotidiana. Aquí es donde se nota, y para bien, la amplia experiencia del director en el mundo del documental, una cualidad que espero que no pierda en el caso de que continúe realizando ficción, como así espero tras ver los resultados.

Desconexión, Disconnect, Alex Rubin

En cuanto a la banda sonora del film, la verdad es que es otra de las gratas sorpresas que me he llevado al disfrutarla. Es obra del músico alemán Max Richter (Perfect Sense, The Congress, Leftovers), que consigue que escuchemos un tipo de música de tipo ambiental, pero con un estilo propio que la hace diferente a muchas otras, que además acompaña a la perfección a la película y merece la pena ser escuchada por separado. Os dejo una recopilación con alguno de sus cortes por si os apetece escucharlos.



Y si pasamos a valorar el trabajo de su reparto, hay que decir que el nivel general exhibido es excelente. En un tipo de película como esta el protagonismo está muy repartido, debido al gran número de tramas o historias que se desarrollan en el, pero con el que me he llevado una gran alegría es con el bueno de Jason Bateman, al que estamos acostumbrados a ver en comedias como El cambiazoCómo acabar con tu jefe o la serie Arrested Development, y que en esta ocasión se destapa, y de que manera, como un enorme actor al que deseamos ver interpretar en mas ocasiones este tipo de papeles dramáticos. El resto no le va a la saga, resultando casi imposible encontrar alguno que desentone entre ellos.

Conclusión: Desconexión no es un trabajo fácil de ver, principalmente porque trata problemas que han aparecido junto a la irrupción de las nuevas tecnologías que, a pesar de estar tratados de forma un tanto pesimista, no por ello dejan de ser reales o resulte posible que nos puedan afectar en cualquier momento. Nuestro desconocimiento hacia ellos es una de las armas que harán que traguemos mas de una vez saliva durante su metraje, unido al aire de verosimilitud que la cinta derrocha en todo momento. Por otra parte es la ocasión (de las que yo he disfrutado) en la que mejor se tratan dichos riesgos, por lo que no puedo mas que recomendar su visionado. Debería hacernos meditar sobre hacia donde nos dirigimos y que grado de implicación deberíamos tener hacia las nuevas tecnologías, que deberían facilitarnos la vida, en vez de llegar a crearnos problemas hasta ahora inexistentes y que parecemos ignorar. No se la pierdan y si les apetece, cuéntennos sus impresiones. Sean felices, que no es poco.



Desconexión, Disconnect, Alex Rubin

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...