sábado, 20 de junio de 2015

Paranoia Agent - Satoshi Kon (2004)

Título original - Môsô Dairinin
Año - 2004
Duración - 316 min.
País - Japón
Director - Satoshi Kon
Guión - Satoshi Kon, Tomomi Yoshino y Seishi Minakami, basado en la historia de Satoshi Kon
Música - Susumu Hirasawa
Fotografía - Katsutoshi Sugai
Montaje - Kashiko Kimura
Producción - Mitsuru Uda y Satoshi Fujii
Productora - Madhouse Studios
Género - Serie de TV, Animación, Animación para adultos, Thriller, Intriga, Fantástico, Película de culto.
Reparto - Animación
Web oficial - http://www.paranoiaagent.com/


Satoshi Kon es el creador de la historia, co-guionista y director, de esta serie de animación para adultos que gustosamente hubiera firmado el propio David Lynch. Una feroz crítica a la hipócrita sociedad japonesa que saca a la luz sus peores defectos, escondidos bajo esa falsa apariencia de perfección que el creador japonés tira por tierra en cinco horas largas, divididas en 13 episodios de una calidad incuestionable. ¿Defectos? Pues los creados si no aguantas las historias oníricas y diferentemente interpretables por cada espectador. El chico del bate, un mal que por desgracia, sería muy necesario. Advertencia: No la abandonen después del primer o segundo episodio, estarían cometiendo un gran error, ya que en mi opinión, hay que verla completa para formarse una idea real de ella.

Paranoia Agent, Satoshi, Kon

Sinopsis: Sagi Tsukiko, creadora de Maromi, juguete y personaje animado muy famoso en Japón, se encuentra sometida a una gran presión, ya que sus jefes le exigen el diseño de un nuevo personaje mientras ella está sumida en una profunda crisis creativa. Un día es atacada al salir del trabajo por un chico con un bate de béisbol ligeramente doblado, lo que obliga a hospitalizarla. Pero muchos creen que es una invención suya para salir del paso, hasta que el ataque del chico del bate se vuelve a repetir con victimas diferentes, lo que creará un estado de intranquilidad en la población. El detective Keichii Ikari y su ayudante Maniwa se harán cargo de la extraña investigación.

La serie: He de comenzar ampliando lo que les comentaba en la presentación, ya que aunque no estamos ante un producto para todos los gustos, de eso no cabe ninguna duda, no conviene hacernos una idea de el antes de tiempo, por lo que a quien no lo haya visto le recomiendo un poco de paciencia, ya que puede que necesiten algo mas que uno o dos episodios para comenzar a disfrutarla. En mi caso en concreto, asistí boquiabierto a los dos primeros capítulos, siendo a partir del tercero cuando la experiencia alcanzó su nivel óptimo, algo que no tiene porqué ocurrirle a ustedes, pero avisados quedan.

Paranoia Agent, Satoshi, Kon

Paranoia Agent nace de la intención del cineasta de dar vida a ciertas historias que en su momento quedaron fuera de películas como Perfect Blue, Millennium Actress o Tokyo Godfathers, siendo fundidas para la ocasión con gran habilidad. Su guión, obra del propio Satoshi Kon, junto a Tomomi Yoshino y Seishi Minakami, las entremezcla para ofrecernos una despiadada y directa crítica a la sociedad japonesa, en forma de personajes e historias totalmente alejados de la imagen que pretende dar el país, y que de hecho, casi siempre consigue. Estamos ante un anime para adultos, un hecho indiscutible viendo la variedad de personajes que lo pueblan y los delicados temas que en el se tratan, así que no se vayan a creer que por la simpática imagen de algunos de sus personajes, es un producto que pueda verse en familia.

De hecho, el primer capítulo casi completo, puede perfectamente inducir a este error, aunque cuando avancemos en ella, veremos que nada mas lejos de la realidad. Prostitución, desdoblamiento de la personalidad, envidia, banalidad, arrogancia, viejos pervertidos, tendencias suicidas, acoso escolar, son algunos de los protagonistas de esta serie, donde la diferencia entre la realidad, los sueños y la fantasía no son fácilmente perceptibles en todo momento, por lo que el espectador ha de realizar un pequeño esfuerzo para sacar sus propias conclusiones, algo que como sabréis, es una de las características fundamentales de gran parte del cine de David Lynch, con el que comparte varia características.


En cuanto al tipo de animación utilizada, este varía en función de la historia y el caso contado, algo que es otra de las señas de identidad de la serie. El nivel de detalle es bastante alto, sobre todo en los escenarios y las imágenes que vemos en un segundo plano, que muchas veces choca frontalmente con la sencillez de alguno de sus personajes. Pero lo que os debe quedar claro, es que esta es una serie con identidad propia, muy diferente a la mayoría de las que se realizan y difícilmente comparable a cualquier otra.

Conclusión: Paranoia Agent es cualquier cosa menos un producto común. Como puntos a favor tiene su originalidad, su cruda crítica social, el magnífico nivel de su animación y el excelente modo en el que Satoshi Kon nos contaba todo tipo de historias. En su contra está el hecho de su complejidad, algo que hace que sea muy aconsejable un segundo visionado de la misma, sobre todo por la cantidad de detalles que se nos escaparán fácilmente y la forma en la que la miraremos conociendo ya su final. Ideal para los fans de Lynch, el cine onírico y surrealista. Absténganse los no dispuestos a poner su granito de arena, es preferible que busquen en otra dirección. Por cierto, ¿a quien no le habría venido bien alguna vez en la vida encontrarse con el chico del bate? Pocos podrán dar un paso al frente, al menos sin ser hipócritas. Sean felices, que esto es muy corto como para complicarse en exceso.


El director: Satoshi Kon (1963-2010) fue un director de cine de animación japonés, guionista, artista del manga y miembro de la Asociación Japonesa de Animación Creadores (Janica) . Se graduó en el departamento de Diseño Gráfico de la Universidad de Arte Musashino. A veces se le acredita como Yoshihiro Wanibuchi, en los créditos de Paranoia Agent concretamente. Era el hermano menor del guitarrista y músico de estudio Tsuyoshi Kon.

Paranoia Agent, Satoshi, KonDebido al trabajo de su padre, gran parte de su educación transcurrió en la escuela media de Sapporo y era compañero de clase y amigo cercano del artista de manga Seihō Takizawa. Mientras estaba en la universidad, debutó con el corto Toriko (1984) y obtuvo un segundo puesto en los Premios Chiba Tetsuya, realizados por Young Magazine (Kodansha). Después, encontró trabajo como ayudante de Katsuhiro Otomo.

Como director realizó varias películas de anime como Perfect Blue (1997), donde mezcla terror, drama psicológico y thriller para contarnos la historia de Mima, la cantante de un famoso grupo musical japonés que cae en una profunda depresión que tendrá un desenlace totalmente inesperado; su siguiente trabajo fue Millennium Actress (2001), donde nos cuenta la historia de Chiyoko Fujiwara, la que fuera la estrella más importante del cine japonés, pero que de repente, desapareció para ir a vivir a un apartado refugio de montaña; tras ella dirigió la comedia dramática Tokyo Godfathers (2003), donde nos cuenta la historia de tres vagabundos que encuentran en navidad a un bebe abandonado, decidiendo buscar ellos mismos a su madre; su último trabajo completo fue Paprika (2006), donde mezcla ciencia ficción y terror para contarnos la historia del robo de un prototipo de máquina experimental, gracias a la cual es posible introducirse en la mente de los pacientes para tratar sus ansiedades, que usaran para invadir las mentes de sus creadores, destruyendo sus personalidades mientras duermen. Mientras dirigía su siguiente trabajo titulado The Dream Machine, fue diagnosticado de cáncer de páncreas, por lo que se retiró de inmediato. Falleció el 24 de agosto de 2010 a la edad de 46 años.


Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...