sábado, 18 de julio de 2015

Ed Wood - Tim Burton (1994)

Ed, Wood, BurtonTítulo original - Ed Wood
Año - 1994
Duración - 124 min.
País - Estados Unidos
Director - Tim Burton
Guión - Scott Alexander, Larry Karaszewski
Música - Howard Shore
Fotografía - Stefan Czapsky
Montaje - Chris Lebenzon
Producción - Tim Burton y Denise Di Novi
Productora - Touchstone Pictures
Género - Comedia, Drama, Película de culto
Reparto - Johnny Depp, Martin Landau, Patricia Arquette, Sarah Jessica Parker, Bill Murray, Lisa Marie, Jeffrey Jones, Vincent D'Onofrio, G.D. Spradlin, Juliet Landau, Mike Starr, Brent Hinkley, Max Casella


A falta de que la musa de la inspiración llame de nuevo a la puerta del bueno de Tim Burton, habrá que conformarse con revisar una de esas maravillas que tanto nos han hecho disfrutar, siendo hoy el turno de esta Ed Wood, con la que con tan solo imaginar una de sus múltiples e inolvidables escenas, ya se dibuja en mi cara una sonrisa. Un entrañable trabajo en honor al que es considerado como uno de los peores directores de la historia, con un reparto en estado de gracia y que deja una huella que permanece para siempre en quien la disfruta. Tan fresca y divertida como el primer día.

Ed, Wood, Burton

Sinopsis: La historia narra la vida del director Ed Wood (Johnny Depp) en los años en los que empezó a rodar sus primeros largometrajes, recogiendo los rodajes de sus películas Glen o Glenda, La novia del monstruo y la obra cumbre del director, Plan 9 from Outer Space. Todo comienza cuando Ed coincide con el veterano actor húngaro Béla Lugosi (Martin Landau), ya en evidente decadencia, al que el director conoce en una funeraria mientras Lugosi está eligiendo su propio ataúd. Wood logra convencer al productor George Weiss (Mike Starr), para que le de la oportunidad de dirigir una extraña película sobre el travestismo, que curiosamente está basada en la propia vida del director, aficionado a utilizar ropa de mujer, algo que hasta entonces desconoce su novia Dolores Fuller (Sarah Jessica Parker).

La película: Desgraciadamente, resulta muy, muy difícil, por no decir imposible, lograr disfrutar de un biopic que no intente manipular descaradamente al espectador, que sea fiel a la realidad y no se dedique a ensalzar o ningunear a la figura de la que nos habla, en favor del producto en cuestión o del entorno de dicha figura. Debe resultar extremadamente difícil hacerlo sin introducir en el la imagen que sus creadores tengan de la figura en cuestión, sin intentar crear en los espectadores una opinión que se aleja de la realidad para beneficiar a la película en si, y por encima de todo, hacerlo si intentar adoctrinar.

Bien es cierto que no es lo mismo realizarlo sobre una figura de fama mundial, alrededor de la que planean multitud de leyendas con mas o menos fundamentos, que de un personaje como Ed Wood, del que pocos habrán siquiera escuchado hablar antes de disfrutar este trabajo, pero el hecho es que estamos ante uno de los mejores que un servidor ha tenido la posibilidad de ver, no ya solo por lo mencionado con anterioridad, sino por la capacidad que Tim Burton tuvo para convertir la historia de un personaje poco conocido en un trabajo realmente completo, que en vez de ceñirse a la historia en si o dedicarse a juzgar a su protagonista, realiza todo un homenaje a ese cine de serie B por el que tantos semidesconocidos lucharon gran parte de su vida, además de un retrato perfecto de como era el mundo del celuloide en la época.

Ed, Wood, Burton

Y para colmo consigue, de una forma amena y singular, mostrar en un producto un pequeño trozo de la historia de este arte, convirtiéndolo en una comedia brillante y muy efectiva de una riqueza difícilmente igualable, que a su vez esconde una dura crítica a como es la industria cinematográfica y a la parte mas ingrata del mundo del cine, perfectamente escenificada en sus dos personajes principales, el del eterno visionario que no consigue triunfar a pesar de intentarlo durante toda su vida (Ed Wood) y al de la estrella en decadencia a la que todos han vuelto la cara, que habiendo conocido la sensación de estar en la cumbre, tiene que aprender en el ocaso de su existencia a vivir junto a la soledad y el olvido (Béla Lugosi).

Por lo tanto, que nadie os cuente que estamos ante una comedia mas, porque la verdad es que Ed Wood es mucho mas que eso, gracias principalmente al magnífico guión que Scott Alexander y Larry Karaszewski realizaron, basándose en la biografía escrita por Rudolph Grey. Todo un catálogo de como escribir un trabajo ameno y divertido sin dejar de lado la profundidad y la calidad que un biopic debe de tener. La fotografía es otro de los grandes aciertos del mismo, siendo Stefan Czapsky (Matilda, Batman Returns, Eduardo Manostijeras) el responsable de la misma. Desde un principio, el realizador tenía claro que esta debía ser en blanco y negro, algo que creo un gran acierto, ya que ayuda, y mucho, a conseguir la magnífica ambientación de la que hace gala la película.

El encargado de la banda sonora fue el compositor Howard Shore (Promesas del Este, El silencio de los corderos, Infiltrados), quien se basó en el estilo de las películas de los años 50 para realizar un producto original, pero difícilmente clasificable. En ella colaboraron la Orquesta de Filarmónica de Londres y la cantante rusa Lydia Kavina. Os dejo un curioso corte subido a Youtube, por si os apetece escucharlo.



Gran parte del éxito de este enorme trabajo hay que agradecérselo a Victoria Thomas, encargada de reunir al excelente reparto que da vida a los inolvidables personajes que pueblan la película. Al frente de ellos tenemos a un brillante Johnny Depp, que interpreta a Ed Wood, un visionario totalmente embelesado por el mundo del cine, tan obstinado y decidido, como falto de talento. Junto a el tenemos a Martin Landau, que da vida a Béla Lugosi, una estrella del pasado adicto a la heroína, que espera en soledad el fin de sus días. Su interpretación es simplemente magistral, ganando con ella el Oscar, el Globo de oro y el premio del Sindicato de Actores. Pero no debemos olvidarnos del resto del reparto, que brilla de igual forma, cada uno en su justa medida: Patricia Arquette, Sarah Jessica Parker, Bill Murray, Lisa Marie, Jeffrey Jones, Vincent D'Onofrio, G.D. Spradlin, Juliet Landau, etc.

Ed, Wood, BurtonConclusión: Si ya habéis disfrutado de este trabajo, poco mas creo yo que os pueda decir sobre el, pero si por alguna extraña casualidad aún no lo habéis hecho, creo que no debéis perder la oportunidad de ver una de las mejores y mas entrañables comedias que un servidor ha tenido la suerte de ver. Para que os hagáis una idea de donde la coloco yo en mi ranking personal, está plácidamente guardada entre El baile de los vampiros, de la que os hablamos en este artículo, y El jovencito Frankenstein, del que lo hicimos en este otro, así que mejor que esta, creo que os costará encontrar muchas. Quiero finalizar expresando la esperanza (dicen que es lo último que se pierde) que aún tengo, de que el bueno de Tim Burton vuelva a realizar cine de la calidad de esta maravilla, Big fish o Eduardo manostijeras. Talento le sobra, no me cabe duda.


El director: Tim Burton es un director, productor, escritor y diseñador estadounidense nacido en Burbank, California, el 25 de agosto de 1958. Su infancia estuvo caracterizada por la representación, junto a su hermano, de parodias relacionadas con delitos sangrientos (homicidios, asesinatos, etc). Adoraba el cine, en especial el cine fantástico, quedando marcado por una de las primeras películas que vió: Jason y los Argonautas (1963), embelesado por los efectos especiales de Ray Harryhausen y su técnica "stop motion", que usaría mas tarde en alguna de sus películas. Tras concluir sus estudios de bachillerato, ingresó en su segundo año universitario en el Instituto de Artes de California, donde realizó una serie animada bautizada como Stalk of the Celery Monster, trabajo que le dio la oportunidad de ser contratado por los estudios Disney para colaborar en sus próximos filmes y proyectos.

Ed, Wood, BurtonLa mayoría de sus películas se han caracterizado por la presencia de mundos imaginarios donde suelen estar presentes elementos góticos y oscuros, cuyos protagonistas suelen ser seres inadaptados y enigmáticos. Este sello de identidad se hace patente en películas como Batman (1989) o Pesadilla antes de Navidad (1993), esta última producida por él mismo. Adquirió gran fama al dirigir exitosos filmes entre los que se encuentran Bitelchús (1988), Eduardo Manostijeras (1990), Ed Wood (1994), Mars Attacks! (1996), Sleepy Hollow (1999), Big Fish (2003), Charlie y la fábrica de chocolate (2005) o Sweeney Todd: El barbero diabólico de la calle Fleet (2007).

Desde que dirigió su primer largometraje, La gran aventura de Pee-Wee (1985), ha pasado a dirigir y producir numerosas películas, de las que algunas han sido notablemente premiadas. Sus películas La novia cadáver (2006) y Frankenweenie (2012), fueron candidatas al Óscar a la mejor película de animación. A menudo trabaja con su amigo íntimo Johnny Depp, el músico Danny Elfman y su ex pareja Helena Bonham Carter. El 15 de marzo de 2010 Tim fue distinguido como Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia. Actualmente trabaja en tres proyectos: Miss Peregrine's Home for Peculiar Children (2016), el remake de la famosa Dumbo (2017) y Bitelchus (2018). El 15 de marzo de 2010 fue distinguido como Caballero de la Orden de las Artes y las Letras de Francia.

Ed, Wood, Burton

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...