viernes, 24 de julio de 2015

Siempre Alice - Richard Glatzer y Wash Westmoreland (2014)

Alice, Glatzer, WestmorelandTítulo original - Still Alice
Año - 2014
Duración - 101 min.
País - Estados Unidos
Director - Richard Glatzer y Wash Westmoreland
Guión - Richard Glatzer y Wash Westmoreland, basándose en la novela de Lisa Genova
Música - Ilan Eshkeri
Fotografía - Denis Lenoir
Montaje - Nicolas Chaudeurge
Producción - James Brown, Pamela Koffler y Lex Lutzus
Productora - Backup Media / Big Indie Pictures / Killer Films
Género - Drama, Cine independiente
Reparto - Julianne Moore, Alec Baldwin, Kristen Stewart, Kate Bosworth, Hunter Parrish, Erin Darke, Shane McRae, Victoria Cartagena, Stephen Kunken, Eha Urbsalu, Cali T. Rossen, Kristin Macomber, Cat Lynch, José Báez, Jamie Lee Petronis


Richard Glatzer y Wash Westmoreland escribieron el guión sobre la novela de Lisa Genova y dirigieron este magnífico retrato de una de las enfermedades mas duras que se conocen, tanto para los pacientes, como para sus familias, la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano. Lamentablemente, Glatzer la dirigió después de ser diagnosticado en 2011 de otra enfermedad degenerativa, el ALS, que acabó llevándoselo en marzo de este mismo año. Mención especial a Julianne Moore, para la que me faltan calificativos con los que describir su brillante trabajo, en un papel por el que ganó el Óscar a la mejor actriz, además de otros nueve de los mas prestigiosos premios cinematográficos.

Alice, Glatzer, Westmoreland

Sinopsis: Alice Howland (Julianne Moore) lo tiene casi todo en la vida. Está felizmente casada con un hombre de éxito (Alec Baldwin), tiene tres hijos adultos con la vida mas o menos encarrilada (Kristen Stewart, Kate Bosworth y Hunter Parrish) y es profesora de psicología cognitiva en Harvard, además de una experta lingüista de fama mundial. Pero su vida está a punto de cambiar por completo, ya que comienza a olvidar pequeños detalles a los que no da excesiva importancia, hasta que comienza a sentirse desorientada en ciertos momentos y a sufrir lapsus de memoria cada vez mas grandes y frecuentes, por lo que acudirá a una clínica, donde se le diagnostica la enfermedad de Alzheimer de inicio temprano, una dura batalla a la que intentará plantar cara.

La película: He de reconocer que me ha costado la misma vida ver esta magnífica película, algo que no tiene nada que ver con su calidad, sino con el tema que trata, ya que es una enfermedad que ha tocado muy de cerca a mi familia hace no mucho tiempo, por lo que me parecía un mundo conseguir reunir las fuerzas necesarias para hacerlo. He esperado un tiempo prudencial y un día en el que me sentía bien de ánimos he acabado por hacerlo, algo de lo que no solo no me arrepiento, sino que recomiendo hacerlo a cualquier aficionado al cine que no sea excesivamente vulnerable a estos temas.

Y quiero comenzar dejando claro que estamos ante un trabajo perfectamente rodado, que en ningún momento busca la lágrima fácil o abusa de la evidente dureza de lo que nos está contando, sino que por el contrario intenta hacerlo de la forma menos traumatizante posible, exponiendo la vida de nuestros protagonistas y como esta cambia radicalmente de la noche a la mañana. Pero claro, la dureza de lo que nos muestra es innegable, por lo que aún así, resulta un trabajo nada fácil de ver y asimilar, mucho menos si como es mi caso, habéis visto pasar de cerca el monstruo al que retrata.

Alice, Glatzer, Westmoreland

Y es que en el trabajo de Richard Glatzer y Wash Westmoreland, primero escribiendo el guión en el que adaptan la novela homónima de Lisa Genova, y después en la delicada y cuidada dirección, se nota que lo que cuentan les toca muy, muy de cerca, ya que Glatzer padecía ELA, una enfermedad degenerativa que en vez de a la memoria, afecta al aparato motor humano. Ambos estaban sumidos en una crisis creativa mas que lógica cuando llegó a sus manos la novela, pero decidieron crear el guión y realizarla, a pesar de la evidentes trabas que tenían ante si para hacerlo.

Tan solo decir que Richard Glatzer comenzó el rodaje utilizando un IPad con una aplicación capaz de convertir en voz lo que iba escribiendo, aplicación que al finalizar el mismo, solo podía utilizar ya con el dedo gordo del pie. Ni que decir tiene, que la suavidad y el tacto que ambos emplean para contarnos la historia de la profesora Alice Howland es difícilmente igualable, e imposible de superar. El libreto resulta todo un ejercicio de valentía y pundonor, que pasará a la historia de este arte como el último trabajo de ambos, que además de compañeros de trabajo eran pareja.

En los apartados técnicos hay que destacar la fotografía del director francés Denis Lenoir (88 minutos, Asesinato justo, Carlos, Eden), tan sobria y discreta como la propia dirección o el montaje de Nicolas Chaudeurge. En cuanto a la banda sonora, esta fue encargada a Ilan Eshkeri (Stardust, La reina Victoria, Centurión, Johnny English Returns). Está basada en melodías a base de piano e instrumentos de cuerda, manteniendo bastante el tono general de la película, aunque en su transcurso, solo destaque en momentos puntuales. Os dejo varios cortes por si os apetece escucharla.



Pero lo que realmente es el mayor acierto de los responsables de la película, es dejar en manos de la brillante Julianne Moore el protagonismo de la misma. Su actuación, lejos de resultar exagerada o sobreactuada, resulta elegante y sobria, haciendo que una vez vista la película, seamos incapaces de imaginar a cualquier otra actriz en su lugar. Además ha servido para entregar a esta magistral actriz, un conjunto de premios encabezados por el Óscar, que hace tiempo que merece en cada actuación que realiza, siendo una de las mejores del momento y estando por méritos propios entre las mejores de la historia. Junto a ella trabaja un conjunto de actores y actrices que hacen un buen papel, aunque siempre a la zaga de la excelente MooreAlec Baldwin como el doctor John Howland, su pareja, y Kristen Stewart, Kate Bosworth y Hunter Parrish, como sus hijos, son los mas destacables.

Alice, Glatzer, Westmoreland

Conclusión: Still Alice es para mi una gran película, capaz de transmitir toda la dureza de una de las enfermedades mas duras para paciente y familia que vemos en la actualidad, sin necesidad de ningún tipo de exageración ni efecto desmedido. Muchos critican en la cinta cierta falta de dramatismo en algunos momentos, pero para mi el tono empleado es el justo, por lo que es una opinión que ni mucho menos comparto. Piensen que si fuera así, en este mismo espacio un servidor estaría criticando dicha tendencia, que por otra parte sería fácil de emplear e incluso de justificar. La dureza de la historia y el soberbio trabajo de Julianne Moore, son mas que suficientes para tocarnos la fibra sensible, así que no duden en visionarla, seguro que no se arrepienten. Sean felices, que la vida es corta y hermosa como para desperdiciarla.



Los directores: Richard Glatzer nació en Flushing, Queens, el 28 de enero de 1952. Creció en Westbury, Long Island y Livingston, Nueva Jersey, cursando sus estudios para una licenciatura en la Universidad de Michigan y un doctorado en Inglés de la Universidad de Virginia. Entró en el mundo del cine a mediados de la década de los 80 trabajando bajo la tutela de Jay y Lewis Allen. Su primera película independiente fue Pena (1993).

Alice, Glatzer, WestmorelandWash Westmoreland nació en Leeds, Inglaterra, el 4 de marzo de 1966. Obtuvo su título universitario en Ciencias Políticas y Estudios de Asia Oriental en la Universidad de Newcastle-upon-Tyne y la Universidad de Fukuoka en Japón, donde se graduó en 1990. Emigró a Estados Unidos en 1992, viviendo en un principio en la ciudad de Nueva York, para luego mudarse a Nueva Orleans y finalmente a Los Angeles en 1995. Su primer trabajo destacable es Naked Highway (1997).

La primera película de ambos fue en 2001, llamada The Fluffer (El estimulador), un drama dobre la homosexualidad que tenía a Scott Gurney, Michael Cunio y Roxanne Day en los principales papeles; tras ella llegó Quinceañera (2006), un nuevo drama que contaba con la participación de Emily Rios, Jesse García, Chalo González y Araceli Guzmán-Rico, entre otros; su último trabajo anterior a Siempre Alice fue La última aventura de Robin Hood (2013), un biopic sobre la decadencia del actor hollywoodiense Errol Flynn (Kevin Kline), cuyos últimos años estuvieron marcados por su gran adicción a las drogas y al alcohol. Junto a Kline trabajaban Susan Sarandon, Dakota Fanning, Bryan Batt, Max Casella, Sean Flynn, etc.

Alice, Glatzer, Westmoreland

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

1 comentario:

  1. Aunque tiene muchas cosas que no me gustaron, la verdad es que es indispensable verla. Sobretodo por el papel de Julianne Moore. Te dejo aquí mi crítica por si quieres echarle un vistazo :) http://losidolosolvidados.blogspot.com.es/2015/04/siempre-alice.html

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...