sábado, 22 de agosto de 2015

En la cuerda floja - James Mangold (2005)

Walk the line, cuerda floja, James MangoldTítulo original - Walk the Line
Año - 2005
Duración - 136 min.
País - Estados Unidos
Director - James Mangold
Guión - James Mangold y Gil Dennis, basado en la autobiografía de Johnny Cash
Música - T-Bone Burnett (Canciones de Johnny Cash)
Fotografía - Phedon Papamichael
Montaje - Michael McCusker
Producción - James Keach y Cathy Konrad
Productora - 20th Century Fox
Género - Drama, Romance, Musical
Reparto - Joaquin Phoenix, Reese Witherspoon, Robert Patrick, Ginnifer Goodwin, Shelby Lynne, Hailey Anne Nelson, Dallas Roberts, Larry Bagby, Waylon Payne
Web oficial - http://www.walkthelinethemovie.com/


En la cuerda floja es el título que se le dio en España a Walk the Line (Johnny y June: pasión y locura en Hispanoamérica). James Mangold la dirige y escribe su guión junto a Gil Dennis, basándose en la autobiografía del inimitable Johnny Cash para contarnos los primeros años de su vida y sus turbulentos inicios en la música. Mención especial para su pareja protagonista, Joaquin Phoenix en el papel del cantante y, sobre todo, Reese Witherspoon, que borda el papel de June Carter, actuación que le valió para ganar Oscar, BAFTA y Globo de oro.

Walk the line, cuerda floja, James Mangold

Sinopsis: La película nos cuenta la vida del famoso cantante Johnny Cash (Joaquin Phoenix) desde su infancia, que transcurre en una granja de algodón en Dyess, Arkansas, junto a sus padres y su hermano mayor Jack, con el que está muy unido, sus inicios en la música, cuando aún tocaba con unos amigos en el porche de casa sin poder sacar adelante a su esposa y sus hijos, sus primeras giras junto a otras leyendas como Elvis Presley, Roy Orbison, Carl Perkins, Jerry Lee Lewis y Waylon Jennings, y el inevitable declive cuando comienza a tomar drogas y llega a perder completamente el control, estando a punto de echar por tierra todo lo que tanto trabajo le costó alcanzar.

La película: Realizar un biopic no suele ser una tarea fácil, principalmente porque difícilmente se puede contentar a todo el mundo a la hora de reducir a dos horas la vida de un personaje público, mas aún si se trata de una leyenda de la música como Johnny Cash. En este caso en concreto, y dejando claro ante todo que no soy un experto en su música, y mucho menos en su vida, si que he de decir que el resultado es bastante bueno en lineas generales, e incluso brillante en algunos apartados, por lo que es una muy buena forma de conocer los inicios del mítico cantante y empaparnos algo mas de su música, en el caso de que no seas seguidor suyo o, como me ocurre a mi, hayas escuchado algo de ella pero no lo suficiente como para juzgarla adecuadamente.

Es este el sexto trabajo del irregular James Mangold, capaz de dejarnos títulos de cierta calidad como Copland (1997), Inocencia interrumpida (1999), El tren de las 3:10Identidad (2003), de la que os hablamos en este artículo, y de dirigir otros no tan notables como Kate & Leopold (2001), Noche y día (2010) o Lobezno inmortal (2013), aunque cada cual tiene sus gustos, claro está. Walk the Line pertenece al primer grupo, de ello no me cabe ninguna duda, aunque es un trabajo que, según quien lo disfrute, puede tener ciertos peros que echarán a algunos para atrás y que mas tarde intentaremos desvelar.

Walk the line, cuerda floja, James Mangold

El guión es obra del propio James Mangold junto a Gil Dennis, teniendo la enorme virtud de, sin llegar a mostrar la vida del cantante al pie de la letra, ser capaz de no resultar exagerado y complacer a casi todos, aunque he de decir que el cantante sale bastante bien parado en relación a su comportamiento y a como llegó a perder los papeles, obviando varios incidentes que no comentaré aquí y ahora, con la clara intención de no manchar en exceso la imagen del genial músico y si fomentar su grandeza. Algo lógico para algunos, pero excesivamente complaciente para otros, entre los que me encuentro, pero ya sabemos como funciona esta industria, así que es algo que me resulta incluso lógico, mas aún si tenemos en cuenta que uno de los productores de la película es uno de los hijos del cantante, el señor John Carter Cash.

Su ritmo es bueno, aunque puede resultar un poco larga, sobre todo si la música no es capaz de captar tu atención, siendo este uno de los peros que antes mencioné. Los personajes están bastante bien desarrollados, sobre todos los principales, aunque hay algo que puede descolocar a mas de uno, sobre todo si eres europeo, el poco bombo que se le da a leyendas como Elvis Presley o Roy Orbison, mas conocidos para muchos que el propio Cash, sobre todo el primero, pero tiene su lógica explicación. Mientras que a este lado del charco la figura de Elvis es incomparable a ninguna otra, en el continente americano Cash fue el artista más popular del momento, llegando a vender más discos que los propios Beatles (casi nada vamos). Aún así me hubiera gustado un mejor trato de la imagen de los músicos citados, aunque tampoco es motivo suficiente como para no disfrutar la película.

En cuanto a los apartados técnicos, hay que destacar la fotografía de Phedon Papamichael (Los idus de marzo, Los descendientes, Monuments Men, Nebraska), que nos ofrece multitud de primeros planos de nuestros protagonistas, tanto dentro como fuera de los escenarios. El montaje corre a cargo de Michael McCusker, no siendo una de las cosas mas destacables del film. La música fue encargada a T-Bone Burnett (Cold Mountain, El gran Lebowski, A propósito de Llewyn Davis, True detective), siendo un apartado muy a tener en cuenta, no solo por ser el biopic de un músico o por la elección de los temas, sino por el hecho de que tanto Joaquin Phoenix, como Reese Witherspoon, interpretan todas las canciones que se escuchan en la película sin ningún tipo de playback, algo que tiene un mérito incuestionable.

Walk the line, cuerda floja, James Mangold

En el reparto de En la cuerda floja destacan sus dos indiscutibles protagonistas, un Joaquin Phoenix que interpreta al legendario Johnny Cash de forma convincente y una Reese Witherspoon que hace lo propio con June Carter, aunque el trabajo de Reese llega a eclipsar el de Joaquin, realizando una interpretación que raya la perfección, por la que fue merecidamente premiada. El resto del reparto realiza un trabajo con un buen nivel general, aunque casi todos los personajes parecen insignificantes al lado de los dos mencionados, los personajes, no las interpretaciones, que no es lo mismo. Destacar el papel de Ginnifer Goodwin  como Vivian Cash, su primera mujer, además de el de Robert Patrick como Ray Cash, el padre del cantante.

Conclusión: En la cuerda floja puede ser tratada de condescendiente respecto a ciertos aspectos de la vida del cantante protagonista, e incluso sus mas acérrimos fans puede que crean que no es el mejor de los homenajes que se le pueden hacer, pero de lo que no queda ninguna duda, es de que es un documento que merece la pena disfrutar, con un mérito indiscutible de sus protagonistas, y muy por encima del nivel de la mayoría de los biopics que se realizan. Yo recomiendo su visionado por varias razones, pero principalmente creo que además de ser un biopic mas que correcto, contiene un mensaje moral indiscutible que no voy a desvelar, que comprenderéis tras ver su final. Disfrútenla si les apetece, creo que Johnny Cash es lo mínimo que merece.

Os dejo el trailer de la película y la banda sonora de la misma, por si os apetece escucharla.


Walk the line, cuerda floja, James Mangold

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...