jueves, 27 de agosto de 2015

Pride (Orgullo) - Matthew Warchus (2014)

Pride, Matthew, WarchusTítulo original - Pride
Año - 2014
Duración - 120 min.
País - Reino Unido
Director - Matthew Warchus
Guión - Stephen Beresford
Música - Christopher Nightingale
Fotografía - Tat Radcliffe
Montaje - Melanie Oliver
Producción - James Clayton, Christine Langan, David Livingstone, Cameron McCracken y Jim Spencer
Productora - Calamity Films
Género - Comedia. Drama | Drama social. Comedia dramática. Basado en hechos reales. Años 80. Homosexualidad
Reparto - Ben Schnetzer, Monica Dolan, George MacKay, Bill Nighy, Andrew Scott, Imelda Staunton, Dominic West, Paddy Considine, Joseph Gilgun, Sophie Evans, Jessie Cave, Freddie Fox
Web oficial - http://www.pridemovie.co.uk/


Matthew Warchus es el realizador encargado de llevar a la gran pantalla el guión que Stephen Beresford basándose en una historia tan real, como a priori improbable, que nos cuenta la fructífera relación que se estableció entre un grupo de homosexuales y uno de mineros, que luchaban cada uno por sus derechos y encontraron en el apoyo mutuo la fuerza necesaria para seguir adelante. Un auténtico canto a la lucha por los derechos, que nos muestra una gran verdad que muchas veces olvidamos: La unión hace la fuerza. Absténganse los mas puritanos, cerrados de mente y homófobos, solo conseguirían pasar un mal rato o agarrarse un buen cabreo. El resto ni lo duden, ya que estamos ante una gran película, además de una increíble historia real muy conmovedora.

Pride, Matthew, Warchus

Sinopsis: En el verano de 1984, siendo primera ministra Margaret Thatcher, el Sindicato Nacional de Mineros (NUM) convoca una huelga ante el inminente cierre de varios yacimientos que dejarán en el paro a miles de trabajadores. Un grupo de homosexuales decide comenzar a recaudar dinero para dicha causa en el desfile del Orgullo Gay que se celebra en Londres, al creer que los mineros están teniendo un trato similar al que ellos reciben asíduamente, pero cuando intentan entregarlo, son rechazados por el sindicato, que no que no ve con buenos ojos ver asociado su nombre a un grupo semejante. Lejos de abandonar, deciden intentarlo en una pequeña comunidad minera de un pueblecito de Gales, en lo que supondría el nacimiento de una de las asociaciones mas peculiares jamás vista, entre comunidades tan diferentes entre si.

La película: Ante todo quiero dejar claro que estamos ante un trabajo que me ha parecido excelente, capaz de reunir en un mismo producto una magnífica comedia, dos dramas sociales totalmente diferentes y un contundente mensaje que llega claro y directo, dejándome una muy agradable sensación de esperanza que tanto bien hace en los tiempos que vivimos. Pero a la misma vez quiero exponer que, aún siendo heterosexual, soy una persona con una mente muy abierta, algo que creo imprescindible para disfrutarla plenamente, ya que aunque vivamos en una sociedad que lleva la modernidad y el respeto por bandera, la hipocresía continúa siendo parte fundamental de la forma de vida de muchos y muchas, que dan una imagen de tolerancia ante los demás mientras esconden gran parte de sus prejuicios. Así somos los seres humanos y que se salve el que pueda.

En segundo lugar he de confesar mi desconocimiento de la historia en la que se basa la película, hecho por el cual también desconozco el grado de fidelidad entre realidad y ficción, aunque creo que en el caso que nos ocupa no es algo de excesiva importancia. Claro que se habrán variado algunas cosas para que la película funcione, al igual que se recurre a varios tópicos en momentos puntuales, pero la esencia de lo que se quiere contar es lo verdaderamente importante, algo a lo que los detalles anteriormente mencionados no le afectan en absoluto, por lo que en esta ocasión, y sin que sirva de precedente, son simples banalidades que no restan al excelente resultado final.

Pride, Matthew, Warchus

El guión escrito por Stephen Beresford es realmente brillante, algo que alcanza mayor mérito por el hecho de que es prácticamente un desconocido, al menos para un servidor. Su ritmo es bastante bueno, sus personajes perfectamente dibujados, la mezcla entre comedia y drama equilibrada a la perfección y su estructura resulta muy acertada, dando lugar a un producto de una calidad indiscutible, que en las manos del realizador Matthew Warchus, da como resultado un trabajo de esos que no se olvidan con facilidad. Además hay que decir que le da tiempo a repasar temas tan dispares como la enorme riqueza artística de la época, los problemas familiares ocasionados por la orientación sexual de los jóvenes, los miedos que producía y la extendida ignorancia de la población acerca del sida, tratados con sumo tacto y no menos habilidad. Hasta su extraordinario final merece solo alabanzas, ya que aunque no existen aquí vencedores ni vencidos, el film es capaz de dejar un sentimiento de esperanza que rara vez se consigue en el cine que se realiza en la actualidad.

De hecho, hay que mencionar que Warchus solo cuenta con dos películas en su haber, separadas por 15 largos años de distancia, ya que el grueso de su carrera ha sido dedicado al teatro con enorme brillantez, algo que se nota en la película, y mucho. Su dirección de actores es magnífica, exprimiendo a cada uno de ellos como si de un limón se tratase, además de plasmar en imágenes el libreto de forma sublime. La fotografía es obra de Tat Radcliffe (Mi familia y otros animales, La doppia ora, '71), que realiza un trabajo efectivo, aunque no sea este en el aspecto que la cinta mas destaca.

Otro de los enormes aciertos de este trabajo es la banda sonora elegida para la película, en cuyos créditos aparece Christopher Nightingale, un gran desconocido para mi que solo tiene este trabajo cinematográfico en su haber, pero en la que seguro ha tenido mucho que decir el realizador, un Matthew Warchus que se ha desenvuelto con soltura en multitud de musicales, tanto en Broadway como en el West End londinense, siendo en este medio donde posee una solida reputación bien ganada a pulso. Grupos como Joy Division, Culture Club, Pet Shop Boys, Soft Cell, Frankie Goes to HollywoodQueen, son solo algunos de los nombres de esta inmensa recopilación compuesta por 42 joyas, que forman un conjunto, mas que recomendable, imprescindible. Al final del artículo la tienen tras el trailer, no la dejen de disfrutar.

Pride, Matthew, Warchus

Y por supuesto, y como no podía ser de otra forma, hay que alabar como se merece a su reparto al completo, cuyo nivel es increíblemente alto y muy parejo. Cada personaje posee ciertas características que, por el gran número de actores y actrices que intervienen en la película, resulta muy difícil desarrollar por completo, algo que se consigue con brillantez gracias al enorme trabajo de todos y cada uno de ellos. Lógicamente, siempre encontraremos algún caso en el que nos hubiera gustado profundizar un poco mas, pero creo que resulta prácticamente imposible hacer mas en las dos horas que dura esta magnífica comedia. Por todo ello no me apetece destacar a ninguno de ellos por encima de los otros, ya que como ocurre en la película, en la unión está la fuerza.

Conclusión: Pride es un trabajo con el que a priori jamás hubiera imaginado que disfrutaría como lo he hecho, mucho menos viendo como pasó casi de puntillas por las salas de cine de nuestro país, pero la verdad es que en los amargos tiempos que corren, una obra capaz de hacerte disfrutar durante dos horas dejando al final un magnífico sabor de boca, debería de ser de obligada visión, sobre todo en nuestro maltratado país, inmerso en una de las peores crisis que ha padecido en los últimos tiempos y en el que una parte importante de la población se dedica a intentar separarse del resto, en lugar de hacer lo único que puede hacernos seguir adelante, unirnos mas que nunca ante las injusticias de quienes nos gobiernan. Una maravillosa película que deben ver, si es que sus manidos prejuicios y su discutible moral se lo permiten. De echo, aún si se encuentran dentro de dicho grupo, deben recordar que de todo el mundo tenemos algo que aprender. Quien sabe, quizás hasta disfruten con ella. “Queremos pan, y también queremos rosas”.


Pride, Matthew, Warchus

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...