domingo, 6 de septiembre de 2015

Princesa (Han Gong-Ju) - Lee Su-jin (2013)

Princesa, Gong-Ju, Lee Su-jinTítulo original - Han Gong-Ju
Año - 2013
Duración - 112 min.
País - Corea del Sur
Director - Lee Su-jin
Guión - Lee Su-jin
Música - Kim Tae-Sung
Fotografía - Hong Jae-Sik
Montaje - Hyun-sook Choi
Producción - Jung Hwan Kim y Su-jin Lee
Género - Drama
Reparto - Chun Woo-Hee, Jung In-Sun, Kim So-Young, Lee Young-Ran, KimChoi Yong-Joon
Web oficial - http://www.m3estudio.com/#!han-gong-ju/c24vw


Princesa (Han Gong-Ju) es la magnífica opera prima del realizador sur coreano Lee Su-jin. Un trabajo de esos que pasan de puntillas por unas pocas salas de cine, capaz de dejarte un pellizco en el estómago y varios días recordando y ordenando los detalles de la dura historia que nos cuenta. Cine que exige un compromiso y un esfuerzo del espectador, pero que a cambio lo invita a vivir una experiencia de las que no se olvidan fácilmente, mostrando temas nada sencillos de tratar con una delicadeza digna de elogio.

Princesa, Gong-Ju, Lee Su-jin

Sinopsis: Han Gong-ju (Chun Woo-hee) es una joven e inocente estudiante que se ve obligada a cambiar de aires tras ser señalada como la responsable de un misterioso incidente que altera las vidas de multitud de familias cercanas a ella. Con la ayuda de uno de sus profesores, la joven se muda a un pequeño pueblo y cambia de colegio, en un intento por dejar atrás su pasado y superar las evidentes secuelas que han cambiado radicalmente su vida, haciendo poco a poco nuevas amistades y refugiándose en la música y la natación, aunque la tarea no será una empresa fácil, ya que hay hechos que te persiguen para siempre.

La película: Increíble sorpresa la que me he llevado con el primer trabajo del realizador Lee Su-jin, un film de esos que uno no entiende como han tenido tan poca repercusión, al menos en nuestro país, sobre todo comparándolo con la multitud de insultos a la inteligencia de los aficionados que pueblan las salas de nuestros maltrechos cines. Aunque eso si, he de avisarles de que no estamos ante una película nada fácil de ver, y mucho menos de digerir, tanto por los delicados temas que trata, como por la forma en la que está llevada a la pantalla. Conozco cientos de aficionados que me dirán que no quieren ver algo así, a pesar de la extraordinaria delicadeza que su director utiliza para contarla, pero creo que realmente merece la pena ver un trabajo diferente a casi todo lo que hayáis visto hasta la fecha, augurando un prometedor futuro a su realizador.

Princesa (Han Gong-Ju) es un enrevesado puzzle al que hemos de enfrentarnos solos, recopilando poco a poco la información que nos va llegando, para poder sacar nuestras propias conclusiones. Comienza con una especie de reunión, consejo escolar o algo similar, donde se le hacen preguntas a nuestra protagonista, a la que seguidamente veremos mudarse con la ayuda de uno de sus profesores, sin saber el motivo que la lleva a ello. La historia prosigue en tiempo real, mientras se nos muestran diversos flashbacks desordenados que nos irán mostrando la información que antes mencioné, con la que poco a poco debemos ir haciéndonos una idea de la situación.

Princesa, Gong-Ju, Lee Su-jin

Por ello puede parecer un tanto confusa en un principio, pero mi consejo es que tengáis paciencia y no queráis saber demasiado antes de tiempo, ya que demasiada información alteraría la experiencia, siempre para mal. Lógicamente, una de las cosas a destacar es el montaje de la película, que es obra de Hyun-sook Choi, un apartado que, si normalmente tiene gran importancia, aquí se convierte en una de las señas de identidad de la película, siendo parte fundamental en el excelente resultado final.

El guión es obra de Lee Su-jin y posee una extraña mezcla de dureza, complejidad y belleza muy destacables. No es un trabajo de demasiados diálogos, aunque los tiene y no precisamente intrascendentes, aunque tampoco resultan excesivamente complejos, teniendo las imágenes una gran importancia en la historia, ya que muestran gran parte de la información. Parte de culpa la tiene la situación de nuestra protagonista, una joven tímida y traumatizada, que ha de adaptarse a mitad de curso a un nuevo hogar, una nueva escuela, nuevos compañeros, etc. Su riqueza reside en la variedad de temas que trata y la dureza de muchos de estos, aunque también en la forma en la que los aborda, rebosante de sutilidad y con sumo cuidado en cada momento para que la experiencia sea lo menos traumática posible.

Por ello solo puedo ensalzar la figura de su director Lee Su-jin, que siguiendo la tradición de gran parte del cine asiático dramático, tiene la capacidad de, no solo ser comedido y mimar cada plano, sino también de mostrar belleza donde resulta realmente difícil hacerlo, algo que en alguien que está firmando su primer trabajo es aún mas meritorio. No quiero darles mas detalles para que puedan descubrirlo por si mismos sin tener ideas preconcebidas, pero si deciden verla entenderán rápidamente a lo que me refiero. La banda sonora, por así llamarla, es obra de Kim Tae-Sung, estando esta reducida a las canciones que interpreta el coro de sus amigas en los ensayos, y a alguna suelta que interpreta o tararea nuestra protagonista, algo que resulta tan importante para ella, que en el primer diálogo de la película ya nos la muestra explicando que es para ella y cuanto la ayuda.

Princesa, Gong-Ju, Lee Su-jin

En cuanto a las interpretaciones se refiere, la atención es copada casi por completo por Woo-hee Chun, que interpreta a Han Gong-Ju, la inocente y traumatizada chica que no es capaz de asimilar lo ocurrido y el comportamiento de todos tras ello. Su trabajo solo puede calificarse de sobresaliente, demostrando una naturalidad y una maestría capaz de llenar la pantalla en todo momento. Junto a ella podemos destacar el trabajo de In-seon Jeong como Eun-Hee, la chica que mejor se comportará con ella tras su cambio de vida, ayudándola a integrarse sin hacer preguntas. Otro personaje fundamental es el interpretado por So-Yong, dando vida a Hwa-Ok, su mejor amiga del pasado, aunque su papel no es muy extenso. La actriz Yeong-ran Lee interpreta a Ms. Lee, la madre de su profesor que, en principio a regañadientes, la acogerá en su casa, protagonizando además una de las escasas historias paralelas. El nivel general es bastante bueno en su inmensa mayoría.

Conclusión: Princesa (Han Gong-Ju) supone una de las mejores operas primas que un servidor ha tenido la oportunidad de visualizar en mucho tiempo. Merece la pena verla, de eso no les quepa dudas, aunque es un trabajo que exige al espectador un esfuerzo, dándole a cambio la oportunidad de vivir una de esas experiencia que dejan huella y rondan por tu cabeza durante mucho tiempo. Pero como les avisaba al comienzo de este artículo, no resulta fácil de ver ni digerir, ya que la historia que nos cuenta es realmente dura, no solo por los hechos que en ella se relatan, sino por la amarga sensación que te queda tras comprobar lo bien retratados que quedamos los seres humanos, en una sociedad que lejos de ayudar a las víctimas de ciertos hechos, las estigmatiza empeorando lo que ya de por si es complicado de asumir, ejerciendo en muchas ocasiones como jueces, jurados y verdugos. Espero con impaciencia el próximo trabajo de Lee Su-jin, un realizador que promete darnos muchas alegrías, al igual que el de la joven actriz Woo-hee Chun, el verdadero alma de Princesa. Sean felices, que no es poco.


Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb y Daylimotion

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...