lunes, 26 de octubre de 2015

La ley de Herodes - Luis Estrada (1999)

ley, Herodes, EstradaTítulo original - La ley de Herodes
Año - 1999
Duración - 120 min.
País - México
Director - Luis Estrada
Guión - Luis Estrada, Jaime Sampietro, Vicente Leñero y Fernando León, basándose en la historia de los dos primeros
Música - Santiago Ojeda
Fotografía - Norman Christianson
Montaje - Luis Estrada
Producción - Luis Estrada
Productora - Bandidos Films
Género - Comedia
Reparto - Damián Alcázar, Pedro Armendáriz Jr., Guillermo Gil, Isela Vega, Salvador Sánchez, Eduardo López Rojas, Manuel Ojeda, Ernesto Gómez Cruz, Alex Cox, Leticia Huijara, Juan Carlos Colombo, Delia Casanova, Evangelina Sosa, Jorge Zárate, Jesús Ochoa, Lucía Muñoz, Manuel Poncelis


Luis Estrada ideó junto a Jaime Sampietro, escribió junto a SampietroVicente Leñero y Fernando León, dirigió y produjo esta magnífica comedia que satiriza la situación política de su país en los años 40, durante el largo mandato del PRI, realizando a la vez un profundo estudio de como la codicia y el poder es capaz de cambiar a la inmensa mayoría de los seres humanos. Con el indiscutible protagonismo de su actor fetiche, el genial Damián Alcázar, asistiremos a dos horas de una comedia que se torna mas y mas negra a la vez que avanza su metraje. Como bien dice su título: ¡Te tocó la ley de Herodes, o te chingas o te jodes!.

ley, Herodes, Estrada

Sinopsis: Corre el año 1949, cuando los habitantes de la localidad de San Pedro de los Saguaros decapitan de un machetazo a su alcalde cuando trataba de huir del pueblo con el dinero de las arcas municipales. En plena carrera electoral, lo último que quieren los dirigentes del PRI es un escándalo que les haga daño en las elecciones, por lo que el secretario de Gobierno estatal, el licenciado Fidel López (Pedro Armendáriz Jr.), decide buscar un hombre de confianza con escasa experiencia para el cargo que asuma el puesto hasta las elecciones. El elegido es Juan Vargas (Damián Alcázar), encargado de un triste basurero y militante del PRI desde hace mucho tiempo, que acepta su encargo con las mejores intenciones, pero que pronto comprobará que la tarea no será nada fácil.

El director: Luis Estrada Rodríguez es un director, guionista, escritor y productor de cine mexicano nacido el 17 de enero de 1962 en Ciudad de México. Es hijo del famoso director de cine José "El Perro" Estrada y es conocido por su critica abierta hacia el sistema político mexicano y los temas polémicos que giran alrededor de este. Tras el corto La divina Lola (1984), debutó con Camino largo a Tijuana (1989), tras la que llegaron Bandidos (1991) y Ámbar (1993). Tras una pausa de 6 años comenzó su idilio con su amigo Damián Alcázar, actor que ha protagonizado todas sus películas desde entonces. Tras la que hoy nos ocupa dirigió Un mundo maravilloso (2006), El Narco (El infierno) (2010), de la que os hablamos en este artículo, y La dictadura perfecta (2014), todas ellas muy recomendables.

La película: Resulta curioso ver como el valiente trabajo de directores como Luis Estrada, capaces de crear cine que critica constantemente la situación política y las desigualdades de su país, sean tan poco reconocidos, no ya dentro de el, algo de lo que no tengo constancia para poder opinar, sino fuera de sus fronteras. Dejando a un lado la calidad de su cine, que en el caso que nos ocupa es indiscutible, la valentía que demuestran es digna de admiración y merecerían mucho mas atención de la que habitualmente se les presta, sobre todo en países como el nuestro, cuya historia está tan unida a la de la mayoría de países del continente americano, además de vivir constantemente en la fina linea que separa una democracia consolidada como muchas de las europeas, de un sistema que, bajo la apariencia democrática, esconde un cortijo donde la corrupción campa a sus anchas en casi todos sus estamentos.

ley, Herodes, Estrada

El caso de Estrada riza ya el rizo, en un país como México, donde las desigualdades entre los de las clases pudientes y el resto son inimaginables, donde pasan los años, las décadas, y no se adivinan cambios que hagan tener un mínimo de esperanza a su pueblo, no quiero ni imaginar las enormes trabas que han de superar para conseguir llevar a buen puerto cada uno de sus trabajos. En el que nos ocupa, fue capaz de incluir en sus anuncios promocionales la frase ¿Por qué no quieren que la veas?, que claramente se refiere a las dificultades que tuvieron para poder llevarla a buen puerto y poder estrenarla en su país.

Los motivos para ello son claros, algo fácilmente adivinable viendo su magnífico guión, que usa la comicidad como vehículo para realizar una feroz crítica de la condición del ser humano, y mas concrétamente, de la de los dirigentes que este grandioso pueblo lleva soportando desde tiempos inmemoriales. En esta ocasión se utiliza la figura de Juan Vargas (Damián Alcázar), un pobre y honrado militante del partido político dominante en la época, escogido como cabeza de turco para ocupar un pequeño pero problemático puesto, en el que sus superiores esperan que no llegue a dar excesiva guerra y así evitar un nuevo escándalo político que pueda malograr su intento de seguir en el poder.

Pero Juan Vargas es ante todo humano, por lo que tras comprobar en sus carnes que sus buenas intenciones no son suficientes para cambiar el destino del pueblo, irá cayendo poco a poco en los mismos errores que, uno tras otro, van cometiendo todos los elegidos para ocupar el cargo, hasta convertirse en alguien totalmente diferente a la persona que lo asumió, totalmente consumido por la avaricia y las ansias de poder, porque como se dice en el lugar que me vio nacer, "no hay nada peor que un pobre harto de pan". Del montaje de la película se encarga el propio Luis Estrada, mientras que la fotografía es obra de Norman Christianson (Detrás del dinero, El timbre, A la otra). De la banda sonora se encarga Santiago Ojeda (Bandidos, La primera noche, Matando Cabos, Un mundo maravilloso), que realiza un trabajo muy apropiado para la historia que se nos cuenta.

ley, Herodes, Estrada

Su reparto está encabezado por el entonces poco conocido Damián Alcázar, que realiza un trabajo magnífico dando vida a Juan Vargas, que le valió para hacerse un nombre en el cine y continuar trabajando con el director. A su lado hay que destacar el trabajo de Isela Vega en el papel de Doña Lupe, la proxeneta que dirige el burdel local, papel que interpreta con indudable brillantez. Otros destacables son Leticia Huijara como la Señora Gloria de Vargas, la esposa de Juan, Guillermo Gil como El cura Pérez, Pedro Armendáriz Jr. como el licenciado Fidel López, Salvador Sánchez como el Secretario municipal Carlos Pek, Ernesto Gómez Cruz como el Gobernador Sánchez o Alex Cox como Robert Smith, "El Gringo", aunque el reparto es mucho mas extenso y a todos no podemos mencionarlos aquí. Tanto el trabajo individual, como el colectivo y la dirección de actores son dignos de elogio.

Conclusión: La ley de Herodes es un trabajo digno de admiración, como lo es todo lo que realiza un Luis Estrada que pasará a la historia del cine de su país y que merece el reconocimiento del resto del globo. Una excelente forma de denuncia, de una forma amena y, por utilizar una expresión coloquial, "poniéndole al mal tiempo buena cara", que no le resta un ápice de crudeza, aunque la sirva de la forma menos dura posible. No puedo mas que alabar cada colaboración del director con el genial Damián Alcázar, un excelente actor que además resulta entrañable en cada una de sus actuaciones. Ojalá que con el paso de los años, la situación de ese hermoso país mejore tanto como para recordar estos títulos como algo pasado y lejano, aunque lo que no creo que nunca cambie es el inteligente retrato del ser humano que en este en particular se hace. Así somos, nos guste o no.


ley, Herodes, Estrada

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...