sábado, 30 de enero de 2016

Brooklyn - John Crowley (2015)

Brooklyn, John, CrowleyTítulo original - Brooklyn
Año - 2015
Duración - 111 min.
País - Irlanda
Director - John Crowley
Guión - Nick Hornby (Novela: Colm Toibin)
Música - Michael Brook
Fotografía - Yves Bélanger
Montaje - Jake Roberts
Producción - Finola Dwyer y Amanda Posey
Productora - Coproducción Irlanda-GB-Canadá; Wildgaze Films / Parallel Film Productions / Irish Film Board / Item 7
Género - Drama, Romance
Reparto - Saoirse Ronan, Emory Cohen, Domhnall Gleeson, Julie Walters, Jim Broadbent, Michael Zegen, Mary O'Driscoll, Eileen O'Higgins, Emily Bett Rickards, Paulino Nunes, Eve Macklin, Maeve McGrath, Jenn Murray, Aine Ni Mhuiri, Nora-Jane Noone


John Crowley es el director encargado de llevar a la gran pantalla el guión que Nick Hornby ha realizado basándose en la novela del mismo nombre de Colm Tóibín. Un trabajo en el que drama y romance van de la mano, para contarnos la historia de una joven irlandesa que se ve obligada a emigrar a Estados Unidos en los años 50. Como sus puntos fuertes destacar la sencillez de su historia, el trabajo de su magnífico reparto, encabezado por una brillante Saoirse Ronan, y la belleza con la que está filmada, para conseguir entregarnos un producto que regala aromas de cine de otros tiempos. En su contra decir que no se consigue reflejar claramente las diferencias entre ambas sociedades, mostrándonos un mundo un tanto idealizado.

Brooklyn, John, Crowley

Sinopsis: Eilis Lacey (Saoirse Ronan) sobrevive como puede en Irlanda, aguantando un trabajo poco gratificante y peor remunerado, lo que la obliga a tomar la decisión de emigrar a Estados Unidos, dejando atrás a su madre Mary (Jane Brennan) y a su hermana mayor Rose (Fiona Glascott). Allí se instalará en una casa de huéspedes regida por la Sra. Kehue (Julie Walters), comenzará a trabajar en unos grandes almacenes y conocerá al joven de origen italiano Tony (Emory Cohen), del que acabará enamorándose. Todo se tambaleará cuando reciba noticias de un grave problema familiar, que la hará dudar sobre si seguir con su nueva vida o regresar al que siempre ha sido su hogar.

El director: John Crowley es un director irlandés de cine, teatro y televisión, nacido en 1969. Empezó a dirigir obras de teatro en Dublín a principios de los años 90, alcanzado el West End de Londres en 1996 y, finalmente, convertirse en un director asociado en el Donmar Warehouse. Tras el cortometraje Come and Go (2000), debutó en la gran pantalla con la comedia de acción Intermission (2003), contando con nombres como Kelly Macdonald, Colin Farrell, Colm Meaney o Cillian Murphy, entre otros. Tras ella dirigió el excelente drama Boy A (2007), tras el que hizo lo propio con la comedia dramática ¿Hay alguien ahí? (2009). Cuatro años mas tarde dirigió el thriller Circuito cerrado (2013), del que os hablamos en este artículo. Antes de estrenar la que hoy nos ocupa, dirigió un par de episodios de la segunda temporada de True detective.

La película: Brooklyn ha conseguido colarse entre las nominadas a Mejor película en los Óscars de este año, además de ser nominada al Mejor guion adaptado (Nick Hornby) y a la Mejor actriz (Saoirse Ronan). Las claves para ello intentaremos analizarlas mas adelante, pero lo que si os puedo asegurar es que es un trabajo que despierta diversidad de opiniones, entre los que la encuentran un tanto sobrevalorada y los que han conseguido identificarse con su sencillez y su indiscutible belleza. Personalmente pienso que se presta a varias interpretaciones, según desde el punto de vista desde la que la miremos, y me explico: para mi es un excelente drama romántico, muy bien filmado y mejor interpretado, que hará las delicias de los que gustan del cine donde los sentimientos priman sobre cualquier otra cosa. Otra cosa es juzgarlo como lo que pretende también ser, la historia de una persona que ha de dejar atrás su vida y a las personas con las que la comparte, para poder buscarse un futuro, siendo este el apartado en el que podría haber sido mucho mejor. Dicho de forma mas concreta: su parte romántica da mucho mejor resultado que su parte dramática, al menos en mi modesta opinión.

Brooklyn, John, Crowley

Pero no quiero que crean que esto significa que no merece la pena verla, ya que cine así no nos llega tanto como para descartar una obra como esta, pero si que sepan mi opinión sobre ella y lo que considero mejorable. El guión que Nick Hornby ha redactado, basándose en la novela del mismo nombre de Colm Tóibín, tiene todo lo necesario para realizar una historia de esas que tanto gustan en la academia. Su ritmo es correcto, sus diálogos adecuados, aunque no excesivamente brillantes, la historia que nos cuenta no es excesivamente original, pero si muy hermosa. Tan solo en su tramo final me ha parecido un tanto fuera de tono, al menos con respecto al resto, y sobre todo en lo que se refiere al comportamiento de su protagonista, pero es algo que deben juzgar ustedes mismos.

El principal problema que le encuentro, algo que no tiene porqué serlo para ustedes, es la excesiva idealización de su historia, excesivamente dedicada a mostrar el sufrimiento de su protagonista por tener tan lejos a sus seres queridos, pero que se olvida de mostrar la dureza de intentar hacerse un sitio en una sociedad desconocida. No quiero que mis palabras sean mal interpretadas, pero me resulta realmente difícil entender que se muestre la sociedad estadounidense tan impecable como aquí se hace, dando una imagen de paraíso en la tierra un tanto exagerada. Prueba de ello es el hecho de que ninguno de los personajes que en ella salen tienen el mas mínimo problema durante todo su metraje, como si llegasen a un país donde se les recibe con los brazos abiertos, donde no existen problemas de adaptación, de racismo, ni de ningún otro tipo. El sueño americano en todo su esplendor.

Técnicamente hablando, estamos ante un trabajo muy cuidado en todos sus apartados. La ambientación es excelente, al igual que la puesta en escena. La fotografía de Yves Bélanger (Laurence Anyways, Dallas Buyers Club, Alma salvaje) resulta eficiente y muy llamativa. Como principal característica podemos mencionar como se va aclarando a la vez que nuestra protagonista va adaptándose a su nueva vida y se va haciendo mujer, algo fácilmente comprobable solo con mirar la utilizada en Irlanda antes de la partida de Eilis, muy oscura y sombría, y compararla con la claridad y el colorido con el que se retrata al hermoso país a su vuelta. El montaje de Jake Roberts cumple con nota, mientra que la banda sonora de Michael Brook (Hacia rutas salvajes, Sugar, Todos los días de mi vida, Las ventajas de ser un marginado) resulta apropiada y bien utilizada durante toda la duración de la película.

Brooklyn, John, Crowley

En el apartado de las interpretaciones no podemos mas que quitarnos el sombrero ante el trabajo que realiza una Saoirse Ronan que posee las cualidades necesarias para convertirla en una de las grandes estrellas de todos los tiempos, algo que ya demostrara en trabajos como Expiación, más allá de la pasión (2007), The Lovely Bones (2009), Hanna (2011) o Byzantium (2012), entre otras, pero que aquí corrobora realizando una interpretación de esas que dejan huella. Ella sola se hecha la película a cuestas, utilizando esa cualidad reservada a unos pocos elegidos, la capacidad de llenar la pantalla con su sola presencia. Junto a ella podemos destacar el trabajo de Domhnall Gleeson en el papel de Jim, que realiza una interpretación muy meritoria. Del resto del excelente reparto podemos destacar a Julie Walters como la Sra. Keogh, Emily Bett Rickards como Patty McGuire o Emory Cohen como Tony, aunque el nivel de los no mencionados raya también a un gran nivel.

Conclusión: Brooklyn es una de las películas románticas mas hermosas que un servidor ha disfrutado este año. En ella destacan su excelente dirección, el enorme trabajo de todo su reparto, con Saoirse Ronan al frente, la belleza de su fotografía y su brillante puesta en escena. Lástima que no se haya invertido un mayor esfuerzo en mostrarnos las motivaciones de sus personajes, la tremenda dureza de vivir lejos de la tierra que nos vio nacer y lo que cuesta adaptarse y conseguir sobrevivir lejos del hogar, ya que estaríamos hablando de un trabajo que rayaría la perfección. Mención especial para el enorme trabajo de la mencionada Saoirse Ronan, que a buen seguro nos seguirá dando muchas alegrías. Cine para ver con el alma y disfrutar con el corazón, un tanto idealizado, pero de una belleza indiscutible.

Por cierto, esta crítica está realizada viendo la película en versión original subtitulada, ya que a pesar de haber sido estrenada en Estados Unidos en noviembre del año pasado, no llegará a nuestro país hasta el 26 de febrero, como ocurre con La habitación (The room), también nominada al Oscar a la Mejor película. Juzguen ustedes mismos.


Brooklyn, John, Crowley

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...