miércoles, 3 de febrero de 2016

Sherlock: La novia abominable - Douglas Mackinnon (2016)

Sherlock, novia abominable, Douglas Mackinnon, Abominable BrideTítulo original - Sherlock: The Abominable Bride
Año - 2016
Duración - 90 min.
País - Reino Unido
Director - Douglas Mackinnon
Guión - Steven Moffat y Mark Gatiss
Música - David Arnold y Michael Price
Fotografía - Suzie Lavelle
Montaje - Andrew McClelland
Producción - Sue Vertue
Productora - British Broadcasting Corporation (BBC) / Hartswood Films
Género - Intriga
Reparto - Benedict Cumberbatch, Martin Freeman, Amanda Abbington, Mark Gatiss, Catherine McCormack, Rupert Graves, Tim McInnerny, Una Stubbs, Louise Brealey, Natasha O’Keeffe, David Nellist, Jonathan Aris, Gerald Kyd, Yasmine Akram


El regalo que la BBCHartswood Films hicieron a los seguidores de la magnífica Sherlock para conmemorar el comienzo del año, hace que bien haya merecido la pena la espera. Con un vibrante guión de Steven Moffat y Mark Gatiss, la dirección de Douglas Mackinnon, y el protagonismo de Cumberbatch y Freeman, estamos ante hora y media que supone todo un homenaje a los personajes creados por Sir Arthur Conan Doyle, con innumerables referencias a muchas de sus novelas y a la propia serie. Una curiosa y divertida nueva vuelta de tuerca que merece la pena disfrutar.

Sherlock, novia abominable, Douglas Mackinnon, Abominable Bride

Sinopsis: Londres, 1895. ¿Por qué Thomas Ricoletti (Gerald Kyd) está un poco sorprendido de ver a su esposa Emilia (Natasha O'Keeffe) vestida con su antiguo traje de novia? Será por que solamente unas horas antes se había quitado la vida... El fantasma de la Señora Ricoletti parece que ahora está rondando por las calles con una insaciable sed de venganza. Holmes (Benedict Cumberbatch) y Watson (Martin Freeman) deben usar toda su astucia para combatir a un enemigo que parece llegado del más allá… ¡La novia abominable!

La película: Dos largos años hacía ya que nuestros remozados amigos nos dejaban la última de sus aventuras en una serie que consiguió encandilar a multitud de aficionados, trasladando a la actualidad las desventuras del mas famoso de los detectives privados y su sufrido compañero. El curioso formato en la que esta nos llegó, la calidad y su enorme capacidad de enganchar a los espectadores, hacen que para muchos este viaje fuera demasiado corto, por lo que esperaban este especial navideño como agua de mayo. El resultado creo que defraudará a muy pocos de ellos, porque además de conservar las principales señas de identidad que hicieron de la serie todo un fenómeno, en esta ocasión la acción se traslada a la época original en la que transcurrían las novelas originales, algo que es tan solo el comienzo de lo que acaba por ser un sentido homenaje a los personajes creados por Doyle.

Sherlock, novia abominable, Douglas Mackinnon, Abominable Bride

En el destaca el excelente guión escrito por Steven Moffat y Mark Gatiss, cuyo frenético y casi constante ritmo deja poco tiempo para el aburrimiento, atrapando al espectador desde un principio para ya no soltarlo durante toda su duración. Hay que señalar que, aunque en un principio parece una historia que para ser disfrutada no necesita de haber visto la serie con anterioridad, la verdad es que llega un momento en el que si no lo has hecho acabarás perdiéndote. Esto es debido a la infinidad de referencias que en ella se hacen a las novelas clásicas del famoso detective, aunque en su tramo final si que resulta fundamental conocer la serie para entender plenamente la resolución del caso.

Pero lo que mas llama la atención es ver como los personajes a los que nos hemos acostumbrado ver en la actualidad se desenvuelven en una época totalmente distinta, dándole un toque diferente a la historia. También hay que hacer mención al protagonismo que aquí tiene el propio Watson (Martin Freeman), Mycroft Holmes (Mark Gatiss), el hermano mayor de Sherlock, que aquí aparece bastante pasado de peso, e incluso Mary Watson (Amanda Abbington), la esposa del abnegado doctor.

Como no podía ser de otra forma, hay que destacar la fotografía de Suzie Lavelle, que nos muestra con suma eficacia la ambientación necesaria para que realmente creamos estar en el siglo XIX, utilizando ese gran número de detalles que los británicos suelen mimar en la mayoría de sus producciones. También hay que hacer mención especial al montaje de Andrew McClelland, fundamental en el transcurso del telefilm por motivos que no mencionaré para no alterar la experiencia. La música es obra de David Arnold y Michael Price, resultando tan apropiada como bien utilizada.

Sherlock, novia abominable, Douglas Mackinnon, Abominable Bride

Conclusión: Sherlock: La novia abominable constituye un excelente pasatiempo para allanar la larga espera de los aficionados de una serie que ha conseguido enganchar a una enorme cantidad de público. Lógicamente, lo ideal es haber disfrutado antes de la serie para no perder detalle de lo que nos cuenta, aunque lo que mas destaca en ella es lo poco que tiene que envidiarle a producciones de mucha mas enjundia y presupuesto, que no voy a pararme a nombrar en este momento, pero que bien harían en tomar buena nota de lo que el público realmente demanda. Hora y media muy recomendable y adictiva, que bien merece un buen bol de palomitas y ganas de seguir disfrutando de la pareja Cumberbatch/Freeman, un binomio muy bien avenido. Sherlock parece estar muy viva.


Sherlock, novia abominable, Douglas Mackinnon, Abominable Bride

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...