miércoles, 24 de febrero de 2016

Un cadáver a los postres - Robert Moore (1976)

Un cadáver, los postres, Robert MooreTítulo original - Murder by Death
Año - 1976
Duración - 94 min.
País - Estados Unidos
Director - Robert Moore
Guión - Neil Simon, a partir de su propia obra de teatro
Música - Dave Grusin
Fotografía - David M. Walsh
Montaje - John F. Burnett
Producción - Ray Stark
Productora - Columbia Pictures
Género - Comedia
Reparto - Alec Guinness, David Niven, Peter Sellers, Peter Falk, Eileen Brennan, Maggie Smith, Truman Capote, James Coco, Elsa Lanchester, Nancy Walker, Estelle Winwood, James Cromwell


Neil Simon adaptó su propia obra de teatro para que Robert Moore dirigiese esta magnífica parodia del género detectivesco y policíaco de toda la vida, a la que llamaron Murder by Death (Un cadáver a los postres en España). La fotografía de David M. Walsh, la banda sonora de Dave Grusin, el vestuario de Anne Roth y un excelente reparto totalmente implicado, hacen de este título una película de culto y una excelente opción para pasar un divertido rato ante la pantalla, de la que podrían tomar nota los realizadores que se dedican a parodiar en la actualidad. Ideal para esos momentos en los que te sientes con el ánimo un tanto apagado, para disfrutar en familia o con amigos. Una delicia, no se la pierdan.

Un cadáver, los postres, Robert Moore

Sinopsis: El excéntrico multimillonario llamado Lionel Twain (Truman Capote) invita a cenar a su castillo a los cinco detectives más importantes de la historia: el chino Sidney Wang (Peter Sellers), el neoyorquino Dick Charleston (Peter Sellers), la inglesa Jessica Marbles (Elsa Lanchester), el belga Milo Perrier (James Coco) y el norteamericano Sam Diamond (Peter Falk). Después de ser recibidos por el mayordomo ciego (Alec Guiness), que los conduce a sus aposentos, Twain les explica durante la cena el motivo de la reunión: a medianoche se producirá un asesinato; el que sea capaz de resolverlo ganará un millón de dólares.

El director: Robert Moore fue un director de cine, teatro y televisión estadounidense nacido en Detroit, Michigan, el 1 de febrero de 1927. Ganador de cinco premios Tony por sus producciones en Broadway, actuó como actor en varias películas, casi todas para televisión. Como director dirigió varios telefilms entre los que podemos destacar La gata sobre el tejado de zinc (1976), The Sunshine Boys (1977) o Annie Flynn (1978). Participó en las series The Bob Newhart Show (1974), Paul Sand in Friends and Lovers (1974) y Rhoda (1974 y 1975). Su trabajo como director en cine abarca solo tres títulos: Un cadáver a los postres (1976), Un detective barato (1978) y Capítulo Dos (1979), aunque la que hoy nos ocupa es para mi la mejor de ellas.

La película: Dentro de la comedia, existe un subgénero que vive de parodiar personajes y situaciones fácilmente reconocibles por la mayoría del gran público. En los últimos tiempos no es precisamente de los mas lucidos, al menos en mi modesta opinión, aunque de vez en cuando nos sorprenden con algún trabajo con cada vez menos imaginación. Creo que lo último que vi medianamente bueno fue una de las primeras de la saga Scary Movie. Pero si echamos la mirada atrás en el tiempo nos ha dejado un buen puñado de títulos en la historia del cine, unos mejor que otros, de los que recuerdo con buen sabor de boca algunos como Top Secret! (1984), Agárralo como puedas (1988), Hot Shots! (1991), La loca historia de las galaxias (1987) o Aterriza como puedas (1980). Pero para encontrar algunas de las que ocupan mi lista de honor hay que retroceder un poco mas hasta llegar a títulos como Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores (1975), El jovencito Frankenstein (1974) o El baile de los vampiros (1967). Un cadáver a los postres se encuentra en este selecto grupo, por lo que su visionado es para mi mas que recomendable.

Un cadáver, los postres, Robert Moore

En esta ocasión se utiliza uno de esos escenarios mil veces visto ya en el cine: una mansión apartada, un grupo de personas invitadas a pasar una noche o un fin de semana en ella, una enorme sensación de aislamiento y al menos un asesinato cometido por alguno de sus invitados o el misterioso anfitrión. Por todo ello, lo primero que me vino a la mente en cuanto comencé a verla fue la novela policíaca Diez negritos de la escritora británica Agatha Christie, que fue llevada al cine con el mismo título por René Clair en 1945, aunque aquí sus creadores dan una vuelta de tuerca mas y colocan como sus invitados a varios de los mas famosos detectives de la historia, a los que se les ofrece una atractiva suma de dinero por resolver un asesinato que se cometerá allí mismo.

Y es que el excelente guión escrito por Neil Simon, que adapta la novela escrita por ella misma, es capaz de mantener la atención con facilidad y a la vez bombardearnos con un sinfín de escenas y momentos al cual mas divertido, no ya solo por las situaciones que plantea, que también, sino por sus brillantes diálogos que rara vez tienen desperdicio. En el predominan, como no podía ser de otra forma por el tema que parodia, los constantes giros y las continuas vueltas de tuerca cada vez mas rebuscadas. Sus personajes, que como he dicho antes parodian a famosos detectives , a los que cambia el nombre y poco mas, no solo están perfectamente definidos, sino que además guardan mas de una sorpresa que la trama irá desvelando.

Gracias a un buen presupuesto, se encargó la fotografía a David M. Walsh (El dormilón, Todo lo que usted siempre quiso saber sobre el sexo pero nunca se atrevió a preguntar, La recluta Benjamín) y el montaje a John F. Burnett. Del cuidado vestuario de encargó Anne Roth (Señales, El paciente inglés, El lector, Closer), mientras que Dave Grusin (Good Times, El graduado, Maude Maude, Siempre queda el amor) hizo lo propio con la banda sonora. Todos los apartados fueron meticulosamente mimados, comenzando por los créditos iniciales de la película, realizados por Charles Addams, creador de La familia Addams. Como curiosidad decir que aunque es una película de Columbia Pictures, esta se rodó en los estudios de Warner Bros de Burbank, California.

Un cadáver, los postres, Robert Moore

Como en todos los aspectos de este trabajo, se tuvo especial atención en la elección del magnífico reparto, algo que si es siempre importante, en un título de este tipo se antoja fundamental. Está compuesto por trece actores y actrices: El inspector Sidney Wang (Peter Sellers) es una adaptación del detective Charlie Chan y está acompañado por Willie Wang (Richard Narita), su hijo adoptivo japonés; Dick y Dora Charleston (Peter Sellers y Maggie Smith), inspirados por los detectives Nick y Nora Charles; Milo Perrier (James Coco) inspirado en el célebre detective Hércules Poirot. Es acompañado por su chófer y secretario Marcel Cassette (James Cromwell), en el que es su debut cinematográfico; Sam Diamond (Peter Falk) que parodia al detective Dashiell Hammett Sam Spade, que apareció por primera vez en la novela El halcón maltés. Está acompañado por su secretaria y amante Tess Skeffington (Eileen Brennan); Jessica Marbles (Elsa Lanchester), inspirada en Miss Marple, que viene acompañada por su anciana enfermera, la señorita Withers (Estelle Winwood). El reparto se completa con Lionel Twain (Truman Capote), el anfitrión de la reunión, JamesSeñor BensonSeñora (Alec Guinness), su mayordomo ciego y Yetta (Nancy Walker), la cocinera sordomuda contratada para la ocasión.

Conclusión: Murder by Death (Un cadáver a los postres en España) es uno de esos trabajos que invitan a preparar un buen bol de palomitas y disfrutar como si no existiese mañana. Cine muy recomendable para alejar por un buen rato los problemas que casi todos tenemos en los tiempos que vivimos, que aunque ha notado el paso de los años, no ha perdido gran parte de la chispa que sus creadores fueron capaces de crear con el. Realizado con enorme esmero y cuidando cada detalle, por pequeño que sea, bien merece ser tenido en cuenta en un subgénero que últimamente ha perdido gran parte de la fuerza que tuvo antaño, principalmente porque a día de hoy suelen basarse mas en sus situaciones cómicas que en los diálogos que en ellos se utilizan. Tan solo con poder disfrutar del trabajo de Peter Sellers ya merece la pena.


Un cadáver, los postres, Robert Moore

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...