sábado, 9 de abril de 2016

An American Crime - Tommy O'Haver (2007)

An, American, Crime, Tommy, O'HaverTítulo original - An American Crime
Año - 2007
Duración - 98 min.
País - Estados Unidos
Director - Tommy O'Haver
Guión - Tommy O'Haver y Irene Turner
Música - Alan Lazar
Fotografía - Byron Shah
Montaje - Melissa Kent
Producción - Jonathan McCoy
Productora - First Look Pictures
Género - Drama, Thriller (Basado en hechos reales, Años 60, Cine independiente)
Reparto - Catherine Keener, Ellen Page, James Franco, Bradley Whitford, Nick Searcy, Hayley McFarland, Ari Graynor, Evan Peters, Hannah Leigh Dworkin, Scout Taylor-Compton, Carlie Westerman, Jeremy Sumpter, Scott Eastwood


Tommy O'Haver escribió junto a Irene Turner y dirigió este durísimo thriller psicológico, basado en las transcripciones hechas en el juicio posterior a los incomprensibles sucesos ocurridos en la vida real. Un trabajo que, como no puede ser de otra manera, deja una desagradable sensación de perplejidad e impotencia en el espectador, filmado de forma correcta e interpretado a la perfección, sobre todo por Catherine Keener en el papel de Gertrude Baniszewsky y de Ellen Page en el de Sylvia Likens.

An, American, Crime, Tommy, O'Haver

Sinopsis: Sylvia y Jennifer Likens (Ellen Page y Hayley McFarland) son dos hermanas que viven de forma precaria con su madre Betty (Romy Rosemont), prácticamente separada de Lester (Nick Searcy), que continúa trabajando cuando puede en una feria ambulante. Pero tras la aparición repentina de este con noticias sobre un posible trabajo para el matrimonio en la feria, no tienen otro remedio de dejar a sus hijas al cargo de Gertrude Baniszewski (Catherine Keener), madre de seis niños que se ofrece a cuidar de ellas a cambio de una compensación económica. Pero lo que en principio parece ser un tramite, se convertirá en una auténtica pesadilla, sobre todo para Sylvia, sobre la que Gertrude cargará toda su frustración.

An, American, Crime, Tommy, O'HaverEl director: Tommy O'Haver es un director de cine y guionista estadounidense, nacido en Indianapolis, Indiana, el 24 de octubre de 1968. Tras graduarse en la universidad de Indiana en Periodismo, asistió al programa MFA de Cine de la Universidad del Sur de California a mediados de los 90, donde dirigió varios cortos que aparecían en los principales festivales, incluyendo Sundance y el Festival de Cine de Nueva York. Su filmografía es bastante escueta, incluyendo tan solo cuatro títulos, incluido el que hoy nos ocupa. Debutó con la comedia romántica Billy's Hollywood Screen Kiss (1998), puede que su mejor trabajo tras An American Crime (2007). Tras ella filmó una nueva comedia romántica titulada Así es el amor (Get Over It, 2001) y protagonizada por Kirsten Dunst y Ben FosteHechizada (Ella Enchanted) (2004) fue su siguiente trabajo, un drama romántico fantástico en el que aparecían nombres como Anne Hathaway, Hugh Dancy o Cary Elwes, entre otros. Tras An American Crime (2007), su mejor trabajo con bastante diferencia, solo ha dirigido algún episodio suelto de la serie United States of Tara (2009).

La película: Mas allá de la indudable dureza de la historia que nos cuenta este necesario trabajo, que a buen seguro dejará con la boca abierta a mas de uno, al menos a los que como yo vean la película sin conocer la historia, algo que les aconsejo desde ya, lo que mas indignación ha creado en mi es la evidente oscuridad que reside en el alma de la especie a la que todos pertenecemos, los seres humanos. Constatar, sin llegar a juzgar el grado de fidelidad de la película respecto a la historia real, como un enorme grupo de seres humanos son capaces de vivir con la conciencia perfectamente tranquila tras conocer, e incluso participar, en los hechos que aquí se nos cuentan, dice muy poco de nosotros como especie, convirtiéndonos en los seres mas despreciables de los que tenemos la certeza de su existencia. No es algo que no supiera antes de ver esta película, de eso no os quepa duda, pero cada prueba que ayuda a que desaparezcan las pocas dudas que tenía, no hacen mas que acrecentar esa sensación que ronda entre la pena y el mas profundo asqueo hacia nuestra propia condición.

An, American, Crime, Tommy, O'Haver

Es esta una historia de esas que bien podrían ocupar uno de esos inaguantables telefilms de baja calidad que nos meten con calzador en las sobremesas de los fines de semana, algo que en algunos momentos de su visionado puede llegar a parecer una realidad, pero que en esta ocasión sobresale de estas en casi todos sus apartados, en unos mas que en otros, pero sobre todo en el de sus principales protagonistas, que aquí realizan un trabajo que difícilmente podremos disfrutar en un telefilm de medio pelo. Otra de esas diferencias claras es la forma en la que Tommy O'Haver dirige la cinta, que aunque tras comprobar su innegable dureza pueda parecer lo contrario, creo que en ningún momento intenta agrandar la, ya de por si agobiante, sensación que crea en el espectador la propia historia, algo que es una de las señas de identidad de las películas mediocres hechas para televisión.

El guión, escrito por el propio Tommy O'Haver junto a Irene Turner, tiene como uno de sus puntos fuertes la capacidad de llevarnos por la historia de forma casi amable, intentando en todo momento no dramatizar en exceso, algo que no siempre consigue. En sus puntos débiles encontramos el desarrollo de alguno de sus personajes, que en los principales tiene un pase, pero que en el resto se echa y mucho de menos algo de profundidad. No sabemos prácticamente nada de ellos, de sus motivaciones, por lo que resulta realmente complicado intentar entender sus actos. Entiendo que era una época dura y que la vida ha cambiado mucho desde entonces, pero el comportamiento de muchos de ellos resulta poco creíble, aunque eso no quiera decir que lo que vemos no sea fiel a la realidad, solo que en algunos momentos no lo parece. Las escenas del juicio es otra de las cosas que no me ha llenado, aportando muy poco al producto final, algo claramente mejorable. Lo que deberían de significar puntos álgidos en el transcurso de la película, se quedan en una sucesión de testimonios bastante plana.

En los apartados técnicos hay que señalar que la fotografía es obra de Byron Shah (Piedad, A Bag of Hammers, Fin de curso), que realiza un trabajo correcto y poco mas. Del montaje se encargó Melissa Kent, cuya labor intercalando pasajes del juicio es correcta, aunque estos no aporten en exceso, algo de lo que no es culpable en absoluto. La banda sonora fue encargada a Alan Lazar (The Real Housewives of Beverly Hills, The Real Housewives of Orange County, Jerusalema Jerusalema), que realiza un excelente trabajo recopilando una serie de magníficos temas que ayudan y mucho a la correcta ambientación de la película. Podemos destacar entre ellos Downtown de Petula Clark, Walk right in de The Moments, Rules of love de The Orlons, Baby, i'm yours de Barbara LewisWalk in jerusalem y Tell the world about this de Mahalia Jackson. Tras el trailer podéis disfrutar de algunos de ellos.

An, American, Crime, Tommy, O'Haver

Como hemos indicado en un principio, es en algunas interpretaciones donde este trabajo consigue brillar por encima de la media. Del reparto elegido sobresalen tres de sus componentes, sobre los que realmente gira la historia: Ellen Page (Origen, Juno, X-Men: Días del futuro pasado, Hard Candy) que interpreta a Sylvia Likens, la hermana mayor de las dos que son acogidas por la familia en cuestión; Catherine Keener (Capitán Phillips, Virgen a los 40, Hacia rutas salvajes, Los Croods: una aventura prehistórica) interpreta a Gertrude Baniszewski, el ama de casa que ha criado a seis hijos en solitario, tras cuya aparente normalidad se esconde toda la maldad que podáis imaginar. Su elección para el papel supone el principal acierto de la cinta; el tercer vértice de este triángulo es Ari Graynor (Mystic River, Nick y Nora, una noche de música y amor, El canguro, Dime con cuántos) que da vida a Paula Baniszewski, la hija mayor de Gertrude, en cuyos hombros recae gran responsabilidad dentro de la familia, ya que es la única que tiene un empleo medio estable, que unido a cuatro trabajos que realiza la madre en casa, son el pilar económico con el que sobrevive la familia. El resto del reparto gira en torno a estos tres personajes.

Conclusión: An American Crime supone todo un repaso a la condición del ser humano. Esta afirmación, que muchos pueden calificar de exagerada, se refiere al conjunto de sus personajes, no solo al de Gertrude, sino mas bien a todos los que la rodean, a sus actos, a su escasez de humanidad, termino que aquí queda bastante en entredicho por cierto. No es un trabajo redondo, de eso no me cabe la menor duda, pero posee todo lo necesario para cumplir con creces su objetivo, mostrar al mundo una de las innumerables injusticias que en el se cometen a diario. Iba a acabar como suelo hacerlo a veces, deseándole que disfruten de la película, pero en vez de eso les recomiendo que, si por casualidad lo hacen viéndola, llegan a disfrutar haciéndolo, acudan de inmediato a un especialista, porque seguro que lo necesitan y les viene bien. No puede ser sano disfrutar con algo así, a pesar de lo cual, creo que es un trabajo que merece la pena ver. Sean felices, que no es poco.


An, American, Crime, Tommy, O'Haver

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...