sábado, 9 de julio de 2016

Dobermann - Jan Kounen (1997)

Dobermann, Jan Kounen, BellucciTítulo original - Dobermann
Año - 1997
Duración - 105 min.
País - Francia
Director - Jan Kounen
Guión - Joël Houssin, basado en la novela de Joël Houssin
Música - Richard Shorr
Fotografía - Michel Amathieu
Montaje - Bénédicte Brunet
Producción - Frédérique Dumas y Éric Névé
Productora - La Chauve-Souris / Noé Productions
Género - Acción, Thriller
Reparto - Vincent Cassel, Monica Bellucci, Tcheky Karyo, Dominique Bettenfeld, Antoine Basler, Romain Duris, Chick Ortega


Fue en 1997 cuando se estrenó Dobermann, un thriller alocado con enormes dosis de acción, dirigido por Jan Kounen y escrito por Joël Houssin, que adapta los personajes de sus propias novelas. En su reparto aparecen nombres como Vincent Cassel y Monica Bellucci, que dos años mas tarde acabarían casándose, junto a otros conocidos como Tcheky Karyo. Grandes dosis de adrenalina y unos personajes que viven al margen de toda ley, que consiguieron que muchos vieran tras sus rocambolescas situaciones y su aire a videoclip musical, un producto mucho mejor de lo que en realidad es. Ideal si te gusta la acción pura y dura sin excesiva exigencias argumentales.

Dobermann, Jan Kounen, Bellucci

Sinopsis: Dobermann (Vincent Cassel) es el carismático líder de una banda de ladrones, que dirige junto a su novia sordomuda Nat la gitana (Monica Bellucci). Tras un brutal atraco, toda la policía de París los busca sin descanso, pero uno de sus miembros, el sádico Christini (Tchéky Karyo), está realmente obsesionado con su captura, por lo que no dudará en utilizar métodos poco ortodoxos para conseguirlo. Ante la imposibilidad de llegar hasta Dobermann, consigue enterarse de que un joven llamado Olivier Brachet (Stéphane Metzger), casado y con familia, pero que lleva una doble vida como un travesti que se hace llamar Sonia, trabaja con la banda, por lo que lo utilizará para intentar capturar al carismático criminal.

El director: Jan Kounen es un director, productor y guionista francés, nacido el 2 de mayo de 1964 en Utrecht, en los Países Bajos. Tras los cortometrajes Gisèle Kérozène (1990), Capitaine X (1994), Vibroboy (1994) y Le dernier chaperon rouge (1996), debutó con Dobermann (1997), película que hoy nos ocupa. Tras dirigir en 2004 el documental D'autres mondes (Other Worlds) y el flojo western Blueberry: la experiencia secreta, de nuevo con Vincent Cassel, pero esta vez junto a Juliette Lewis, dirigió un nuevo documental llamado Darshan: el abrazo (2005). Tras el vinieron la comedia 13,99 euros (2007), interpretada por Jean Dujardin, participó en la película por episodios 8 (Ocho) (2008), dirigió Coco Chanel & Igor Stravinsky (2009), protagonizada por Mads Mikkelsen y Anna Mouglalis, participó en el documental Telegramas visuales, un proyecto que reúne a treinta realizadores de distintas partes del mundo y la miniserie televisiva Flight of the Storks (2012). Su próximo trabajo es el largometraje de animación Windwalkers, una historia fantástica de ciencia ficción de la que aún no he podido ver ni el trailer.

La película: Resulta curioso, pero a pesar de que pasan inexorables los años, Dobermann no parece haber perdido un ápice de fuerza en lo que se refiere a sus señas de identidad, tan extremistas y de tal fuerza que continúan en plena forma, convenciendo a los que gusten de productos tan dinámicos, alocados y políticamente incorrectos y amargando la experiencia de los que se atreven a visionarla sin saber muy bien a lo que se enfrentan o simplemente no aguantan su desenfrenado ritmo y sus caricaturescos personajes. El hecho es que continúa sin dejar títere con cabeza, haciendo gala de su constante irreverencia, sus inconfundibles atributos y sus inconfundibles señas de identidad, tan acertadas para algunos como inaguantables para otros. Poner otro producto como referencia de ella resulta un tanto complicado, habiendo sido comparada con algunos como Airbag, inolvidable película dirigida por Juanma Bajo Ulloa en 1997, a la que yo no le veo tanto parecido, la verdad.

Dobermann, Jan Kounen, Bellucci

Y es que basta con echar un vistazo a sus primeras escenas para comprobar que estamos ante un trabajo que, como poco, puede ser calificado de diferente a la mayoría. De hecho, creo que le bastan 15 o 20 minutos de metraje para escandalizar a los sectores mas tradicionales de la sociedad, además de llamar la atención del resto, que asiste atónito y con suma curiosidad a la presentación de sus peculiares personajes y a la curiosa forma en que esta está hecha. Joël Houssin, autor del guión de este peculiar producto y creador de sus personajes en una larga lista de novelas, expone sus cartas desde el primer instante, por lo que el espectador no tarda demasiado en ver a lo que se enfrenta, en comprobar si realmente será capaz de aguantar su frenético ritmo y su exagerada crítica a todos y cada uno de los estamentos de la sociedad francesa del momento.

La iglesia, las fuerzas de orden público, la familia, casi nadie queda a salvo de dicho juicio, aunque también hay que decir que según sean tus gustos y tus convicciones morales, donde unos ven crítica otros solo verán falta de respeto y exageración descontrolada. Jan Kounen se estrena con Dobermann en la gran pantalla, no pudiendo, ni queriendo en ningún momento, ocultar su evidente procedencia del mundo de la publicidad y el videoclip musical, algo que no solo se nota y mucho, sino que además regala muchas de sus señas de identidad a este curioso trabajo. Esa cámara nerviosa que busca constantes primeros planos de nuestros protagonistas, tan frenética y mareante como el ritmo de lo que nos cuenta, no será soportada igual de bien por todos.

Por todo ello tienen mucho que decir en este trabajo la fotografía de Michel Amathieu (Paris, je t'aime, Penelope, La vida es un milagro), que se encarga de mostrarnos en toda su crudeza las enormes dosis de violencia y depravación que la cinta derrocha, al igual que ocurre con su peculiar montaje, obra de Bénédicte Brunet, que contribuye de forma decisiva a potenciar el espectacular ritmo que nos acompaña en casi todo momento. El broche lo pone la banda sonora encargada a Richard Shorr, ideal para los amantes de la música electrónica de finales de los 90, compuesta en su mayoría por temas escritos por el mismo que podemos encontrar en la red con el nombre de Schyzomaniac, a las que hay que añadir el tema Voodoo People del grupo Prodigy, todo un estallido de adrenalina. Muy apropiada.

Dobermann, Jan Kounen, Bellucci

En el reparto de Dobermann destaca el trabajo de Vincent Cassel como el personaje que da nombre a la película, el lider de una banda de ladrones dispuestos a todo para cumplir sus objetivos. A su lado tenemos a la sensual Monica Bellucci como Nat, una gitana muda que no se separa de su lado, su compañera sentimental y de trabajo. Dentro de su espectacular belleza, yo me quedo con la Bellucci de Malena, con un aire mas clásico que aquí, aunque hay que reconocer que está espectacular de todos modos. En el bando opuesto tenemos a Tchéky Karyo como Christini, un policía obsesionado con la captura de la banda, y de Dobermann en particular, que no dudará en emplear métodos extremos y muy poco ortodoxos para conseguir llegar hasta ellos y atraparlos. Magnífica su caracterización de tan oscuro personaje. Otros actores relevantes son Antoine Basler como Jean-Claude Ayache, el miembro mas impulsivo de la banda, Dominique Bettenfeld como Elie Frossard, un sacerdote con una peculiar forma de predicar la palabra de Dios o Stéphane Metzger como Olivier Brachet en su vida de familia y Sonia es su roll de travesti.

Conclusión: Dobermann es un trabajo que yo califico de entretenido y poco mas, aunque he de reconocer que pertenece a un estilo de cine que no suele llamarme mucho la atención y acaba mareándome. Si te gusta el cine de acción con un ritmo frenético y sin excesivas exigencias al espectador, puede que la disfrutes mucho mas que yo con ella, ya que aunque no la califico como una gran película, hay que reconocer que juega sus cartas de forma inteligente, buscando llegar a dicha franja de público y creo que consiguiéndolo con creces. Adrenalina y desparrame en grandes dosis y unos personajes que no pasan desapercibidos.


Dobermann, Jan Kounen, Bellucci

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...