miércoles, 27 de julio de 2016

Steve Jobs - Danny Boyle (2015)

Steve Jobs, Danny BoyleTítulo original - Steve Jobs
Año - 2015
Duración - 121 min.
País - Estados Unidos
Director - Danny Boyle
Guión - Aaron Sorkin, basado el la biografía de Walter Isaacson
Música - Daniel Pemberton
Fotografía - Alwin H. Küchler
Montaje - Elliot Graham
Producción - Danny Boyle, Guymon Casady, Christian Colson, Mark Gordon y Scott Rudin
Productora - Management 360 / Mark Gordon Company / Scott Rudin Productions / Universal Pictures
Género - Drama, Biopic
Reparto - Michael Fassbender, Kate Winslet, Seth Rogen, Jeff Daniels, Michael Stuhlbarg, Katherine Waterston, Sarah Snook, Perla Haney-Jardine, Adam Shapiro, Jackie Dallas, Makenzie Moss, Afsheen Olyaie, Tina Gilton, Tom O'Reilly, Natalie Stephany Aguilar


Tras la insulsa jOBS (Joshua Michael Stern, 2013), Aaron Sorkin escribe el guión adaptando la biografía de Walter IsaacsonDanny Boyle se encarga de la dirección y Michael Fassbender da vida al famoso personaje que da nombre a la película, en un trabajo que supera con creces al anterior, aunque esto no quiera decir que sea un plato para todos los gustos. Una película que se apoya casi totalmente en sus excelentes diálogos, que antepone la persona a sus logros, aunque sin dejarlos de lado, claro está, donde hay que destacar el brillante trabajo de Michael Fassbender, acompañado por una Kate Winslet magnífica, como nos tienen ambos tan mal acostumbrados.

Steve Jobs, Danny Boyle

Sinopsis: La película nos cuenta parte de la vida del empresario y programador informático Steve Jobs (Michael Fassbender) (1955-2011), cofundador de la multinacional estadounidense Apple, a través de los sucesos ocurridos alrededor de tres fechas claves en su carrera empresarial, las de las presentaciones del Macintosh en 1984, la del NeXT en 1988 y la del iMac en 1998.

Steve Jobs, Danny BoyleEl director: Los que conozcan la trayectoria de Danny Boyle saben que cuando te sientas a ver una de sus películas, puedes esperarte cualquier cosa. En ella encontramos títulos como la comedia de humor negro Tumba abierta (1994), la comedia dramática Trainspotting (1996), la comedia romántica Una historia diferente (1997), el drama La playa (2000), la cinta de terror 28 días después (2002), la comedia dramática Millones (2004), cuya reseña puedes encontrar en este enlace, la cinta de ciencia ficción Sunshine (2007), el drama romántico Slumdog Millionaire (2008), por el que recibió el Oscar, el Globo de Oro y el Bafta al mejor director, el drama de suspense 127 horas (2010) o el Thriller psicológico Trance (2013), del que os hablamos en este artículo. Todo un abanico de géneros en los que se mueve con mayor o menor eficacia, pero dejando siempre su inconfundible sello personal. Actualmente trabaja en T2: Trainspotting 2, la secuela de la película que lo elevó por encima de la media hace ya 20 años, que se espera para enero de 2017 en el Reino Unido y marzo del mismo año en España.

La película: Trabajar como trabajo en un club de fútbol me ha dado muchas cosas, pero entre ellas yo destacaría la posibilidad de conocer un poco mejor a las personas que se encuentran tras algunas de las llamadas estrellas mediáticas, en mi caso futbolistas y entrenadores, de los que la opinión pública tiene una imagen que no siempre, por no decir casi nunca, se corresponde con la realidad. Lógicamente, yo no conocí a Steve Jobs personalmente, ni tengo mucha idea de lo que fue su vida, tan solo conocía algo de su trabajo y poco mas, aunque he de reconocer que nunca he tenido ninguno de sus famosos productos, pero la sensación que me ha dejado esta película es la de haberme ayudado a conocer un poco como era en la vida real, como era la persona tras el personaje, algo que considero no solo un acierto, sino fundamental para que un biopic funcione realmente como lo que pretende ser.

Steve Jobs, Danny Boyle

Pero antes de nada quiero que sepan a que se enfrentan si deciden disfrutar esta película, un trabajo de una riqueza para mi indudable, pero con ciertas características que pueden echar a mas de uno para atrás. La verdad es que en muchos momentos me ha recordado, siempre salvando las enormes distancias reales que existen entre ambas, a la magnífica Birdman, dirigida por Alejandro González Iñárritu, de la que os hablamos en este artículo. Como ocurre en ella, Steve Jobs transcurre casi siempre entre bambalinas y basa en sus brillantes diálogos gran parte de su enorme fuerza, algo que para mi es una grata noticia, pero que para otros espectadores pueda resultar bastante aburrido, sobre todo si no consiguen meterse en su historia o si simplemente esta no llega a interesarles como debiera. Boyle no es Iñárritu, ni Fassbender es Keaton, pero me resulta muy difícil creer que si la primera no fue de tu gusto, esta si lo sea, aunque ya saben que en esto del cine nunca se sabe.

Steve Jobs me ha convencido por varias razones, pero la mas destacable de ellas es el magnífico guión escrito por Aaron Sorkin (Algunos hombres buenos, La red social, El ala oeste de la Casa Blanca), que en ningún momento intenta o alardea de contarnos la vida de su protagonista, algo realmente complicado en lo que dura un largometraje, al menos si se pretende ser mínimamente fiel a la realidad, sino que nos da unos trazos de su personalidad, de como era en su vida privada y profesional, mostrándonos o contándonos esos detalles que a buen seguro contribuyeron a formar su carácter, su peculiar manera de ser. Está dividido en tres segmentos, en tres momentos fundamentales en su carrera utilizados de forma inteligente para mostrarnos tres etapas de su vida. Hay que destacar también que en todo momento se intenta mostrar a la persona, además del personaje, dejando de lado esa horrible tendencia de idolatrar al protagonista y mirar para otro lado a la hora de tratar sus defectos.

La dirección de Danny Boyle es bastante personal, por lo que, como suele ocurrir en estos casos, gustará a unos mas que a otros. Para mi donde mas luce es en la dirección de actores, algo que puede parecer sencillo teniendo el reparto que tiene, pero que en realidad no lo es y merece ser valorado, aunque en general he de reconocer que suele convencerme su trabajo. De la fotografía se encarga Alwin H. Küchler (Divergente, Sunshine, Hanna), que destaca por mantenernos casi siempre junto a nuestros protagonistas, utilizando constantemente primerísimos planos. El montaje es obra de Elliot Graham, un trabajo muy efectivo y sumamente dinámico, mientras que la banda sonora corre a cargo de Daniel Pemberton (Operación U.N.C.L.E., El consejero, La maldición de Rookford), un trabajo correcto que no destaca en exceso en la película.

Steve Jobs, Danny Boyle

Si el trabajo de los actores es siempre básico a la hora de elevar o sepultar una película, en el caso de una como Steve Jobs se antoja aún mas importante. Y claro, disponer de una pareja de actores como Michael Fassbender en el papel de Steve Jobs y Kate Winslet en el de Joanna Hoffman, la mano derecha de Jobs, facilita enormemente la labor. El primero realiza una interpretación muy completa y natural, dando vida de forma brillante al controvertido personaje, mientras que ella llena la pantalla como suele hacerlo, siempre sumando a la película, sea o no el centro de atención. Entre ambos otorgan gran parte del alma de la cinta, que solo por verlos trabajar ya merece la pena ser disfrutada. En el resto del reparto encontramos nombres como Seth Rogen, que da vida a Steve Wozniak, cofundador de Apple; Jeff Daniels como John Sculley, CEO de Apple desde 1983 hasta 1993; Michael Stuhlbarg como Andy Hertzfeld, miembro del equipo de desarrollo original del Macintosh; Katherine Waterston como Chrissan Brennan, madre de Lisa, la hija a la que Jobs se resiste a reconocer, que es interpretada por Makenzie Moss, Ripley Sobo y Perla Haney a lo largo de la película. El nivel general es bastante bueno.

Conclusión: Steve Jobs funciona a la perfección por varios motivos ya señalados con anterioridad, como su excelente guión, la solvente y atípica dirección de Danny Boyle y el magnífico trabajo de su reparto, encabezado por FassbenderWinslet. Su principal problema para llegar a un segmento mas amplio de público es a la vez una de sus principales virtudes, apoyar en sus diálogos gran parte de su efectividad, algo que a los que gustan del cine como un mero espectáculo, no creo que les haga excesiva gracia, llegando a aburrirles en muy poco tiempo. La mezcla perfecta entre la persona y el personaje, la descarada huida del encumbramiento de este y la fidelidad con la realidad en los puntos mas importantes de la historia, hacen de este un trabajo que no puedo mas que recomendarles, sobre todo si como yo, son de los que aborrecen las exageraciones que se escuchan cuando un personaje de tal calado fallece. Sean felices, que no es poco.


Steve Jobs, Danny Boyle

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...