lunes, 29 de agosto de 2016

Anomalisa - Charlie Kaufman y Duke Johnson (2015)

Anomalisa, Charlie Kaufman, Duke JohnsonTítulo original - Anomalisa
Año - 2015
Duración - 90 min.
País - Estados Unidos
Director - Charlie Kaufman y Duke Johnson
Guión - Charlie Kaufman y Dan Harmon
Música - Carter Burwell
Fotografía - Animation
Montaje - Garret Elkins
Producción - Charlie Kaufman, Duke Johnson, Dino Stamatopoulos y Rosa Tran
Productora - Starburns Industries
Género - Animación, Drama, Comedia
Reparto - Animation
Web oficial - http://www.kickstarter.com/projects/anomalisa/charlie-kaufmans-anomalisa


Charlie Kaufman y Dan Harmon adaptan la obra de teatro (escrita por el propio Kaufman) y el propio Kaufman, junto a Duke Johnson, dirigen esta comedia dramática de animación para adultos, enormemente alejada de casi todo lo que he visto hasta la fecha. Filmada en stop motion, estamos ante uno de los retratos mas desgarradores de la soledad que un servidor ha presenciado, con todo lo que ello conlleva para bien o para mal. Tan sencilla como la vida misma y rodada de forma tan brillante como original, Anomalisa hace honor a su nombre, presentándose como una hermosa y amarga anomalía dentro del universo del cine de animación.

Anomalisa, Charlie Kaufman, Duke Johnson

Sinopsis: La película tiene por protagonista a un motivador profesional experto en servicio de atención al cliente llamado Michael Stone. Su principal problema es que cuanto más ayuda a la gente, más monótona y anodina encuentra su vida, hasta el punto que todo el mundo le parece y le suena igual. Preparando su charla para el día siguiente escucha la voz de una chica que le suena diferente a todo lo demás, algo que lo hace buscarla y, tras conocerla, llegar a replantearse toda su vida, hasta el punto de estar dispuesto a abandonarlo todo y a todos, con el único anhelo de alcanzar la felicidad junto a ella y volver a dar sentido a su existencia.

Anomalisa, Charlie Kaufman, Duke JohnsonLos directores: Charlie Kaufman es un guionista, productor y director de cine estadounidense nacido en Nueva York, el 19 de noviembre de 1958. En su trabajo como guionista es responsable de trabajos como Being John Malkovich (1999), que le valió una nominación al Oscar y al Globo de Oro y un premio BAFTA, Human Nature (2001), Adaptation. El ladrón de orquídeas (2002), por la que obtuvo otra nominación al Óscar y su segundo BAFTA, Confesiones de una mente peligrosa (Confessions of a Dangerous Mind) (2002), Eternal Sunshine of the Spotless Mind (2004) y Synecdoche, New York (2008), que supuso su debut en la dirección. Duke Johnson es un director de cine estadounidense nacido en St. Louis, Missouri, el 20 de marzo de 1979. Especializado en la animación stop-motion, actualmente es socio minoritario de los estudios Dino Stamatopoulos. Ha sido nominado para los Annie Awards en 2011 y 2012, por dirigir episodios de las series Mary Shelley's FrankenholeCommunityAnomalisa es su primer trabajo juntos y, visto lo visto, esperemos no sea el último.

La película: El cine, y mas concretamente el de animación, permite al espectador realizar viajes y fantasías imposibles, recorrer universos inexplorados y vivir multitud de experiencias que difícilmente nos regalará nuestra monótona y anodina realidad. Pero, ¿que ocurre cuando una película de animación nos muestra todo lo contrario, cuando simplemente nos permite observar desde fuera la cruda realidad de la vida que la mayoría de nosotros alcanzamos a vivir?. Es el caso de Anomalisa, un trabajo con alma e identidad propia, que desde su primera escena intenta retratar uno de los principales males de la sociedad actual, la sensación de soledad y vacío con la que muchos hemos de convivir, algo que consigue con creces, pero que por otro lado, no será un plato que sacie todos los paladares.

Anomalisa, Charlie Kaufman, Duke Johnson

Me gustaría aclarar que la animación es solo el medio utilizado por Charlie Kaufman y Duke Johnson para contarnos su historia, un gran acierto en mi opinión, pero a la vez complejo para llegar a cierta parte del público. Lo que tengo claro es que a muchos de los amantes del cine animado no les hará excesiva gracia este trabajo, acostumbrados a otro tipo de cine muy diferente, mientras que el público que disfrutará con ella no creo que suela ver mucho cine de animación, por lo que habrá una buena cantidad que ni le hayan prestado la mas mínima atención solo por ello. Lo ideal es dejar de lado los prejuicios y disponerse a ver un trabajo que habla sobre la naturaleza humana, de como es nuestra vida actual y de una de las grandes paradojas actuales: cuanto mas medios tecnológicos tenemos para estar comunicados, mas y mas solos parecernos sentirnos.

Michael Stone, todo un experto en alentar y motivar a miles de trabajadores que se dedican al trato con el público, es incapaz de mantener una relación con alguien que no le resulte aburrida y monótona. Es tal la sensación de hastío y soledad que lo invade, que para el todas las voces suenan igual, convirtiendo su vida en un auténtico infierno en el que nunca ocurre nada especial. Una voz, tan solo una dulce voz que difiere del resto de las que ha escuchado durante meses, lo hará albergar esperanzas de que todo puede cambiar, hasta el punto de hacerlo plantearse cortar con todo y con todos, para tenerla cerca y así seguir sintiéndose vivo. Triste metáfora del rumbo hacia el que marcha nuestra sociedad, de como muchos de nosotros no conseguimos alcanzar la felicidad, ni vivir la vida que realmente nos haría alcanzarla, limitándonos a seguir las normas que esta marca, a tomar la dirección en la que marcha la mayoría del rebaño.

Anomalisa, Charlie Kaufman, Duke Johnson

Técnicamente hablando, el esfuerzo realizado para llevarla a la gran pantalla es digno de elogio y admiración. Está filmada en Stop motion, que para los que no lo sepan, es una técnica artesanal con la que se van tomando miles de imágenes de objetos inanimados, que sus responsables van moviendo poco a poco para, tras mostrar dichas imágenes una tras otra a la velocidad necesaria, dan la impresión al espectador de estar viendo al objeto moverse por si solo. Esta técnica, poco utilizada en la actualidad en relación a los dibujos animados de toda la vida o a la animación por ordenador, que poco a poco se ha ido imponiendo, exige enormes dosis de trabajo y paciencia, pero vistos los resultados hay que decir que ha merecido la pena el esfuerzo, además de ser una buena elección en mi opinión.

Conclusión: Anomalisa es un trabajo que merece la pena ver, siempre sabiendo de antemano a que nos enfrentamos. Se trata de una comedia dramática, en la que el drama gana por goleada en gran parte de su metraje, tan sencilla en su planteamiento como difícil es de digerir su mensaje, por lo que suele dejar la mente de quien acaba de verla a pleno rendimiento. Un rara avis dentro del mundo de la animación que, irónicamente, tendrá que presenciar como la mayoría del público que la vea lo haga pensando: "Yo no acabaré así", pero no admitiendo que lucharán para que no ocurra, sino creyendo que a ellos nunca les tocará. Así somos de arrogantes los humanos, excepto contadas excepciones del tipo de Anomalisa.



Anomalisa, Charlie Kaufman, Duke Johnson

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...