domingo, 7 de agosto de 2016

La modista (The Dressmaker) - Jocelyn Moorhouse (2015)

La modista, The Dressmaker, Jocelyn MoorhouseTítulo original - The Dressmaker
Año - 2015
Duración - 118 min.
País - Australia
Director - Jocelyn Moorhouse
Guión - Jocelyn Moorhouse, basado en la novela homónima de Rosalie Ham
Música - David Hirschfelder
Fotografía - Donald McAlpine
Montaje - Jill Bilcock
Producción - Sue Maslin
Productora - Film Art Media / Screen Australia
Género - Drama, Comedia
Reparto - Kate Winslet, Judy Davis, Liam Hemsworth, Hugo Weaving, Sarah Snook, Sacha Horler, Caroline Goodall, James Mackay, Kerry Fox, Alison Whyte, Barry Otto, Julia Blake, Rebecca Gibney, Shane Jacobson, Genevieve Lemon, Shane Black, Shane Bourne, Hayley Magnus


Jocelyn Moorhouse adapta la novela The Dressmaker, escrita por Rosalie Ham, y dirige este curioso trabajo en el que mezcla sin ningún pudor comedia y drama, además de otro puñado de subgéneros inimaginables, de forma un tanto drástica, dando lugar a un trabajo sumamente original, aunque difícilmente digerible por buena parte del público. Una obra en la que se respira por momentos aromas a cine memorable, que se apoya en el indiscutible carisma y el buen hacer de Kate Winslet, pero que acaba quedándose en recomendable, sin llegar a ser un trabajo redondo por diversos detalles.

La modista, The Dressmaker, Jocelyn Moorhouse

Sinopsis: Australia, años 50. Tilly Dunnage (Kate Winslet), una glamurosa modista, regresa a su casa en el turbio pueblo de Dungatar tras muchos años trabajando en exclusivas casas de moda de París, con el objetivo de cerrar heridas del pasado y vengarse de quienes la forzaron a marcharse años atrás. Allí intentará reconciliarse con Molly (Judy Davis) y armada únicamente con su máquina de coser y su excepcional estilo, intentará transformar a las mujeres del pueblo y lograr de esta peculiar forma su dulce y ansiada venganza.

La modista, The Dressmaker, Jocelyn MoorhouseLa directora: Jocelyn Moorhouse Denise es una guionista y directora de cine nacida en Melbourne, Australia, el 4 de septiembre de 1960. Mientras estudiaba en el Australian Film, Television and Radio School (AFTRS) dirigió su primer cortometraje, titulado Pavane (1983). Tras graduarse al año siguiente comenzó a trabajar en televisión, participando en programas como c/o The Bartons for the ABC, The Flying Doctors, Out of the Blue, A Place to Call Home o The Humpty Dumpty Man. Debutó en el cine en 1991 con el drama Proof (La prueba), ganando varios premios en Festivales de gran prestigio entre los que destaca la Mención especial - Cámara de Oro en Cannes. Tras ella dirigió Donde reside el amor (1995), un drama romántico con la participación de Winona Ryder y Anne Bancroft, entre otros; Heredarás la tierra (1997) ha sido su último trabajo para la gran pantalla anterior al que hoy nos ocupa. Se trata de un melodrama que cuenta entre su reparto con nombres como Michelle Pfeiffer, Jessica Lange, Jason Robards, Jennifer Jason Leigh, Keith Carradine o Colin Firth, entre otros, que no gozó de excesivo éxito, quizás la principal causa de que haya tardado ocho largos años en volver a hacer cine.

La película: He de comenzar aclarando que La modista (The Dressmaker) es un trabajo que ha dejado en mi sensaciones un tanto dispares, no porque no sea una película aconsejable, que para mi lo es, ni porque no posea casi todo lo necesario para llegar a ser redonda, sino porque su intento de innovar en cuanto a la grotesca mezcla de géneros que en ella se da, no tiene el resultado que su realizadora esperaba, al menos no lo ha tenido en mi, consiguiendo incluso restar mas que sumar en algunos momentos. Es un trabajo ameno de ver, divertido en muchos momentos, e incluso brillante diría yo, pero cuando la historia exige un cambio de tono, este resulta excesivamente brusco, algo que no gustará a todos por igual, sobre todo teniendo en cuenta que no hablamos de un solo momento, sino de varios a lo largo de la historia.

La modista, The Dressmaker, Jocelyn Moorhouse

Un vaivén de emociones realmente difícil de explicar, que asaltan constantemente a un espectador que nunca sabe que será lo próximo que le puede esperar, tan original y poco convencional para algunos como brusca e incluso mareante para otros. Destacan en ella muchos de sus personajes, totalmente caricaturizados y en algunos casos difíciles de olvidar, en los que se basa gran parte del encanto de la película. Y todo ello para contarnos algo mil veces contado ya, una historia de venganza disfrazada de mil y una formas, pero que inevitablemente acaba desprendiéndose de todas ellas y mostrando su verdadera identidad, eso si, sin dejar de lado en ningún momento un humor que pasa del mas convencional al mas negro que puedan imaginar.

El guión escrito por la propia Jocelyn Moorhouse nos deja multitud de escenas para el recuerdo, aunque un tanto inconexas entre si, algo que a la larga no la deja llegar donde debería. Su historia es sencilla pero a la vez atrapa, pero su mezcla de géneros constante no la deja cuajar del todo, haciendo que el espectador la siga con atención pero casi nunca de forma plácida. La dirección de actores también resulta correcta, siempre teniendo en cuenta que en ellos se busca constantemente la exageración, un tanto desmesurada en algunos momentos pero necesaria para el tono que se intenta imprimir a la película.

Lo que resulta imposible negar es el excelente trabajo realizado en la ambientación y, sobre todo, en el vestuario, que realiza un auténtico despliegue de como se vestía en la época. La fotografía es obra de Donald McAlpine (Moulin Rouge, X-Men orígenes: Lobezno, Depredador), que realiza un trabajo de una factura impecable, algo que no se puede decir sobre el de Jill Bilcock, encargado del montaje, aunque a su favor hay que decir que poco mas puede el hacer con una historia que divaga constantemente de aquí para allá. La banda sonora es obra de David Hirschfelder (Shine, Elizabeth, Australia), que firma un trabajo correcto y muy apropiado, que es en general bien utilizado en la película.

La modista, The Dressmaker, Jocelyn Moorhouse

El reparto de La modista (The Dressmaker) gira totalmente en torno a la figura de Kate Winslet, que da vida a Myrtle "Tilly" Dunnage, desterrada del pueblo cuando solo era una niña (interpretada por Darcey Wilson), acusada de ser la culpable de un lamentable accidente. Años después regresa con la intención de recordar el pasado e intentar recomponer su relación con Molly, su madre, interpretada por una soberbia Judy Davis. Otros personajes destacables son Hugo Weaving como el sargento Horacio Farrat, Liam Hemsworth como el guapetón Teddy McSwiney, Sarah Snook como Gertrude "Trudy" Pratt, Caroline Goodall y James Mackay como Elsbeth y William Beaumont o Sacha Horler como Una Pleasance, aunque la lista es mucho mas amplia, por lo que seguro olvido a muchos. El nivel general es bastante bueno.

Conclusión: La modista (The Dressmaker) es un curioso trabajo que seguro no dejará indiferentes a la mayoría de los espectadores. Una historia de venganza cargada de humor negro, dramatismo y varias escenas memorables, que tiene en su indefinición su principal talón de aquiles y en sus curiosos personajes gran parte de su indudable encanto. Una película que tendrán que ver para poder valorar ustedes mismos, ya que las reacciones ante ella son de lo mas variadas, aunque he de decir que a mi me hizo pasar un buen rato. Yo no me la perdería, ya que con solo ver a la maravillosa Kate Winslet en escena, ya lo merece. Sed felices, que no es poco.


La modista, The Dressmaker, Jocelyn Moorhouse

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

2 comentarios:

  1. Hola
    espero verte por el mio ya te sigo, saludos desde http://leerunlibroyalavezimaginar.blogspot.mx/2016/07/iniciativa-seamos-seguidores.html

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...