sábado, 1 de febrero de 2014

La mujer del cuadro - Fritz Lang (1944)

Cartel, cine, póster, caratulaTítulo original - The Woman in the Window
Año - 1944
Duración - 99 min.
País - Estados Unidos
Director - Fritz Lang
Guión - Nunnally Johnson a pertir de la novela de J.H. Wallis (Once Off Guard )
Música - Arthur Lange
Fotografía - Milton Krasner
Montaje - Gene Fowler Jr., Marjorie Johnson
Productora - International Pictures. Distribuida por RKO
Género - Cine negro, Intriga, Thriller, Crimen
Reparto - Edward G. Robinson, Joan Bennett, Raymond Massey, Edmund Breon, Dan Duryea, Thomas E. Jackson, Dorothy Peterson, Arthur Loft, Frank Dawson


Fritz Lang, ya en su etapa estadounidense, nos regaló este clásico que figura en casi todas las listas de mejores películas del "Film noir". Basada en el sobresaliente guion de Nunnally Johnson y con la participación del genial Edward G. Robinson, estamos ante una obra imprescindible de la mejor época del cine made in Hollywood.

Actores, actrices, cine

El profesor Richard Wanley (Edward G. Robinson), vive una vida acomodada y monótona. Tras mandar a su familia a pasar unos días de vacaciones, coincide en un club con varios amigos. Se siente fascinado por un retrato de una bella mujer que se observa en el escaparate contiguo al club, así que tras tomar varias copas decide echarle un último vistazo antes de regresar a casa. Cual no sera su sorpresa al encontrar junto a el a la hermosa modelo fotografiada, con la que accederá a tomar una copa en su apartamento sin saber las consecuencias que esto tendrá en su vida...

Actores, actrices, cineComo enamorado del cine no me conformo con visualizar películas, sino que también me encanta leer sobre su historia y por supuesto criticas de cine. Son muchos los que critican el cambio en la manera de hacer cine del maestro Lang al llegar a Hollywood. Lo cierto es que el cambio es real, ante eso nada que objetar, pero su causa fue la necesaria adaptación de este al cine norteamericano, tras ver como sus proyectos iniciales fueron rechazados. Atrás quedaban excelentes trabajos como 'Metrópolis' (1927) o 'M, el vampiro de Düsseldorf' (1931) y la necesidad lo obligaba a empezar de cero. Pero viendo  como el resultado de esa adaptación nos dejo títulos como 'Perversidad' (1945), 'Los sobornados' (1953), 'Más allá de la duda' (1956) o 'Mientras Nueva York duerme' (1956), ademas de la que hoy nos ocupa, lo único que se me ocurre decir es ¡Aleluya!.

Y es que 'La mujer del cuadro' es un genuino manual donde podemos encontrar todas los ingredientes del cine negro. Para ello se vale de algo que ya utilizó anteriormente en ‘Furia’ (1936), un personaje que vive honestamente se ve obligado, a regañadientes, a violar la ley para poder salir airoso de un giro inesperado del destino. Dicho giro, como ocurre en muchas producciones de este genero, viene dado por la aparición de una hermosa joven que lo conducirá hacia su perdición.

Actores, actrices, cine

El guion es excelente, como todos los firmados por Nunnally Johnson, lo que, en manos del maestro Lang, es sinónimo de excelencia. Este consigue que la situación que vive nuestro protagonista sea compartida por el espectador de una forma directa, palpándose la tensión en cada escena, en cada plano, haciéndolo participe de la sensación de ansiedad que experimenta por la situación en la que se encuentra. Como buen europeo, rompe esa tensión de vez en cuando con toques de humor. totalmente necesarios para aliviarla momentaneamente.

Y por supuesto tenemos que mencionar a la piedra angular de esta maravilla, que no es otra que el señor Edward G. Robinson. Un excelente actor al que hemos visto interpretar papeles de todo tipo y que aquí se come la cámara una vez mas. Estoy totalmente seguro de que sin su presencia este film perdería gran parte de su valor, ya no sería  'La mujer del cuadro'. ¿cosas malas?. Su final, que te gustará o no, pero eso ya queda para la opinión de cada espectador y, para mi, la música que en algunos momentos parece fuera de sitio y que, sin embargo, fue nominada al Oscar a la mejor banda sonora.

Actores, actrices, cine

No tenéis ninguna excusa para dejar de disfrutar este soberbio legado del maestro Fritz Lang. Un magnifico exponente de esa etapa mágica en la que las luces de Hollywood brillaban mas que nunca. Un trabajo redondo de uno de los mejores directores de todos los tiempos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...