jueves, 7 de agosto de 2014

'Hoy nos critica': Need for speed - Scott Waugh (2014)

Hoy comenzamos una nueva sección que llamaremos 'Hoy nos critica' En ella mostraremos la crítica de alguien ajeno al blog, tal y como nos la ha mandado. Para que no difiera mucho del estilo que tienen las nuestras, introduciremos la ficha, las imágenes, el apartado 'El director' y nuestra propia puntuación, pero sustituiremos nuestra crítica de la película por la de la persona invitada, poniendo ademas su propia puntuación de ella. Nuestra intención es la de introducir otros puntos de vista sobre series y películas, así como pluralizar en la medida de lo posible su contenido. Lógicamente introduciremos los datos de la persona invitada y los enlaces donde podréis leerlos habitualmente, esperando que os guste la idea.

* Título original - Need For Speed
* Año - 2014
* Duración - 130 min.
* País - Estados Unidos
* Director - Scott Waugh
* Guión - George Gatins, John Gatins, George Nolfi
* Música - Nathan Furst
* Fotografía - Shane Hurlbut
* Productora - Electronic Arts / DreamWorks SKG / Reliance Entertainment / Bandito Brothers
* Género - Acción
* Reparto - Aaron Paul, Dominic Cooper, Imogen Poots, Michael Keaton, Scott Mescudi, Dakota Johnson, Rami Malek, Nick Chinlund, Ramon Rodriguez, Kid Cudi, Han Soto, Carmela Zumbado, Harrison Gilbertson
* Web oficial - http://www.theneedforspeedmovie.com/

Nuestra nota:

Scott Waugh es el encargado de traernos esta nueva versión del popular juego para consolas y ordenadores 'Need for speed'. Velocidad y adrenalina sin límites que hará las delicias de los aficionados a este tipo de productos, al igual que la de los incondicionales de los efectos especiales, aunque la simpleza de su historia y la simplicidad de su guión harán que el producto pueda defraudar a quien no lo son. Cuestión de gustos.


Sinopsis: Tobey Marshall (Aaron Paul) es un mecánico que compite con automóviles de gran potencia en un circuito no autorizado de carreras callejeras. En su lucha por mantener el taller de su familia a flote, Tobey se asocia con el adinerado y arrogante ex piloto de NASCAR Dino Brewster (Dominic Cooper), pero justo cuando Tobey está por concretar una gran venta con la bróker de automóviles Julia Bonet (Imogen Poots), una desastrosa carrera permite a Dino tenderle una trampa y Tobey es enviado a prisión. Desde ese momento, la única obsesión de Tobey será la de vengarse de Dino, algo que no le resultará nada fácil.

El director: Scott Waugh comenzó en el cine como lo que llamamos 'doble', actores que se encargan de realizar escenas de acción que los actores protagonistas no realizan. Entre ellas se encuentran persecuciones, accidentes, peleas y, en general, todo tipo de escenas que puedan resultar arriesgadas para actores sin la necesaria preparación. Fue su ocupación hasta el 2005, año en el que decidió retirarse de este difícil mundo.

En 2007 dirigió el documental 'Navy SWCC' junto a Mike McCoy, en el que nos ofrece una imagen de la 'Baja 1000', una competición que arrastra a miles de fans y que se celebra anualmente en Baja, México. Su debut en la dirección de un largometraje llegó en 2012 con la película 'Acto de valor', en la que vuelve a compartir la dirección con Mike McCoy para contarnos las andanzas de un grupo de élite de combate de Navy SEALS, cuya misión consiste en rescatar a un agente secreto de la CIA. Estaba interpretada por Roselyn Sanchez, Timothy Gibbs, Emilio Rivera y Jason Cottle. 

La crítica de nuestro invitado: 

Need for Speed: adrenalina en vena

Lo primero que me viene a la cabeza después de ver Need for Speed es que los amantes de los coches estarán encantados con ella, porque la cantidad de vehículos espectaculares que aparece en la cinta es casi infinita. Desde deportivos impresionantes, camionetas enormes típicas de los Estados Unidos, como no, helicópteros y hasta avionetas.

La película nos sitúa en Mount Kisco, un pueblecito en el que conviven dos grandes niños con un magnífico talento para conducir coches. Pero no todo el mundo puede triunfar: uno convirtió su talento en réditos deportivos, económicos y popularidad mientras que otro vio truncado su sueño por falta de dinero y oportunidades. Años más tarde, en el transcurso de una carrera, un terrible accidente deja como víctima a Pete, el mejor amigo de Tobby Marshall, que se ve injustamente encarcelado por el hecho. Cuando sale de la cárcel, su deseo de venganza y justicia no tendrá rival ni dentro ni fuera de la carretera. A bordo de un magnífico Ford Mustang y acompañado de un grupo de excéntricos amigos y una joven audaz y divertida, emprenderán su camino para participar en la carrera de coches más famosa del mundo, la De León.
La trama está bastante bien sin ser una maravilla. Es sencilla y sin complicaciones. Lo que ayuda a que sea una película fácil de digerir. Y es que lo fundamental en Need for Speed, como bien saben todos los aficionados al juego de EA en el que se basa la cinta, son los coches. La calidad visual de la peli es realmente destacable por la cantidad de imágenes que nos ofrecen de las escenas de conducción. A veces parece que estás dentro del mismísimo coche en el puesto de conducción, lo que todos agradecemos porque es la esencia de cualquier juego de ese estilo: ver cómo se mueven y comportan estos cochazos desde la misma posición del conductor. Las escenas, como digo, están bastante bien rodadas. Salvo tal vez la sobrada del helicóptero (si veis la película ya sabréis la escena a la que me refiero).


En cuanto al reparto, es evidente que el protagonismo absoluto lo tiene uno de los actores que más futuro creo tienen en Hollywood, Aaron Paul. Este joven actor nos ha acompañado como el inefable Jesse Pikman durante cinco grandiosos años de Breaking Bad, y algunos estábamos deseosos de verle alejado de las idas de olla de Terry Gilliam. El resultado es aceptable: ni genial ni desastroso, simplemente pasable. Pero también creo como ya he dicho que en esta película el protagonismo recae más en los coches que en los mismos actores que los conducen. Habrá que seguir atentos a la evolución de este prometedor actor. Al lado de Paul, y como compañera de viaje, tenemos a la  desconocida Imogen Poots, una chica que cumple con el objetivo de amenizar la cinta y ponerle el punto romántico de la misma. Del resto, poco destacable. Tanto el villano (Dominic Cooper) como los amigos del protagonista aportan su pequeño grano de arena poniendo las notas de humor y las escenas de tensión que siempre son necesarias en un argumento como éste.

Otro aspecto claramente destacable de la película es su banda sonora, un aspecto muy cuidado en el filme tal y como vienen acostumbrándonos la gente de EA en cada uno de los juegos de la saga Need for Speed durante los últimos 20 años. Creo que es muy acertada en muchos momentos. Es evidente que no es una obra de arte de Hans Zimmer, pero la selección de canciones acompaña perfectamente la acción de cada momento.

Como conclusión final podríamos decir que es una entretenida película que no defraudará en nada a los fans de las películas de coches, persecuciones y escenas espectaculares a bordo de vehículos increíbles. Además de eso consigue no ser un mal trabajo de adaptación de un vídeojuego (por el escenario y el ambiente, no por la trama) y por tanto los fans del juego creo que quedarán bastante satisfechos con ella. Por mi parte decir que me gustó. Me parece que son 120 minutos de entretenimiento puro y duro lleno de adrenalina y velocidad, así que ha merecido la pena.

Donde encontrar a nuestro invitado Ricardo:

Blog: 'El Blog del Fricky' http://frickyblog.wordpress.com/
Tweeter: @blogdelfricky
Facebook: RickyThin

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...