miércoles, 7 de enero de 2015

Quien teme a Virginia Woolf - Mike Nichols (1966)

Virginia, Woolf, Mike, Nichols* Título original - Who's Afraid of Virginia Woolf?
* Año - 1966
* Duración - 129 min.
* País - Estados Unidos
* Director - Mike Nichols
* Guión - Ernest Lehman adaptando la obra de teatro de Edward Albee
* Música - Alex North
* Fotografía - Haskell Wexler
* Montaje - Sam O'Steen
* Producción - Ernest Lehman
* Productora - Warner Bros. Pictures
* Género - Drama
* Reparto - Elizabeth Taylor, Richard Burton, Sandy Dennis, George Segal


Mike Nichols fue el director encargado de llevar a la gran pantalla el guión que Ernest Lehman realizó adaptando la obra de teatro de Edward Albee, mil y una veces llevada a los escenarios. Un trabajo de una gran dureza, que aprovecha a la perfección el talento de sus cuatro protagonistas, destacando el de los enormes Elizabeth Taylor y Richard Burton. Una película totalmente recomendable, aunque no sea cine que guste a todo el mundo.

Virginia, Woolf, Mike, Nichols

Sinopsis: George (Richard Burton) y Martha (Elizabeth Taylor) son un matrimonio que tras muchos años de convivencia mantienen una relación en la que el odio supera ampliamente al amor. Ambos son alcohólicos, el profesor de historia en la universidad y ella la hija del director de la misma, se conocen a la perfección y saben que tecla tocar para hacer que el otro pierda los papeles. Una noche, tras una fiesta, invitan a un profesor recién llegado a la universidad (George Segal) y a su esposa (Sandy Dennis) a tomar una copa con ellos, pero su incapacidad de disimular su odio delante de ellos hará que ninguno de los cuatro olviden jamás esa noche.

El director: Michael Igor Peschkowsky (Mike Nichols) fue un director de cine y de teatro, actor y productor estadounidense de origen alemán, nacido un 6 de noviembre de 1931 en Berlín.

Virginia, Woolf, Mike, NicholsEn la segunda mitad de la década de los cincuenta fundó junto con Elaine May, Alan Arkin y Barbara Harris la compañía 'The Compass', llamada después 'The Second City'. En 1960 sus dúos con Elaine May se hicieron famosos en los cabarets de Nueva York. Después de trabajar como director de escena en Broadway se trasladó a Hollywood, donde en 1966 llevó al cine la obra de Edward Albee '¿Quién teme a Virginia Woolf?' con la pareja Richard Burton y Elizabeth Taylor.

En 1968 dirigió la película 'El graduado', por la cual ganó el premio Óscar al mejor director. Tras los fracasos de 'El día del delfín' (1973) y de 'Dos pillos y una herencia' (1974), se reorienta hacia la producción para televisión y al teatro para volver a la producción cinematográfica en la década de 1980, dirigiendo entre otras películas 'Silkwood' (1983), 'Se acabo el pastel' (1986), 'Desventuras de un recluta inocente' (1987), 'Armas de mujer' (1988), 'A propósito de Henry' (1991), 'Lobo' (1994), 'Una jaula de grillos' (1996), 'Primary Colors' (1998), 'Cegados por el deseo' (Closer) (2004) y 'La guerra de Charlie Wilson' (2007).

Nicholson falleció el 19 de noviembre de 2014 a causa de un paro cardíaco, cuando tenía 83 años.

La película: Para los que no hayan tenido la oportunidad de vivir la experiencia de ver 'Quien teme a Virginia Woolf', porque no creo que a dicha experiencia se la pueda llamar disfrutar, he de advertirles que habrá personas que simplemente no la aguanten, no ya por su dureza visual, sino por la forma tan real en la que pone en lo alto de la mesa temas muy, muy delicados. Por poner algunos ejemplos, quien haya sufrido una larga y angustiosa relación de pareja o quienes hayan tenido problemas a la hora de tener hijos, pueden ser incluidos en esa lista, aunque cada persona es un mundo y queda a la elección de cada espectador valorarlo. Yo os aviso.

Y es que estamos ante un drama, que yo calificaría de dramón como pocos, en el que asistiremos a los perversos juegos de una pareja entregados al alcohol y a la insana costumbre de la destrucción mutua, algo que se representa de forma magistral, pero que hay que tener ganas de ver. Por todo ello hay que decir que no estamos ante un trabajo que no debamos ver si estamos en horas bajas, despistados o no muy predispuestos a centrar dos horas de nuestras vidas en el. Eso si, quienes decidan afrontarlo, asistirán a una de las mas crudas batallas entre una pareja filmadas hasta la fecha, además de a unas interpretaciones de diez, difícilmente igualables en otro trabajo.

Las señas de identidad de este magnífico largometraje son claras, como por ejemplo su orgullo hacia sus raíces teatrales, algo que con gran acierto no es eliminado por su guión, aunque creo que ni queriendo sería posible hacerlo. Es precisamente ese guión, redactado por Ernest Lehman adaptando la obra de teatro de Edward Albee, el que nos introduce y nos guía por la pesadilla de dos horas largas a la que asistiremos durante su metraje. Consigue mantener intacta el alma de la obra de teatro, aunque en el hay ciertas situaciones un tanto inverosímiles, o al menos poco creíbles, que no se si coincidirán con la versión teatral, como el aguante que demuestra el joven matrimonio ante la actitud y el comportamiento de sus anfitriones desde el primer momento, pero a la larga resultan intrascendentes ante el excelente resultado final.

Virginia, Woolf, Mike, Nichols

De lo que no queda ninguna duda es de la enorme labor realizada por Mike Nichols en la dirección, mostrándonos constantemente primeros planos de nuestros protagonistas que nos permiten ponernos en su piel y vivir en nuestras carnes todo el abanico de sensaciones y sentimientos que experimentan. Por ello hay que mencionar la maravillosa fotografía que corre a cargo de Haskell Wexler, que logró alzarse con una de las estatuillas que se llevó el film. La magnífica labor del director dirigiendo a los actores queda también fuera de toda duda, consiguiendo que ellas ganasen sendos Oscars como actriz principal y secundaria, y que ellos se quedaran a las puertas. Saca petroleo de los actores de forma brillante, algo difícil de conseguir en un trabajo de estas características.

A Elizabeth Taylor, que da vida de forma inmejorable a Martha, la eleva hasta los altares haciendo que realice una de las mejores interpretaciones de toda su carrera, al igual que ocurre con su marido y rival George, interpretado de forma brillante por un Richard Burton inconmensurable. Ambos acarrean el peso de la película de principio a fin de forma sublime, siendo su labor la que consigue que realmente merezca la pena ver este trabajo. Tampoco podemos olvidar a los actores secundarios, George Segal que da vida al nuevo profesor de la universidad (Nick) y Sandy Dennis que hace lo propio con Honey, su frágil esposa. Ambos realizan excelentes actuaciones también, manteniendo el nivel general del reparto en la película en el sobresaliente claro.

Conclusión: 'Quien teme a Virginia Woolf' nos ofrece uno de los mayores alardes interpretativos que un servidor haya tenido la suerte de admirar en un largometraje, algo que unido a la labor de su director y a su magistral fotografía, hacen de ella un producto de obligada visión para un cinéfilo. Pero todo esto no quita que es una de las películas mas duras que he visto, por lo que, como os dije antes, hay que estar en un buen momento para hacerlo, porque si no es así, el resultado puede ser catastrófico. Esperen al día correcto y disfrutarán de interpretaciones magistrales sin excesivos daños colaterales. Sean felices, que no es poco.


Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...