sábado, 4 de abril de 2015

Filth, el sucio - Jon S. Baird (2013)

Filth, sucio, BairdTítulo original - Filth
Año - 2013
Duración - 97 min.
País - Reino Unido
Director - Jon S. Baird
Guión - Jon S. Baird basado en la novela de Irvine Welsh
Música - Clint Mansell
Fotografía - Matthew Jensen
Montaje - Mark Eckersley
Producción - Mark Amin
Género - Thriller, Comedia
Productora - Steel Mill Pictures / Logie Pictures / Altitude Film Entertainment
Reparto - James McAvoy, Imogen Poots, Jamie Bell, Joanne Froggatt, Eddie Marsan, Jim Broadbent, Emun Elliott, Kate Dickie, Shirley Henderson, Ron Donachie, Martin Compston, Iain De Caestecker, Pollyanna McIntosh


Jon S. Baird adapta la novela de Irvine Welsh y dirige el descenso a los infiernos del detective Bruce Robertson (James McAvoy), consiguiendo que su espíritu se mantenga intacto, aunque lógicamente, haya cosas que no sean iguales. Una frenética comedia negra que no dejará indiferente a nadie, en la que destaca el brillante trabajo de un McAvoy, que brilla a un gran nivel, además de una banda sonora para el recuerdo.

Filth, sucio, Baird

Sinopsis: Bruce Robertson (James McAvoy) es aparentemente, sobre todo tras ver las capacidades de sus compañeros, la persona ideal para ocupar el puesto de inspector que tanto tiempo lleva esperando. Pero Bruce dista mucho de ser un policía modelo, porque pasa gran parte de su tiempo en prostíbulos y garitos de mala muerte acompañado por el alcohol y las drogas, por lo que no está dispuesto a jugarse su puesto jugando limpio con sus compañeros, así que hará lo que tenga que hacer para apartarlos de su camino.

El director: Jon S. Baird se ha convertido en poco tiempo, tras sus comienzos dentro de la producción, en uno de los jóvenes y brillantes talentos con más futuro de Escocia.

Filth, sucio, BairdNacido, criado y educado en Aberdeenshire (Escocia), Baird se trasladó a Londres a finales de los años noventa para sumergirse en todos los aspectos de la producción cinematográfica. El primer papel de Baird como director fue en el 2001, en el departamento de comedia de la BBC, donde dirigió varios esqueches para programas de humor de actualidad. En 2004, Baird escribió, dirigió y produjo su primer cortometraje, It’s a casual life convirtiéndose posteriormente en productor asociado de Green Street Hooligans protagonizada por Elijah Wood.

Baird se dio a conocer por su dirección en la aclamada Cass (2008), Una historia real basada en la vida de Cass, un huérfano jamaicano que pasó de ser el enemigo público número uno, a editor de libros de éxito. En su reparto aparecen nombres como Nonso Anozie, Natalie Press o Leo Gregory, entre otros. Tras Filth, el sucio (2013), trabaja en un proyecto con la BBC, en la que se aborda una historia real acerca de la jubilación de los cómicos Laurel y Hardy (El Gordo y el Flaco) y tiene un acuerdo para dirigir Ivanhoe, adaptando la novela histórica escrita por el escritor escocés Walter Scottun, trabajo que se espera para 2016.

La película: Filth, el sucio pertenece a ese grupo de trabajos que de vez en cuando nos llegan de las islas británicas cuyas bases sentó Trainspotting (1996), dirigida por Danny Boyle y basada en la novela homónima escrita por Irvine Welsh, autor también de la que dio lugar al guión de la que hoy nos ocupa. Sus señas de identidad son claras: un ritmo generalmente endiablado, personajes que van de la extrema candidez a la mas oscura malicia, lenguaje soez por doquier, un humor negrísimo y un claro protagonismo de los vicios mas oscuros del ser humano, en este caso el alcohol, las drogas y la prostitución.

Filth, sucio, Baird

Por lo tanto, estamos ante un tipo de cine que no todos toleran o aguantan, que puede llegar a confundir e incluso a marear a muchos espectadores, porque a su altísimo ritmo, hay que unir el hecho de que es un trabajo bastante exigente con la atención que ha de prestársele, al menos si queremos darnos cuenta de las múltiples referencias y guiños que hace a otras películas y a la novela de la que procede. Lo mismo ocurre con su humor, un tanto enrevesado y difícil de captar en muchas ocasiones. Es una de esas películas en las que en su segundo visionado descubrimos cosas que no pudimos apreciar en el primero.

Su guión, escrito por el propio director, puede resultar un tanto complejo, no ya por lo enrevesado de su historia, sino porque este nos va mostrando una serie de escenas que parecen carecer de sentido en un principio, pero que con el paso del tiempo adquieren el significado que hemos andado buscando. El hecho de que nuestro protagonista vaya acusando los efectos de la convulsa vida que lleva, además de las diversas patologías que a buen seguro padece, hará además que tengamos que intentar distinguir entre lo que es pura realidad y lo que es producto de una alucinación.

Lo que queda bastante claro, es que estamos ante un personaje de los mas oscuros que he tenido la posibilidad de ver en una película, capaz de realizar cualquier acto con tal de conseguir sus objetivos y sin ningún tipo de pudor, aunque en su favor también hay que señalar, que es uno de los que mas motivos o escusas puede tener para ello, ya que sus traumas son severos, variados e incluso lógicos, una vez que vayamos conociendo los motivos que lo llevaron a tenerlos. Por ello la cinta es capaz de jugar con el espectador y pasar en cuestión de segundos de la escena mas simpática del mundo a otra que levantará ampollas y nos hará preguntarnos como alguien puede llegar a ser así.

Filth, sucio, Baird

Pero esta aparente confusión no es tal, ya que cada escena está cuidadosamente estudiada. El trabajo de Jon S. Baird brilla tanto en la dirección de actores, como en la de los diferentes apartados técnicos, aunque quizás se echa de menos algún signo de distinción propio que sirva para dejar claro de quien es obra dicho trabajo. Otros dos claros protagonistas de este film son, tanto la fotografía de Matthew Jensen (Sleeper Cell, True Blood, Chronicle), capaz de imprimir la oscuridad necesaria al relato, como el montaje de Mark Eckersley, una pieza que se antoja imprescindible en el resultado final.

Hay que destacar la banda sonora obra de Clint Mansell, compositor habitual de Darren Aronofsky, que en esta ocasión firma un trabajo en el que recopila temas muy variados, tal como reclama una película de estas características, un film que oscila, en palabras del propio Mansell, entre “lo dramático, lo impactante y lo cómico”. En ella encontramos canciones conocidas, que van desde el pop hasta el tecno y terminando con el rock. Entre otras tenemos Dr Love de Tom Jones, 99 Luftballons de Nena, Born to be wild de Wilson Picket o Mr Vain de Culture Beat. Disfrútenla, merece la pena realmente.


En cuanto al reparto, la cinta nos regala la mejor actuación que le recuerdo al señor James McAvoy hasta la fecha, que da vida a Bruce Robertson, un personaje con múltiples variaciones en su estado de ánimo, al que veremos pasar de la sonrisa a la histeria en décimas de segundo. Viendo los excelentes resultados que es capaz de dar, no puede uno evitar pensar si no ha estado desaprovechado hasta la fecha. El resto del reparto raya a un buen nivel general, aunque si debemos destacar alguno yo lo haría con Eddie Marsan, que interpreta a Clifford Blades, el mejor amigo de Bruce, Imogen Poots, que da vida a Amanda Drummond, una de las rivales de Bruce al puesto de inspector y Jim Broadbent como el Dr. Rossi.

Conclusión: Filth, el sucio es un trabajo que hace honor a su personaje principal, un ser ruin, maleducado, desagradable y bastante desequilibrado. La película es como el, ya que tan pronto te saca una sonrisa, que te hace odiar a media humanidad, por lo que indiferente, creo que dejará a pocos espectadores. Pero no piensen por ello que es un trabajo hecho a la ligera, ya que a pesar de su aparente desorden, lleva consigo un minucioso trabajo de sus responsables. A mi me ha gustado bastante, incluyendo su magistral final, algo que no puedo señalar muy a menudo, aunque lógicamente no es un cine para todos los gustos. Tendrán que darle una oportunidad para sacar sus propias conclusiones.


Filth, sucio, Baird

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...