viernes, 12 de junio de 2015

El jugador - Rupert Wyatt (2014)

jugador, Rupert Wyatt, GamblerTítulo original - The Gambler
Año - 2014
Duración - 110 min.
País - Estados Unidos
Director - Rupert Wyatt
Guión - William Monahan
Música - Jon Brion y Theo Green
Fotografía - Greig Fraser
Montaje - Pete Beaudreau
Producción - Robert Chartoff, Stephen Levinson, Mark Wahlberg, David Winkler e Irwin Winkler
Productora - Paramount Pictures / Winkler Films
Género - Thriller, Drama, Remake
Reparto - Mark Wahlberg, Brie Larson, Jessica Lange, John Goodman, Michael K. Williams, Sonya Walger, Emory Cohen, Leland Orser, George Kennedy, Richard Schiff


Rupert Wyatt es el encargado de dirigir el remake de la película El jugador de 1974, dirigida por Karel Reisz y con James Caan como protagonista. En esta ocasión el guión es obra de William Monahan y el papel principal recae en un "inspirado" Mark Wahlberg, en un trabajo que merece la pena disfrutar, a pesar de varios peros que intentaremos desgranar aquí. Atención especial al trabajo del señor John Goodman, que a pesar de la brevedad de sus apariciones, es capaz de subir el tono de un film que podría haber dado mucho que hablar, quedándose en un mero entretenimiento, que a buen seguro tardará poco en desaparecer de la mente de los espectadores.

jugador, Rupert Wyatt, Gambler

Sinopsis: Jim Bennett (Mark Wahlberg) es un profesor de literatura inglesa un tanto atípico, ya que tiene la, buena o mala costumbre, según se mire, de decir normalmente la verdad. Pero tras su apariencia de preocupado docente se esconde un enfermo cuya adicción al juego comienza a llegar a límites insospechados. Hijo de una familia acomodada, no escatima a la hora de derrochar dinero en apuestas de lo mas absurdas, pero sus deudas alcanzan ya límites inalcanzables para cualquiera, por lo que tendrá una semana para pagar lo que debe a varios acreedores de lo mas indeseables, dispuestos a todo por recuperar lo que es suyo.

La película: Estamos ante una de esas ocasiones en las que me da coraje hablar de una película, no ya porque sea de las que yo llamo insoportables, que creo que no es el caso, sino porque un trabajo que prometía muy mucho, se queda a mitad de camino en casi todo, desperdiciando la ocasión de entregarnos uno de esos títulos que llegan a lo mas alto, dejando una huella que permanece casi intacta por mucho tiempo. Pero no crean que les digo esto porque se trate de un remake, algo que esta será la última vez que mencione en este artículo, sino porque este si que podía haber merecido la pena de verdad, ya que tiene todos los mimbres para ello.

Lo primero que se me viene a la cabeza cuando recuerdo su visionado, ya que es algo a lo que llevo dándole vueltas dos días, es que como puede ser posible que el señor William Monahan, responsable de guiones para trabajos como Infiltrados (2006), Red de mentiras (2008), London Boulevard (2010) u Oblivion (2013), que gustarán mas o menos, pero al menos son medianamente decentes y relativamente honestos con el espectador, sea capaz de firmar un libreto como el que aquí es llevado a la gran pantalla, que no digo que sea calamitoso, pero si que respeta muy poco la inteligencia del aficionado a este arte, y voy a intentar explicar el porqué.

jugador, Rupert Wyatt, Gambler

Cuando comencé a ver la película y vi como actuaba su protagonista, comencé a esperar el porqué de su poco cariño a la vida, ya que este en ningún momento muestra la tensión propia de cualquier adicto, sino que por el contrario mantiene la misma frialdad en todo momento. Lo único que podía explicar este comportamiento es la intención de este de perder lo poco o mucho que posee, incluso la vida según avanza el metraje, por lo que yo imaginaba algún hecho que le hubiera quitado las ganas de vivir o algo por el estilo, pero terminé la película y me di cuenta de que esto no es así. El que haya disfrutado de títulos como Shame, cuya crítica podéis leer aquí, o Días sin huella, que tenéis en este enlace, me entenderéis perfectamente. En este caso se puede decir que no hay evolución en la adicción, o al menos no resulta lo suficientemente bien expuesta, algo que resta mucha credibilidad a la historia y le aporta algo de monotonía.



Para colmo, los señores que han de convencer a nuestro docente de que ha de liquidar sus deudas, parecen salidos de un hermoso cuentos de hadas. Entiendo que no pueden llegar de buenas a primeras causando lesiones irreversibles, sería contraproducente para su negocio, pero de ahí a que se limiten a lo que se limitan... En fin, no quiero escribir mas de la cuenta, porque como os digo a menudo, cada cual tiene sus gustos y hay muchos espectadores que no opinan igual que yo y lo verán como una huida a repetir lo de casi siempre. Tendréis que verla y sacar vuestras propias conclusiones.

jugador, Rupert Wyatt, Gambler

El trabajo del realizador Rupert Wyatt es bastante bueno, sin llegar a limites extraordinarios, pero realizando su trabajo de forma mas que correcta. Mantiene el ritmo de forma muy certera, al igual que el interés, aunque con algunas lagunas momentáneas. La fotografía es responsabilidad de Greig Fraser (Déjame entrar -el remake estadounidense-, Mátalos suavementeLa noche más oscura, Foxcatcher). Su trabajo en esta ocasión no resulta redondo, por cosas como el poco partido que se le saca a la vistosidad de las salas de juego y casinos, de los que solo vemos primeros planos de sus usuarios y poco mas, o la falta de tensión en algunos momentos puntuales, sobre todo en esos en los que nuestro protagonista se juega cantidades desorbitadas, aunque eso es achacable por igual a la dirección y a la interpretación.

La banda sonora si que hay que tenerla en cuenta, ya que nos deja un conjunto ideal para escecharlo dentro y fuera de la película. Su peso recae sobre Jon Brion (Magnolia, ¡Olvídate de mí!) y Theo Green (Outpost: Black Sun, Comedown, La casa al final de la calle, Honour), que recopilan un conjunto de canciones de varios artistas de bastante calidad. Destacan en ella grupos como St. Paul & The Broken Bones, Dinah Washington, Alan Price, M83 o Pulp, que contribuye con su famoso tema Common People. Un conjunto muy interesante que podéis escuchar a continuación.


En cuanto al reparto se refiere, tenemos a Mark Wahlberg que interpreta a nuestro protagonista, Jim Bennett. Su trabajo no esta mal, siempre que tengamos en cuenta sus limitaciones, pero es algo de lo que el no tiene la culpa, o quizás un poco, porque además de el actor principal ejerce también de productor, lo que puede explicar muchas cosas. Me encantaría haber visto a un actor mas expresivo interpretando su papel. Junto a el tenemos a una Brie Larson, que da vida a Amy Phillips, una alumna de nuestro protagonista a la que apenas se le da trascendencia en la película; Jessica Lange que interpreta a Roberta, la sufrida madre de Jim; y a los tres gansters con los que este trata: Michael Kenneth Williams como Neville Baraka, el afroamericano, Alvin Ing como Mister Lee, el asiático, y he dejado para el final el que para mi es uno de los mejores actores secundarios que he disfrutado en el cine, John Goodman, que en esta ocasión interpreta a Frank, de una forma mas que brillante, a pesar de la brevedad de sus diálogos. Su trabajo es para mi de lo mejorcito del film, haciendo que las escenas en las que aparece con Wahlberg, sean las de mayor enjundia de todo el trabajo.

Conclusión: Resulta curioso que, a pesar de todo lo que os he dicho, El jugador es un trabajo que se ve de forma amena, cuyo ritmo es en casi todo momento correcto, y con una dirección que bastante hace con llevar el barco a buen puerto. Una lástima porque el tema daba para mucho mas, si el guión de William Monahan aprovechase mejor las tramas paralelas a la principal, si fuese algo menos denso, y el director hubiese conseguido imprimirle algo de mas fuerza en muchos momentos. Como ya he dicho con anterioridad, me encantaría haber visto esta película con un actor mas expresivo protagonizándola, ya que el bueno de Mark Wahlberg no cambia el gesto ni cuando va corriendo, algo que en un trabajo que cuenta la historia de una adicción, me parece un error de casting enorme. Disfrútenla, porque cada par de ojos ven de forma distinta, por lo que quizás sean ustedes de los que les ha gustado bastante. Ojalá sea así.


El director: Rupert Wyatt es un director, guionista y productor de cine británico nacido el 26 de octubre de 1972 en Exeter.

Wyatt fue enviado a un internado a los cuatro años de edad. Como al resto de sus compañeros, a Wyatt le hacían hablar enteramente en latín entre semana y sólo le permitían expresarse en inglés durante los fines de semana. Considerado "extraordinariamente inteligente pero terco como una mula" por el director de la escuela, Wyatt dedicaba su tiempo libre a realizar películas de terror con una cámara de Súper 8. Werner Herzog vio uno de sus primeros trabajos, Bloody Mayhem in 3rd Form House, y le lanzó profesionalmente, recomendándole para la prestigiosa beca de guión y dirección New Moon.

jugador, Rupert Wyatt, Gambler
Ganador de un concurso de cine de la BBC a los 16 años, la carrera profesional de Wyatt como director y guionista empezó mientras realizaba sus estudios universitarios en París. Su trabajo de graduación, Jericho Falling, una contemporánea adaptación de la Divina Comedia de Dante, fue el primer guión que consiguió vender y que desarrollaron varios productores y directores. Entre los años 2000 y 2005, Wyatt trabajó en Londres y Liverpool, dirigiendo televisión de forma intermitente y desarrollando sus propios guiones para el Film Council británico, fundando posteriormente Film Consortium con los productores Adrian Sturges, Simon Relph y Michael Kuhn.

Wyatt es el fundador del colectivo cinematográfico Picture Farm, que ha producido numerosos cortometrajes, documentales y películas, incluyendo el documental premiado en Sundance, Dark Days (dirigido por Marc Singer), que trata sobre un grupo de gente que vive en un área abandonada del metro de la ciudad de Nueva York.

En su filmografía como director es responsable de los cortos Ticks (1999) y Get the Picture (2004), además del mediometraje Subterrain (2001). Escribió y dirigió la aclamada película británica sobre una fuga de la cárcel, El escapista (2008). Estrenada en el Festival de Cine de Sundance, la película fue nominada a ocho premios internacionales de cine, consiguiendo dos galardones. Su último trabajo anterior al que hoy tratamos es El origen del planeta de los simios (2011), con la participación de James Franco, Andy Serkis, Freida Pinto, Brian Cox, John Lithgow, Tom Felton, etc.

jugador, Rupert Wyatt, Gambler

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...