martes, 22 de septiembre de 2015

Black Sea (Mar tenebroso) - Kevin Macdonald (2014)

Black, Sea, Kevin, MacdonaldTítulo original - Black Sea
Año - 2014
Duración - 115 min.
País - Reino Unido
Director - Kevin Macdonald
Guión - Dennis Kelly
Música - Ilan Eshkeri
Fotografía - Christopher Ross
Montaje - Justine Wright
Producción - Kevin Macdonald y Charles Steel
Productora - Cowboy Films / Etalon Film / Film4
Género - Aventuras, Thriller
Reparto - Jude Law, Scoot McNairy, Ben Mendelsohn, David Threlfall, Konstantin Khabenskiy, Sergey Puskepalis, Michael Smiley, Grigory Dobrygin, Sergey Veksler, Sergey Kolesnikov


Kevin Macdonald es el encargado de llevar a la gran pantalla el guión firmado por Dennis Kelly. Con un convincente reparto encabezado por Jude Law, estamos ante un trabajo un tanto atípico, que a pesar de recoger algunas ideas de otros muchos, es capaz de mantenerte pegado a la pantalla en un producto final con identidad propia. No esperen excesivos alardes visuales ni de efectos especiales, pero a cambio podrán disfrutar de una película con una atmósfera claustrofóbica donde la tensión y la intriga tienen dos de los papeles principales. Mucho mejor de lo que esperaba en un principio, recomendable sin duda alguna.

Black, Sea, Kevin, Macdonald

Sinopsis: El capitán Robinson (Jude Law) no atraviesa por su mejor momento. Recientemente divorciado y sin haber podido disfrutar apenas de su hijo, recibe la noticia de que la empresa para la que trabaja ha decidido despedirlo, dándole una ridícula indemnización. Pero tomando unas copas con sus antiguos compañeros Blackie (Konstantin Khabensky) y Kurston (Daniel Ryan), el último los informa de una forma de conseguir una gran cantidad de dinero de forma rápida, pero muy peligrosa, abordando un antiguo submarino alemán que se hundió frente a las costas de Georgia cargado de oro, por lo que intentaran conseguir la financiación necesaria para adquirir un antiguo submarino ruso y reclutar una tripulación mitad británica, mitad rusa, que le permita intentar acceder al preciado cargamento.

El director: En las dos décadas que dura la carrera del director escocés Kevin Macdonald, este ha intercalado la realización de documentales y ficción. Entre los primeros podemos disfrutar de El Goliat de Chaplin (1996), Howard Hawks, un artísta americano (1997), Un día de septiembre (1999), My Enemy’s Enemy (2007), La vida en un día (2011) o Marley (2012), todos ellos altamente recomendables. Entre sus trabajos de ficción tenemos la maravillosa El último rey de Escocia (2006), interpretada por el excelente Forest Whitaker, la brillante La sombra del poder (2009), con un reparto de lujo donde encontramos a nombres como Russell Crowe, Ben Affleck o Rachel McAdams, además de las mas modestas La legión del águila (2011) y Mi vida ahora (2013).

La película: La formula consistente en contarnos las andanzas de un grupo de hombres a bordo de un submarino, nos ha dejado a lo largo de la historia del cine un buen puñado de títulos que, con una mayor o menor calidad, suelen asegurarnos un buen rato de cine. Entre los nombres que me vienen a la mente están Marea roja (1995), U-571 (2000), Abyss (1989), Das Boot. El submarino (1981), Marea roja (1995), K-19: The Widowmaker (2002) o La caza del Octubre rojo (1990), aunque la lista sería mucho mas amplia. Entre sus principales características suele estar la claustrofóbica atmósfera que se respira en ellas, ya sea un título de aventuras, acción, bélico o un thriller.

Black, Sea, Kevin, Macdonald

En el caso que hoy nos ocupa, he de confesar que no las tenía todas conmigo antes de verla, e incluso he de decir que en su comienzo me daba mala espina, pero ha sido simplemente una ilusión, ya que en cuanto nuestros protagonistas le echan valor y se meten en el maltrecho submarino, la película despega dejando atrás gran parte de mis temores, hasta conseguir envolverte y llevarte en volandas hasta su acertado final. Su guión, obra del guionista y productor Dennis Kelly (Pulling, Spooks, Utopía), un profesional ligado normalmente al medio televisivo que escribe aquí su primer guión para la gran pantalla, con bastante buen resultado, todo hay que decirlo.

Se trata de un guión bien estructurado, con alguna que otra sorpresa, diálogos de bastante calidad y un desenlace mas que correcto. Su único problema es quizás el exiguo desarrollo de alguno de sus personajes, algo que hubiese catapultado a la película a cotas mas altas, pero no es algo que impida disfrutar de esta mezcla de thriller y aventuras submarinas. No hay en el excesivas estridencias, ni las típicas gracias que los estadounidenses suelen introducir en trabajos donde sus protagonistas son un grupo de veteranos reunidos para algún fin, por lo que se nota que es una producción británica en todo momento. Quizás sea el excesivo ajuste a los cánones habituales el que impide que la película que no solo guste y entretenga, sino que además apasione, aunque el trabajo de Kevin Macdonald tenga mucho que ver en ello, siempre efectivo pero no excesivamente arriesgado.

Visualmente hablando, la película no nos ofrece excesivas alegrías, debido principalmente a la evidente escasez de medios, sobre todo si la comparamos con una superproducción estadounidense. La fotografía es responsabilidad de Christopher Ross (London to Brighton, The Cottage, Eden Lake), obteniendo grandes resultados en las escenas que transcurren en el interior del submarino, que como podrán imaginar son la mayoría. En cuanto a las imágenes bajo el agua y las que muestran al submarino dentro de ella, son escasas y dejan bastante que desear, mostrando siempre una imagen turbia que solo muestra lo que tenemos en primer plano. El montaje es de Justine Wright, que realiza un trabajo correcto, pero sin excesivos alardes.

Black, Sea, Kevin, Macdonald

La elección del reparto es uno de los grandes aciertos de la cinta, formando un solido grupo de profesionales homogéneo que en ningún momento muestra un solo resquicio. A la cabeza del elenco tenemos al bueno de Jude Law (Capitán Robinson), al que hacía tiempo que no veía en un papel protagonista. Su actuación es bastante convincente, asumiendo el peso de la película de forma brillante. Entre sus compañeros de reparto tenemos en el lado ruso a Konstantin Khabensky, Grigoriy Dobrygin, Sergei Puskepalis y Sergei Kolesnikov, mientras que en el británico están Michael Smiley, David Threlfall, Ben Mendelsohn y Branwell Donaghey. Bobby Schofield interpreta a Tobin, un joven novato al que recluta el capitán y Scoot McNairy interpreta a Daniels, el hombre de confianza que manda el magnate que financia la expedición.

Conclusión: Black Sea (lo de mar tenebroso no se a que viene) es un trabajo bastante completo, en el que destaca su eficiente guión, la tensión que se respira en casi todo momento y el trabajo de un reparto que raya a un gran nivel. Desgraciadamente, la falta de algo mas de desarrollo en ciertos personajes y tramas, además de su evidente falta de presupuesto, le restan la espectacularidad que podría haber tenido, siendo este segundo un detalle que, aunque para algunos pueda quedar en segundo plano, para muchos de los consumidores que pueblan hoy día las salas de cine, puede resultar algo mas serio, ya que es precisamente este aspecto el primero que miran. Si te dejas llevar en su discreto comienzo, llegará un momento en el que necesites saber como acaba todo, proporcionándote un rato de diversión asegurada. Merece la pena embarcarse.


Black, Sea, Kevin, Macdonald

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...