lunes, 19 de octubre de 2015

The Missing - Tom Shankland (2014)

The Missing, Tom, ShanklandTítulo original - The Missing
Año - 2014
Duración - 240 min.
País - Reino Unido
Director - Tom Shankland
Guión - Harry Williams y Jack Williams
Música - Dominik Scherrer
Fotografía - Ole Bratt Birkeland
Montaje - Úna Ní Dhonghaíle (6 episodios), Fiona Colbeck y Danielle Palmer
Producción - Chris Clough
Productora - Coproducción USA-Reino Unido; New Pictures / Company Pictures / Two Brothers Pictures / Playground Entertainment / Fortis Film Fund Czar / Vlaamse Radio en Televisie (VRT) / All3Media / British Broadcasting Corporation (BBC) / Starz Entertainment
Género - Drama, Intriga, Miniserie de TV
Reparto - James Nesbitt, Frances O'Connor, Tchéky Karyo, Anastasia Hille, Émilie Dequenne, Jason Flemyng, Saïd Taghmaoui, Titus De Voogdt, Diana Kent, Arsher Ali, Joséphine de La Baume, Issaka Sawadogo
Web oficial - http://www.bbc.co.uk/programmes/b04n9mtk


Tom Shankland es el director encargado de llevar a la pequeña pantalla el guión escrito por Harry Williams y Jack Williams, para ofrecernos la historia de la desaparición de un menor y las enormes consecuencias que esta origina. Ocho episodios de una hora de duración de una calidad indiscutible, que basa en su excelente guion, la enorme calidad de su reparto y la maestría del realizador y su equipo, los excelentes resultados que mantendrán al espectador con el corazón en un puño y el alma en un hilo. Una maravilla que no deberían dejar pasar de largo. Por cierto, ha sido tal su éxito que, a pesar de nacer como una miniserie, se ha encargado una segunda temporada que nos contará otro caso totalmente distinto. Por algo será.

The Missing, Tom, Shankland

Sinopsis: Tony (James Nesbitt) y Emily (Frances O'Connor) sufrieron la desaparición de su hijo Oliver Hughes (Oliver Hunt) durante unas vacaciones en un pequeño pueblo de Francia. Separados hace años, ella intentar rehacer su vida como puede formando otra familia, mientras que el continúa buscando indicios que le permitan saber que fue del chico, algo que se ha convertido en su forma de vida. Cuando cree reconocer la bufanda que Oliver llevaba el día que desapareció en una foto, regresa al lugar de los hechos y pide ayuda a Julien Baptiste (Tchéky Karyo), el inspector que llevó la investigación y que ya está jubilado, para intentar conseguir que se vuelva a abrir el caso.

El director: Thomas Otto "Tom" Shankland es un guionista y director británico de cine y televisión nacido el 07 de mayo 1968. En sus comienzos realizó tres cortometrajes llamados Bubbles (1998), Bait (1999) y Going Down (2000), que le dieron la oportunidad de trabajar en televisión participando en la serie Clocking Off (2000), a la que le siguieron el brillante telefilm Ninguna noche dura lo suficiente (2002) y la participación en la serie Marple (2004). Su debut en la gran pantalla fue Waz (2007), donde mezcla thriller y terror para contarnos la historia de un asesino en serie y los policías que luchan por atraparlo. Al año siguiente presentó The Children (2008), un slasher donde los niños son los protagonistas. De vuelta al mundo televisivo, ha participado en las series The Fades (2010) y Ripper Street (2012), antes de hacerse cargo en solitario de la que hoy nos ocupa.

La serie: The Missing es uno de los productos mas completos que un servidor ha tenido la oportunidad de disfrutar en los últimos tiempos, destacando en casi todos los apartados posibles, pero si tuviese que destacar una cualidad por encima de las demás, esta sería el extraordinario y desasosegante realismo que desprende en todo momento, algo que la hace entrar en el alma del espectador sin excesivos problemas, y que en el caso de que este sea padre o madre, se multiplica de tal manera que lo hace de alguna forma participe del dolor de los desdichados protagonistas, algo que unido a las enormes dosis de intriga que derrocha de principio a fin, la hacen no solo una excelente miniserie, sino una historia de las que no se olvidan con facilidad.

The Missing, Tom, Shankland

Los ingredientes necesarios para conseguir estos excelentes resultados están encabezados por el brillante guión escrito por los hermanos Williams (Roman's Empire, Honest, Fried). En el hay que destacar su excelente ritmo, que rara vez es excesivamente apresurado pero en ningún momento resulta monótono o cansino, la maestría con la que mezcla drama e intriga, que consigue administrar con las dosis precisas en cada momento, su habilidad para mezclar y mostrar a la misma vez los acontecimientos actuales y los que sucedieron en el momento de la desaparición, y por último, la riqueza que las pequeñas historias paralelas sobre las vidas privadas de sus personajes dan al conjunto, siendo estos desarrollados de forma impecable.

Otro de esos ingredientes que comentamos es el magnífico montaje, que es obra de Úna Ní Dhonghaíle en seis de los ocho episodios. Los saltos temporales son constantes, mostrando la investigación en el momento de la desaparición y en la actualidad a la vez, algo que podría resultar bastante complejo para el espectador, pero que gracias a varios pequeños detalles utilizados, resulta todo un acierto, enriqueciendo la experiencia de forma clara y muy positiva. Con el padre se usa la aparición de las temidas canas, con la madre el cambio de color de su pelo y con el inspector encargado del caso, una cojera que será debidamente explicada en su momento. Además se emplea un recurso que contribuye definitivamente al realismo de la propuesta, que no es otro que el uso simultáneo del inglés y el francés, por lo que resulta bastante aconsejable tener a mano los subtítulos, ya sea viéndola en versión original o doblada a vuestro idioma.

La fotografía fue encargada a Ole Bratt Birkeland (The Devil's Chair, The Arbor, La llamada), que consigue unos resultados excelentes en todo momento, ayudando también a diferenciar las dos épocas retratadas, separadas por ocho años. Como curiosidad decir que, a pesar de que la acción transcurre entre Francia y Gran Bretaña, la mayoría de ella está rodada en Huy, Halle, Charleroi y Bruselas (Bélgica), siendo solo filmadas algunas escenas en París y Londres. La música es obra de Dominik Scherrer, destacando en ella el tema de apertura de cada capítulo, titulado Come Home.

The Missing, Tom, Shankland

En el apartado interpretativo la serie consigue rayar la perfección, tanto en la elección de los actores y actrices, como en el trabajo que estos desarrollan y como están dirigidos. A la cabeza del reparto se encuentran los profesionales que dan vida a los padres, James Nesbitt que da vida a Tony Hughes, un padre que ha dedicado su vida a encontrar a su hijo, renunciando a todo lo demás y constantemente atormentado por el sentimiento de culpa y Frances O'Connor, que interpreta a Emily Hughes, una madre que lucha por no perder el sentido común tras recibir el peor palo que esta vida le puede dar. Ambos realizan un trabajo intachable y tienen gran parte de la culpa de lo real que puede resultar la experiencia. El trío lo completa Tchéky Karyo como Julien Baptiste, el inspector encargado originalmente del caso, que aún estando ya jubilado, volverá a ayudar a Tony en la época actual. Su trabajo es digno también de mención. Pero no debemos olvidar al resto del reparto, que aunque no tenga el protagonismo de los tres anteriores, mantienen un nivel general muy elevado.

Conclusión: The Missing es un producto que me ha sorprendido enormemente, algo que la televisión británica consigue cada vez con mas asiduidad, pero que en esta ocasión me ha cogido mas de sorpresa, ya que había escuchado hablar de ella poco o nada. Se trata de una miniserie muy completa y realista, que mezcla drama e intriga de forma brillante, ofreciéndonos ocho horas que merece la pena disfrutar. El único problema que puede tener para algunos espectadores es que busquen en ella lo que no es, esperando encontrar grandes dosis de acción o un thriller al uso, porque aquí no lo encontrarán, o que crean excesiva su parte dramática, algo que yo creo fundamental para alcanzar los brillantes resultados que consigue. Yo de ustedes le daría una oportunidad, creo que la mayoría no se arrepentirán. Estaremos atentos y ansiosos para ver la nueva miniserie contratada, con un formato similar al de True detective: con otros personajes y un caso totalmente distinto. Envidia sana me da ver la calidad de la ficción británica.



The Missing, Tom, Shankland

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...