sábado, 16 de enero de 2016

El salario del miedo - H.G. Clouzot (1953)

salaire de la peur, salario del miedo,H.G. ClouzotTítulo original - Le salaire de la peur
Año - 1953
Duración - 140 min.
País - Francia
Director - H.G. Clouzot (Henri Georges Clouzot)
Guión - H.G. Clouzot y Jerome Geromini, basado en la novela homónima de Georges Arnaud
Música - Georges Auric
Fotografía - Armand Thirard
Montaje - Madeleine Gug, Etiennette Muse y Henri Rust
Producción - Raymond Borderie
Reparto - Yves Montand, Charles Vanel, Vera Clouzot, Peter Van Eyck, Folco Lulli, William Tubbs, Dario Moreno, Jo Dest
Productora - International Affiliates
Género - Drama, Aventuras, Thriller


H.G. Clouzot dirigió, y escribió junto a Jerome Geromini, este excelente trabajo basado en la novela homónima de Georges Arnaud, que consigue brillar en todos sus apartados. Una historia en la que Aventuras, Drama y Thriller van de la mano, excelentemente filmada e interpretada, que consiguió alzarse con la Palma de Oro en el Festival Internacional de Cine de Cannes, el Oso de Oro en el Festival de Berlín y el BAFTA, todos como mejor película. A su favor hay que decir que no ha perdido ni un ápice de fuerza, intriga y emoción con el paso de los años, algo de lo que pocas pueden presumir. Un regalo para los sentidos.

salaire de la peur, salario del miedo,H.G. Clouzot

Sinopsis: Mario (Yves Montand) sobrevive como puede junto a su amigo Luigi (Folco Lulli) en un pequeño pueblo donde la pobreza campa a sus anchas y no hay ni siquiera apenas trabajo. La llegada de M. Jo (Charles Vanel), un hombre arrogante y fanfarrón que conoce al encargado de la empresa petrolífera estadounidense que trabaja en la zona, lo hace concebir esperanzas de conseguir un empleo, pero a la hora de la verdad, el único puesto que este ofrece a los trabajadores del pueblo es el transporte de una carga de nitroglicerina, necesaria para apagar el fuego que un accidente ha provocado en uno de los pozos, un trabajo muy bien pagado pero extremadamente arriesgado, por la precariedad de los medios para realizarlo y el difícil terreno por el que han de hacerlo.

El director: Henri-Georges Clouzot fue un director, guionista y productor de cine francés, nacido en Niort, el 20 de noviembre de 1907. Tras comenzar como guionista, debutó en 1933 con el drama Tout pour l'amour, que dirigió junto a Joe May. Su primer trabajo en solitario fue la brillante El asesino vive en el 21 (1942), tras la que filmó la magnífica El cuervo (1943), que fue tachada de colaboracionista, costándole cierta marginación en el cine francés. En su carrera nos ha dejado maravillas como En legítima defensa (1947), Manon (1949), Las diabólicas (1955), El misterio de Picasso (1956), Los espías (1957), La verdad (1960), Giuseppe Verdi: Requiem (1967) o La prisionera (1968), además de la que hoy nos ocupa. Cualquiera de ella merece la pena ser disfrutada, así que avisados quedan.

La película: El salario del miedo es, sin lugar a dudas, uno de los títulos mas completos del cine francés de todos los tiempos, hasta tal punto que, si no fuera por un par de detalles mejorables, se habría ganado la nota máxima que un servidor pueda ponerle a un trabajos, y créanme, no es algo que suceda muy a menudo. Entre las claves para conseguir llevarse los elogios de casi todos están su excelente retrato de sus personajes, un realismo poco común a la hora de mostrar la pobreza, la sensación de falta de libertad o la desesperación y la capacidad que tiene de generar una tensión que pocas veces me ha llegado a transmitir una película.

salaire de la peur, salario del miedo,H.G. Clouzot

Vayamos por partes. El guión de H.G. Clouzot y Jerome Geromini es realmente soberbio, aunque a algunos pueda parecerle de un metraje excesivo, ya que alcanza las dos horas y veinte minutos de duración. Destacan en el dos partes bien diferenciadas, la inicial en la que se nos muestra a los diferentes personajes y la sensación de presidiarios con la que viven, que aún siendo tachada de excesivamente extensa por algunos, es para mi fundamental para preparar y cocer a fuego lento los ingredientes que harán brillar en todo su esplendor la segunda parte de la historia. La escena inicial, por poner un ejemplo, es de una maestría indudable a la hora de mostrar las condiciones en las que viven nuestros protagonistas, la miseria y la pobreza que campan a sus anchas.

La segunda parte de la película riza ya el rizo, introduciendo unos grados de intriga y tensión muy difíciles de alcanzar, ya no digamos de mantener con la misma fuerza del primer día, pasados ya mas de 60 años de su estreno. Además, es capaz de mostrarnos una historia poco convencional, que destaca por su originalidad y su excelente ritmo siempre "in crescendo", tan solo aliviado por pequeños y muy útiles descansos, que sirven para acabar de pulir a los personajes y mostrarlos tal y como son en realidad, precisamente en los momentos en los que el pánico va haciendo acto de presencia entre ellos. La dirección de personajes de H.G. Clouzot es magnífica, siendo la respuesta de estos digna de ser alabada también.

Destaca también la fotografía de Armand Thirard (En legítima defensa, Las diabólicas, Y Dios creó la mujer, Coartada para un crimen), de una fuerza y un realismo excepcionales. El uso de la cámara es igualmente brillante, dejándonos maravillosos planos desde todos los ángulos imaginables. También destacable es el montaje de Madeleine Gug, Etiennette Muse y Henri Rust, al igual que la elaborada banda sonora de Georges Auric (La bella y la bestia, Buenos días, tristeza, Vacaciones en Roma, Suspense), que utiliza toda su destreza para componer un puñado de temas que acompañan y fomentan las escenas de gran tensión e intriga que nos acompañan durante gran parte de la cinta.

salaire de la peur, salario del miedo,H.G. Clouzot

En el magnífico reparto de la película hemos de destacar a varios de ellos, comenzando por la pareja que forman Yves Montand en el papel de Mario y Charles Vanel en el de M. Jo, dos hombres muy diferentes que se caerán bien desde el momento en el que se encuentren, siendo la evolución de la relación entre ambos una de las claves de la película. El trabajo de ambos raya la perfección. El tercero en discordia es Folco Lulli, que interpreta a Luigi, el amigo de siempre de Mario, que se verá desplazado por la presencia del nuevo amigo de este. Peter van Eyck interpreta a Bimba, el cuarto miembro elegido para el duro transporte. Como punto negativo claro está la pobre actuación de Véra Clouzot en el papel de Linda, cuyo trabajo desentona y mucho. La única explicación que encuentro, siendo un tanto mal pensado, es que al poco tiempo llegó a ser la esposa del realizador francés, cosas de la vida.

Conclusión: El salario del miedo, cuyo título original fue Le salaire de la peur, representa uno de los mejores títulos que nos ha dejado el cine francés en toda su historia. Resulta realmente satisfactorio encontrar una película llena de acción, intriga y una potencia descomunal, de una calidad como la que nos ocupa, que no da de lado en ningún momento el desarrollo de personajes y unos diálogos a la altura de las grandes obras de la historia, por lo que recomiendo encarecidamente su visionado, ya que la pongo siempre como ejemplo de que hacer cine de aventuras repleto de acción e intriga no necesita de grandes derroches económicos ni sobredosis de efectos especiales para funcionar a las mil maravillas. CINE con mayúsculas que no ha perdido un ápice de fuerza con el paso de los años. Sean felices, que no es poco.


salaire de la peur, salario del miedo,H.G. Clouzot

Fuentes consultadas: Filmaffinity, Imdb, Wikipedia y Youtube

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...