martes, 4 de noviembre de 2014

La herencia del viento - Stanley Kramer (1960)

herencia, viento, Krame* Título original - Inherit the Wind
* Año - 1960
* Duración - 127 min.
* País - Estados Unidos
* Director - Stanley Kramer
* Guión - Harold Jacob Smith y Ned Young adaptando una obra de teatro de Jerome Lawrence y Robert E. Lee
* Música - Ernest Gold
* Fotografía - Ernest Laszlo
* Montaje - Frederic Knudtson
* Producción - Stanley Kramer
* Productora - United Artists / Stanley Kramer Productions
* Género - Drama
* Reparto - Spencer Tracy, Fredric March, Gene Kelly, Dick York, Claude Akins, Florence Eldridge, Donna Anderson, Noah Berry Jr., Harry Morgan


El siempre comprometido Stanley Kramer produjo y dirigió esta adaptación de la obra de teatro 'Inherit the Wind' de Jerome Lawrence y Robert E. Lee. Un aparente duelo entre los defensores de la iglesia y los de la ciencia, que en realidad es un alegato a favor del libre pensamiento y en contra todo tipo de fanatismo. Un drama judicial con grandes interpretaciones donde los diálogos son el verdadero protagonista.

herencia, viento, Krame

Sinopsis: Un joven profesor (Dick York) es detenido delante de sus alumnos por enseñar en clase la teoría de la evolución de Charles Darwin, algo impensable en un estado en el que la palabra de Dios es la única teoría admitida sobre el origen humano según sus leyes. El líder ultraconservador Matthew Harrison Brady (Fredric March) se ofrrecerá rapidamente para ejercer la acusación, mientras que el abogado defensor Henry Drummond (Spencer Tracy) será contratado por un periódico sensacionalista para ejercer su defensa.

El director: Stanley Kramer creció respirando cine por los cuatro costados. Su tío, Earl Kramer, trabajó en la distribución de películas en la Universal Pictures y su madre era secretaria de la Paramount Pictures. Tenía pensado estudiar derecho cuando se le ofreció trabajo en el departamento de elaboración de guiones de la 20th Century Fox. Comenzó como ayudante de producción, hasta que después de la guerra creó una productora independiente llamada Screen Plays Inc., con la que produjo varios trabajos como 'So This Is New York' (1948), 'El ídolo de barro' (1949), protagonizada por Kirk Douglas o 'Cyrano de Bergerac' (1950).

herencia, viento, KrameSu último trabajo independiente de la época fue la magistral 'Solo ante el peligro' (1952), un western dirigido por Fred Zinnemann que recibió 4 Oscars. Poco antes comenzó a trabajar de productor con Columbia Pictures, una etapa con mas pena que gloria donde solo destacó su ultimo trabajo, 'El motín del Caine' (1954). Fue entonces cuando crea una nueva productora y comienza a producir y dirigir el mismo, dejándonos títulos como 'No serás un extraño' (1955), 'Orgullo y pasión' (1957), 'Fugitivos' (1958), 'La hora final' (1959), ¿Vencedores o vencidos? (1961), 'El mundo está loco, loco, loco' (1963), 'Adivina quién viene esta noche' (1967) o 'El secreto de Santa Victoria' (1969), entre otras.

En los últimos años en activo nos dejó varios trabajos: 'Bendice a los animales y a los niños' (1971), 'Oklahoma, año 10' (1973), 'De presidio a primera página' (1977) y 'Más allá del amor' (1979), su último trabajo. Aunque Kramer era conocido en todo Hollywood por sus ideas liberales, nunca fue incluido en la lista negra, por motivos que desconozco. Existe una biografía suya escrita por el mismo y titulada 'A Mad Mad Mad Mad World: A Life in Hollywood'. Falleció el 19 de febrero de 2001 en Los Ángeles.

La película: Antes de nada quiero advertir a los que no hayan visto este trabajo que es lo que ofrece 'La herencia del viento' y que no. Estamos ante un drama judicial con todas las letras, basándose en su totalidad en un juicio a un profesor por intentar enseñar la teoría de la evolución. Su duración es de dos horas largas y carece de todo lo que no tenga que ver con los diálogos, con el don de la palabra. Me refiero a que no estamos ante un caso de asesinato, ni encontrarás discusiones subidas de tono tipo debate de reality show. Como dice una canción de Amaral, "tan solo palabras", así que si no eres de los que gustan de un buen debate a la antigua usanza, en el que se intenta convencer a los oyentes con argumentos de todo tipo, busca en otro sitio porque te aburrirás de lo lindo.

Dicho esto, y en relación con el tema principal en el que se basa la película, he de confesarles que en mi infancia recibí una educación cristiana, mas que en mi casa, donde me enseñaron buenos valores sin imponerme ningún tipo de ideas, en mi educación primaria, que realicé en un colegio privado muy relacionado con ella, aún no siendo un colegio religioso en el sentido estricto de la palabra. Pues bien, tras haberla disfrutado, he de decir que soy una persona que, siempre respetando las ideas y creencias de los demás, me considero un hombre de ciencia, siendo mis creencias religiosas prácticamente nulas. Yo creo en lo que veo o es demostrable científicamente, no parándome a valorar lo que desconozco o de lo que no tengo pruebas.

Y se preguntarán a que son debidas tales explicaciones, pues muy sencillo, he podido leer varias críticas en las que se reprocha al director la imagen que da de la iglesia católica en la película, cuando en mi opinión creo que no se ha entendido lo que desea expresar. Su intención no es otra que denunciar todo tipo de fanatismo, lo que ocurre es que la acción se desarrolla en una comunidad con leyes estrictas basadas en una fe que no respeta otro tipo de creencias. Eso es lo que quiere denunciar, la falta de respeto hacia otras formas de pensar, ni mas ni menos. Quienes se sientan aludidos o crean que puede resultar exagerado deberían de intentar conocer algo mas la historia, ya que este tipo de fanatismo no es exclusivo de dicha fe, sino que es extrapolable a cualquier doctrina, sea religiosa o no, y no creo siquiera que se esté exagerando. De hecho, tras ver su final, deja suficientemente claro que no intenta adoctrinar en un sentido ni en otro, sino mas bien fomentar el respeto entre diferentes puntos de vista. Eso es lo que he visto yo en ella.

herencia, viento, Krame

Lo que mas destaca en 'La herencia del viento' es su magnífico guión, en el que se respira su origen teatral en todo momento. Me resultaría imposible destacar una o dos frases de entre las demás, porque la riqueza de sus diálogos es enorme y constante durante todo el metraje. Me sorprendo de vez en cuando recordando alguna de ellas, no ya solo por lo que dicen, sino por lo que te hacen pensar. Es algo que a mi me enamora en una película y de esta he salido prendado. Es por ello por lo que he comenzado advirtiendo de que si no es de tu agrado, no malgastes dos horas de tu tiempo.La dirección de Kramer es muy acertada, debiendo resultar extremadamente difícil hacerlo en un trabajo que, salvo un par de exteriores, una escena en un porche (magistral por cierto) y un par de ellas en el hotel, se desarrolla íntegramente en la sala donde se desarrolla el juicio.

El resto de aspectos técnicos no destacan ni desentonan en exceso. Su fotografía es correcta y muy sobria, su banda sonora se limita a un par de temas de la cultura popular de la época y el montaje resulta igualmente adecuado, sin necesitar de ningún tipo de fuegos de artificio. En cuanto al reparto, destacar como no podría ser de otra manera al Señor Spencer Tracy, aunque quizás en este aspecto no pueda ser muy parcial porque es uno de mis actores favoritos de todos los tiempos. En el bando opuesto tenemos a Fredric March, que realiza un buen trabajo aunque con algún que otro altibajo. El papel que realiza Gene Kelly, dando vida a un periodista con pocos escrúpulos, se aleja mucho de sus registros habituales y no brilla en exceso. Destacan también dos nombres muy conocidos para los mas veteranos por su paso por televisión, Claude Akins que interpreta al pastor y que recordareis por la serie 'Sheriff Lobo', y Dick York en el papel del profesor acusado y que interpretó durante mas de una década al sumiso esposo y yerno en la serie 'Embrujada'.

Conclusión: 'La herencia del viento' es uno de esos trabajos que deberían ser obligatorios para todos, no ya por el tema que trata en si, sino por la riqueza lingüística que atesora, algo que en los tiempos en los que corren, dominados por los mensajes cortos con programas como WhatsApp, donde cada vez se escribe peor y se utilizan un menor número de palabras. Sus diálogos son además muy ingeniosos en muchas ocasiones y el tema que trata fundamental para avanzar hacia la igualdad. Si además te gustan los dramas judiciales y el cine clásico, no vayas a perdértela por nada del mundo. Un poco de cultura nunca está de mas.

Os dejo la película completa por si os apetece disfrutarla. Merece la pena hacerlo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...